This article was originally published by i-D UK.

carisma y valentía: amanda lepore es una leyenda (y puedes encontrarla en tinder)

Amanda Lepore es un icono. Un icono para la moda, la fotografía, los clubes nocturnos y el glamour. Es la princesa de plástico perfecta y la imagen incomparable de la identidad trans.

por Ben Reardon
|
20 Julio 2017, 7:00am

This article was originally published by i-D UK.

Música, actriz y veterana criatura de los clubes nocturnos, Amanda Lepore ha lanzado su propia gama de cosméticos, ha aparecido en vídeos de Elton John y Grace Jones, ha trabajado con la estilista de Sexo en Nueva York Patricia Field, es amiga de toda celebridad que se precie (incluyendo a Miley Cyrus, Pamela Anderson y Lady Gaga) y, por supuesto, se ha creado una muñeca a su imagen y semejanza.

Conocer a Amanda Lepore en persona es una experiencia bastante emocionante. Sentada tan cerca de mí que podría estirar el brazo y tocarla, tiene un aspecto tan perfecto como en sus icónicos retratos y es incluso más bella. Su belleza es tan exótica y como de otro mundo que parece haber llegado desde una galaxia muy, muy lejana. Así de mágica e hipnótica es. Operada al máximo y despampanante gracias a ello, habla con un encantador acento norteamericano en seductores susurros. Es coqueta, reservada y completamente cautivadora al mismo tiempo. Estar junto a ella en persona es como tomar un cóctel sofisticado, especialmente cuando su tamaño es tan delicado, diminuto y adorable, como de muñeca.

Lepore es un híbrido de mujer fatal, como si se hubieran unido la sensualidad de Jessica Rabbit, la sexualidad de Jayne Mansfield y la femenina forma de contonearse de Marilyn Monroe. Cuando se mueve ―aunque sea recorriendo un pasillo― sería capaz de hacer que Salomé dejara caer sus velos y que Calígula enrojeciera de envidia. Tiene un aspecto espléndido subida en sus Louboutins con un tacón de vértigo y llevando un trío de corpiño, braguita y corsé de Agent Provocateur, como si estuviera lista para hacer un striptease en cualquier momento, con su cintura de avispa como la de una Barbie. Sus flexibles y largos miembros están envueltos en encaje y diamantes, mientras que su peinado y su rostro están empolvados y lacados para que se mantengan en su sitio. No hay lugar para el error aquí y nada ―ni siquiera el más diminuto cabello― tiene permiso para flotar fuera de su lugar.

Amanda hizo la transición durante la adolescencia y encontró la fama bailando con los New York Club Kids de Michael Alig a lo largo de los 80 y principios de los 90, antes de entrar a formar parte del mundo de la moda gracias a fotógrafos como Terry Richardson, Steven Klein y David LaChapelle. Y ha sido su continua colaboración con LaChapelle la que ha sellado su imagen plástica/fantástica como leyenda por siempre jamás. Ya sea esnifando diamantes con una uña de manicura perfecta, azotando a Courtney Love en una escena BDSM al estilo Bettie Page, tatuándose la vagina, arrodillada como una mesa humana para el pizzero Marky Mark, o recreando los icónicos retratos de Elizabeth Taylor y Marilyn Monroe de Andy Warhol ―su trabajo juntos es crucial― se trata de un maestro produciendo sus mejores obras con su musa definitiva. Incluso la convirtió en un reloj coleccionable de Swatch.

Cuando nos preparamos para realizar la entrevista, Amanda se sienta en el borde de la cama del fotógrafo con la palabra CUNT (coño) formada por flores falsas en la pared encima de su cabeza. Su autobiografía Doll Parts ofrece un guiño a la clásica canción de Hole, lanza un beso cariñoso a su factura de cirugía plástica de más de un millón de euros y conforma una lectura obligada para cualquiera interesado en la contracultura. Ve a comprar un ejemplar. Ahora. La biblioteca está abierta. Leer es fundamental.

Amanda, tienes un aspecto sensacional.
Oh, muchas gracias.

Eres incluso más impresionante en la vida real que en las fotografías, ¿cómo consigues mantener tu figura y tu aspecto?
Trabajo mucho en ello, hago entrenamiento de corsé, hago yoga y voy al gimnasio. Trabajo muy duro. 

¿Has volado hasta Londres para el Orgullo?
Llegamos ayer por la noche, estoy un poco cansada, pero estoy bien. Llegamos para el concierto de esta noche, voy a hacer una actuación de 20 minutos, cinco o seis canciones. ¡Estoy muy emocionada!

