Hilas y las ninfas, 1896 víaWikimedia

¿es censurar el arte una solución válida?

Recientemente, la Manchester Art Gallery retiró de su exposición el cuadro de 1896 'Hilas y las ninfas', de JW Waterhouse. Aproximadamente tres minutos más tarde se desató el infierno.

por Matthew Whitehouse; traducido por Eva Cañada
|
feb. 15 2018, 9:46am

Hilas y las ninfas, 1896 víaWikimedia

Están pasando muchas cosas en el mundo del arte estas semanas. El pasado 7 de febrero, la Manchester Art Gallery anunció su decisión de retirar de sus muros el cuadro de JW Waterhouse, de 120 años de antigüedad, Hilas y las ninfas, para "invitar al debate" como parte de un proyecto de la artista contemporánea Sonia Boyce.

La indignación no tardó en llegar. La gente se mordía los puños. Jonathan Jones probablemente se pasó varios días dentro de una habitación oscura, meciéndose atrás y adelante y musitando cosas ininteligibles sobre fascismo cultural y corrección política llevada al extremo.

Y habría tenido motivos para ello. Podía aducirse que cualquier forma de censura es una afrenta a la libre expresión. El arte tiene como fin ser desafiante, exasperante, algo que invite a la reflexión. No todo pueden ser acuarelas y Jack Vettriano. Eso sería como vivir en la sala de espera de un dentista.

Sea como fuere, la Manchester Art Gallery cambió su decisión rápidamente. En una declaración, que puede disfrutarse a un nivel infinitamente superior si se lee con la voz del personaje de dibujos animados Daria, dijo: “Tras la fantástica respuesta ante su retirada temporal [!], la obra maestra prerrafaelita de Waterhouse, Hilas y las ninfas, volverá a estar en exposición en la Manchester Art Gallery a partir de mañana, sábado 3 de febrero”.

Brillante. Buen trabajo, chicos. Ahora podemos regresar al importante tema de qué es lo que está sucediendo exactamente debajo de la infame pelambrera de Donald Trump.

Pero espera un segundo. Puede que la decisión de retirar la obra prerrafaelita haya sido un poco radical, está claro, ¿pero no suscitó algunas cuestiones interesantes? Sobre, ya sabes, las anticuadas fantasías victorianas de ninfas con el pecho descubierto y cómo quizá el arte podría hablarnos de un modo más contemporáneo y pertinente.

Ya ves, el arte no es o blanco o negro (a menos que seas Bridget Riley, ¡yuju!). Las piezas que hoy en día son consideradas obras maestras están basadas en narrativas que podrían no ser aceptables dentro de 100 años. No está de más que al menos intentemos sacar el tema, como lo estamos haciendo en lo que respecta a la moda, a la música o al cine, donde los hombres que anteriormente eran considerados visionarios podrían haberse estado beneficiando de un sistema que otorga más valor a determinadas obras a costa de la exclusión de otras.

Nadie quiere que las ninfas desnudas de Waterhouse sean destruidas, por el amor de dios. ¡No es Banksy! El supuesto objetivo de la retirada del cuadro era desencadenar un debate sobre el contexto en que debería presentarse a su regreso. Trataba sobre el hecho de que la gente tenga una opinión sobre lo que desea ver en una galería de arte. Suprimir o prohibir esas voces sería una forma de... A ver, ¿cuál era la palabra?

Este artículo fue publicado originalmente en i-D UK.