lo que sucedió en los fashion awards 2016

Aspiración y logros fueron palabras claves anoche en los Fashion Awards 2016 en el Royal Albert Hall, donde los diseñadores jóvenes de Londres fueron aclamados junto con los grandes de la industria.

por Anders Christian Madsen
|
06 Diciembre 2016, 5:50pm

Vetements. Photography Willy Vanderperre. Fashion Director Alastair McKimm. The Futurewise Issue, no. 343, 2016.

Ya no existen más los British Fashion Awards, pues se transformaron en la ceremonia que de ahora en adelante será conocida simplemente como los Fashion Awards —con énfasis en los. Aún fue, sin duda, la joya en la corona del British Fashion Council, y una iniciativa con el propósito de recaudar fondos para la educación y promoción del talento emergente en la moda. Demna Gvasalia de Vetements, quien como era de esperar se llevó el premio a Marca Internacional Urbana de Lujo junto con su CEO y hermano Guram, hizo mención a los diseñadores optimistas de la industria, mientras Guram se lo dedicó a su joven estudio en París, quienes también estaban en Londres y los animaban desde un palco de arriba. Este año, los Fashion Awards fueron más grandes, elegantes y con invitados más prominentes que nunca, desde Anna Wintour a Marilyn Manson y todos los que van en medio. 

David Bailey, Bruce Weber y James Jagger, vía Observer.

Bruce Weber y Ralph Lauren fueron honrados con premios por sus logros. Este último notó cómo, "Me siento como si todavía tuviera 22, pero he estado casado por más de 52 años. He amado lo que he hecho y estoy emocionado por lo que viene", antes de que levantara la vista hacia los palcos y añadiera, "A las personas jóvenes en los balcones: este es el inicio de una nueva era". 

Fotografía Bruce Weber. The Beautiful Issue, no. 295, enero 2009

Debido a toda la pompa y circunstancia que enmarcan los Fashion Awards —e incluso si oficialmente ya no son británicos— Londres siempre será la capital del talento emergente de la moda, de los sueños de los diseñadores y la innovación. Había un espíritu por apoyar eso en el Royal Albert Hall, donde los premios se reubicaron este año, que resonó en el emocionante aplauso que recibió Molly Goddard cuando ganó el premio a Mejor Talento Emergente Británico. Completando el círculo de la celebración por los negocios jóvenes alrededor de la industria, Goddard agradeció a su publicista prolífica, Daisy Hoppen, quien es una jugadora poderosa, joven y trabajadora en la escena de la moda.

Jordan Kale Barrett, Molly Goddard y Alexa Chung, vía Observer.

Un aplauso parecido fue recibido por los miembros del club de la juventud de Londres, Craig Green y Simone Rocha cuando subieron al escenario para aceptar sus respectivos premios, Rocha hizo notar cómo su papá, John Rocha, ganó el mismo premio a Diseñador Británico de Womenswear hace 23 años. Ella, como muchos diseñadores en Londres, es el producto de un sistema británico de apoyo para diseñadores incomparable al de otras capitales de la moda, y uno que es muy importante mantener.

Molly Goddard. Photography Matteo Montanari. Styling Victoria Young. The Coming of Age Issue, no. 338, Pre-Fall 2015.

"Estoy feliz de estar aquí y no en Milán, el cual es un gran desorden", Franca Sozzani bromeó en su discurso de aceptación por el Premio Swarovski al Cambio Positivo, refiriéndose a la situación financiera actual en Italia. La editora de Vogue Italia ha trabajado sin parar por establecer esquemas similares a los de Londres en Milán —donde NewGen es el más perfilado de todo el grupo— por apoyar a los diseñadores emergentes italianos. No hace mucho tiempo, Alessandro Michele fue uno de ellos, trabajando callada y anónimamente en el equipo de diseño de Gucci, mientras el mundo de la moda era ajeno a aquella mente visionaria escondida en ese estudio. Cuando tomó las riendas de la poderosa casa italiana, se apresuró en aclamar a Londres como la ciudad que siempre lo había inspirado más.

Alessandro Michele y Jared Leto, vía Observer.

Este año, Michele ganó el premio a Diseñador de Accesorios presentado por el favorito de Gucci, Jared Leto, quien graciosamente presentó a su mejor amigo diseñador como "su futura ex-esposa, el semental italiano Alessandro Michele". La moda podría aprender una que otra cosa de Hollywood sobre ese tipo de bromas ligeras —cada que el comediante Jack Whitehall, quién fue anfitrión de los premios, decía un chiste sobre las personas formidables en el recinto, algunos casi parecían asustados de reírse.

Craig Green. Fotografía Alasdair McLellan. Director de Moda Alastair McKimm. The 35th Birthday Issue, no. 337, 2015

Jaden Smith argumentó que Hollywood podría aprender mucho de la moda, halagando a la industria por dar el premio a Nuevos Iconos de la Moda a "dos hermanos afroamericanos con rastas", el cual aceptó en nombre de su hermana Willow Smith y él mismo. "Deseo que otras industrias se comportaran de esa manera", dijo.

Gigi Hadid, vía Observer.

Gigi Hadid, quien tuvo como acompañante a una reina de la moda, su madre Yolanda Hadid de Real Housewives of Beverly Hills ("Me gusta divertirme pero no juego"), ganó el premio a Modelo del Año, y con lágrimas —en un discurso digno de la aceptación de un Óscar— expresó su gratitud por la industria al ver más allá de su belleza y reconocer su inteligencia. Los primeros Fashion Awards que no fueron británicos, por encima de todo fueron una celebración de la sangre joven, pero en los logros de vida también hay un recordatorio de todo el valor aspiracional sin el que la moda no podría vivir. "Prometo que nunca dejaré de soñar", dijo Alessandro Michele en su discurso, "porque la moda es un sueño hermoso y yo soy un soñador".

Jaden Smith, vía Observer.

Adwoa Aboah, vía Observer.

Credits


Texto Anders Christian Madsen
Todas las imágenes de alfombra roja Getty Images, vía Observer.

Tagged:
Jaden Smith
Gigi Hadid
Reino Unido
Molly Goddard
bruce weber
craig green
demna gvasalia
fashion awards 2016