¿Te has fijado en cómo ha cambiado el Orgullo a lo largo de los años?
Se ha vuelto más divertido, antes era más conservador, pero actualmente va más gente. Las fiestas son siempre salvajes durante el Orgullo, pero el desfile en sí es diferente en cada ciudad. En Nueva York es enorme, el de Los Ángeles es bastante corto, es gigantesco en Australia y en Canadá es muy, muy grande. Esta noche seguirá la fiesta hasta muy tarde, yo salgo a eso de las 2 y media de la madrugada. No he estado en el club, pero creo que es una fiesta realmente grande.

Formaste parte de la escena de los Club Kids con Michael Alig, ¿cuáles son tus recuerdos de aquella época? ¿Sigues estando en contacto con Michael?
Tengo muy buenos recuerdos de aquellos días, mucha gente con la que me encuentro siempre me lo recuerda y menciona aquellos tiempos tan divertidos. No mantengo contacto con Michael y, aunque ha estado en algunas de las fiestas que he ofrecido en Nueva York, no nos hemos juntado.

Hoy te van a fotografiar con Harry Charlesworth y That Girl Sussi, ¿cómo es haber sido una club kid original y pasar a llevar los looks más destacados de la actualidad?
¡Me encanta! Por eso lo hago... me encanta que me vistan, me encanta estar rodeada de gente y la autoexpresión y la creatividad, lo aprecio todo muchísimo. Personalmente, me resulta realmente creativo y emocionante. Me encanta que la gente se exprese. Viajo mucho y últimamente veo un montón de creatividad, veo a los jóvenes experimentando y no solamente los club kids, sino también las drag queens. Supongo que es por el programa RuPaul: Reinas del Drag, por supuesto.

¿En qué has notado la repercusión de ese programa en particular?
Bueno, las drags eran muy populares a principios de los 90, después no se vieron muchas drag queens durante años y siempre era una persona tirando a mayor. Ahora parece que hay toneladas de jóvenes desarrollando su autoexpresión para ser drags. Supongo que cuando salió Lady Gaga, siempre con un look extremo, eso también inspiró a la gente.

¿Tienes relación con Lady Gaga?
Sí, actué en la fiesta de presentación de su disco, es genial. La adoro. Me ha invitado a salir unas cuantas veces, es realmente dulce y muy creativa. Y siempre me asombra su voz y adoro su música, es una artista increíble, me gusta muchísimo.

¿La viste en RuPaul: Reinas del Drag? Estuvo fantástica.
Sí, ¿verdad? Podías ver cuánto ha inspirado a la gente a ser ella misma, ¡todas las concursantes estaban llorando porque probablemente fue ella quien las inspiró para convertirse en drags!

Recientemente participaste en "I Wish I Were Amanda Lepore" con Sharon Needles, ganadora de Reinas del Drag, ¿cómo surgió esa colaboración?
Sharon Needles era muy fan mía y cuando ganó Reinas del Drag invirtió parte de sus ganancias en crear un álbum completo. Escribió la canción "I Wish I was Amanda Lepore" (Ojalá yo fuera Amanda Lepore) porque cuando era pequeña solía desear ser yo. (Risas).

¿Quiénes son tus concursantes favoritas de esta última temporada de Reinas del Drag?
Me gustaba Trinity the Tuck, tiene ese aspecto de glamour que me gusta, pero también me gusta la ganadora Sasha Velour, porque es más individual y tiene más sentido de la moda.

¿Qué te pareció Valentina?
También me gustaba, creo que como lo estaba ganando todo no ensayó para el play back pensando que no quedaría entre las dos últimas, ¿verdad? (Risas). Lo estaba haciendo muy bien y es muy guapa. Me encantó su look de Madonna desnuda, fue realmente bonito.

Eres una embajadora fantástica para las personas trans, ¿cómo crees que has ayudado a esta comunidad?
Creo que, desde luego, ahora es mucho más visible y más accesible. Espero haber contribuido y programas como RuPaul: Reinas del Drag ayudan a educar a la gente. Quiero que los padres puedan comprender a sus hijos si están pasando por esto y ayudar a sus hijos a ser ellos mismos y apoyarles. Hacer la transición es algo realmente duro de por sí y se me rompe el corazón cuando veo a alguien que tiene que recorrer ese camino totalmente solo. Incluso cuando cuentas con apoyo resulta difícil, así que espero que la gente lo tenga más fácil en la actualidad.

¿Qué opinión te merece Caitlyn Jenner, crees que su visibilidad ha ayudado a la aceptación mainstream de las personas trans?
No lo sé. Creo que lo ha estropeado todo apoyando a Trump. Detuvo la ley para lavabos de género neutro que Obama impulsó. En realidad no creo que haya sido de ninguna ayuda. La gente odia a Trump. Nosotras cuidamos de nosotras mismas y nos apoyamos, eso es lo que ha conseguido que nuestra comunidad sea más fuerte.

