5 consejos para aprender a comprar (buena) ropa de segunda mano

Paciencia, brillos y buen criterio: la reina del vintage Grace Corby nos habla de sus años de experiencia comprando lentejuelas, sedas y toda la ropa que te puedas llegar a imaginar.

por i-D Staff
|
19 Enero 2016, 4:55pm

Síguenos en Facebook para estar al día de todas las noticias de moda y cultura joven

Mi pasión por lo vintage empezó inocentemente durante mi adolescencia, cuando compraba en tiendas de oportunidades de segunda mano. Más tarde, me convertí en una experta cazando cosas en Internet, saltando de mercado en mercado y yendo de viaje al extranjero sin despegarme de Yelp en busca de tiendas de moda vintage. Por supuesto, luego me quejaba de lo que pesaba mi maleta y tenía que gastarme cientos de euros enviando paquetes a casa -incluso tuve que instalar un sistema de almacenamiento en una habitación que tenía libre-.

La locura por las prendas vintage se apoderó literalmente de mi vida hace cuatro años, cuando abrí mi propio escaparate online: Fluff es mi mejor obra. Admiro al tipo de chicas creativas con estilo único y adoro la ropa vintage, así que estoy encantada de poder abastecer a las primeras con lo segundo. A lo largo de los años he ido aprendiendo unas cuantas cosas sobre cómo comprar vintage de una forma muy especial y, además, siempre estoy dispuesta a compartir mis técnicas para dar con la prenda perfecta. Aquí van algunos consejos infalibles:

1. Ten una paciencia a prueba de absolutamente todo 
Se necesita una gran cantidad de tiempo para recorrer las 108 páginas web de lentejuelas en Etsy o para recorrer toda una tienda vintage pieza por pieza. Si estás dispuesto a meterte en ello de lleno, sé paciente y permanece alerta (incluso si las imágenes son increíblemente borrosas o la ropa está mal colgada y amontonada en un perchero). Si permaneces atento, es muy probable que logres encontrar una joya escondida.

2. Entrena el ojo
Busca cualquier cosa que brille y resulte interesante. Aprende a centrarte rápidamente en cosas como las lentejuelas, las sedas de dos tonos, el vinilo y los estampados llamativos. El concepto de calidad se ha visto dañado con la producción en masa, así que las prendas vintage son ahora tu mejor apuesta para conseguir prendas especiales de buena calidad. 

Al comprar, considera cosas como el brillo del lamé, el peso de la pedrería, la cantidad de cobertura con lentejuelas o la originalidad de un estampado. Para combatir esa estética del fast fashion que ves por todas partes compra prendas únicas que brillen y estén cargadas detalles.

3. Escoge un material fetiche
Para el verano, decántate por el tacto de la seda y el lino. El método de 'prueba y error' te enseñará qué telas son fáciles de lavar, envejecen bien y se deslizan sobre tu cuerpo. Para el invierno, las pieles suaves, la lana y la angora son mis materiales favoritos para para mantenerme caliente y cómoda. Utiliza tu agudeza visual para centrar la atención en esos materiales y luego, acarícialos y sigue adelante. 

¡Y nunca menosprecies un poliéster de calidad! Lo puedes encontrar en muchos acabados diferentes, no requiere muchos cuidados y es muy resistente. Al fin y al cabo, está hecho para usos científicos.

4. No pierdas nunca la inspiración
Mientras compras, tener imágenes frescas en tu mente siempre ayuda; ya sea de street style o del libro de un diseñador. A menudo encuentro prendas vintage que son muy similares a lo que ando buscando, y que coinciden con el fenómeno Baader-Meinhof: cuando aprendes una nueva palabra, luego empiezas a verla por todas partes. 

Esto significa que tu atención se centra de forma selectiva en ciertos estilos y utilizas tu visión 'túnel' de forma inconsciente para ir directo hacia ellos. Visualiza las prendas y se materializarán.

5. Abre tu mente y arriésgate
¿Demasiado raro? ¿Demasiado ochentas? ¿Pasado de moda? Estas preguntas no son muy constructivas. Mis prendas favoritas son aquellas que hacen que me pregunte: "¿Es un vestido o un pantalón?" "¿Qué hacen aquí estos tirantes largos?" "¿Es esto el agujero para el cuello?" "¿Y si me lo pusiera del revés?". Experimentar y reimaginar forma parte de la diversión.

www.fluff-shop.com

Recomendados


Texto Grace Corby
Fotografía Chloe Nour
Ilustración Carla Uriarte
Maquillaje Constance Bowle
Modelo Serena Amirante de London Mgt.Toda la ropa de Fluff Shop