¿Y qué opinas de Hari Nef?
Es fantástica, especialmente para las personas que piensan en sí mismas como individuos y no quieren que se les etiquete, es diferente de la mayoría de transexuales visibles. También ha ayudado con la campaña de L'Oreal, siempre es positivo que la gente sea conocida por el gran público, porque así llega a los padres y ayuda a muchas personas a entendernos, así que todo eso me parece muy bien. Está consiguiendo que el debate llegue más lejos.

En los últimos años, la fluidez de género y el género no binario han entrado en nuestro vocabulario, una vez más traídos a la conciencia del mainstream por celebridades como Miley Cyrus. ¿Qué opinas sobre las etiquetas y hasta dónde crees que debemos y podemos ir a continuación?
En los 90 estuve rodeada de muchas personas de género fluido, pero no había un nombre o una etiqueta para designarlos. No se identificaban como de género fluido pero eso siempre ha estado ahí. Creo que es bueno que la gente pueda tener modelos a seguir y un nombre para ello. Hace como un año y medio ofrecí una conferencia en la universidad y aprendí todo lo que tiene que ver con que te etiqueten así, sin querer ser masculino ni femenina, identificándote como persona sin sexo, así que hacía mucho tiempo que conocía personas así, pero no supieron de la terminología hasta hace poco. Pero Miley es genial.

¿Sigues creando toda tu ropa? ¿Y cuánto tiempo te cuesta crear un look?
He conseguido que me cueste menos, pero consume mucho tiempo. Sin embargo, me gusta mucho, me relaja y me encantan los resultados. Me encanta llevar prendas glamurosas como estas. Esto es de Agent Provocateur, pero también diseño y personalizo otras cosas. Por ejemplo, hice que me hicieran estos guantes y después encontré el encaje y lo añadí. Voy mezclando cosas. En Nueva York trabajo con dos diseñadores diferentes y crean prendas para mí desde cero.

¿Cuántos conjuntos posees?
¡Toneladas! Vivo en una habitación de hotel, pero tiene techos muy altos, así que apilo las cosas en pequeñas cajas.

¿Alguna vez llevas lo mismo dos veces?
Oh, sí, me aferro a todo lo que me queda bien.

¿Cuál es tu look favorito de todos los que has llevado?
Mmmm.... bueno, muchos, la verdad. Me siento muy guapa cuando llevo ropa de color nude. He traído un bonito vestido de este color para el cambio de ropa en esta sesión de fotos. Me gustan las prendas nude que brillan, probablemente por el vestido que llevó Marilyn Monroe cuando cantó para el Presidente. Ese look siempre ha sido una gran influencia para mí, creo que esa fue una de las ocasiones en las ocasiones en las que más bella apareció, así que es algo que me atrae, ese es mi mayor secreto de moda.

¿Quiénes son tus héroes?
Marilyn, por supuesto, especialmente aquella noche con las pieles, pero me gustan muchas de las bombas sexuales de los 50: Jayne Mansfield, Diana Dors... Y me encanta Dita Von Teese, ¡alguien que no está muerta! (Risas).

Has trabajado con algunos fotógrafos increíbles a lo largo de los años y has creado imágenes realmente icónicas, en especial con David LaChapelle. ¿Cómo es el proceso de trabajo con David?
Es muy divertido, está muy comprometido con su visión, ¿sabes? Es realmente intenso. Tiene un diseñador de decorados y todo tiene que ser perfecto, exactamente como él lo imagina. Las sesiones de fotos son difíciles, a veces quiere que sienta dolor o que me sienta incómoda y entonces hace la foto. Siempre es muy difícil. La gente cree que sus decorados están hechos con Photoshop, pero todo está realmente ahí.

¿Cuándo fue la última vez que colaborasteis?
No hace mucho reinterpretamos los cuadros de Marilyn y Liz. Hicimos montones de ellos porque supuestamente Andy Warhol tenía un montón de hojas de contactos, así que David quería hacer todas esas fotografías hasta que estuviera completamente negra de tinta. En nuestra última colaboración yo interpreté a una showgirl en el paraíso, es una serie que saldrá este mismo año.

Me han dicho que estás en Tinder, ¿cómo te está yendo?
Me va realmente bien, trabajo en clubes gais todo el tiempo, así que no podría conocer a todos esos hombres de otro modo. Hace poco conocí a un tío en Roma y pronto vendrá a verme a Nueva York. Me encanta Tinder, ¡es genial! (Risas).

Amanda, ABSOLUTE, Cain Jennings, Wax Wings, That Girl Sussi y Harry Charlesworth

Amanda actuó en la fiesta oficial del Orgullo del WUT? CLUB x Milkshake en Londres.

Recomendados


Texto Ben Reardon 
Fotografía Louie Banks
Traducción Eva Cañada