¿qué fue de los chicos de 'loewe oro'?

Tres años después de que la firma española lanzara su campaña más viral, la más amada y odiada de su historia, en i-D hemos hablado con los chicos y chicas que revolucionaron Internet sobre su experiencia junto a Luis Venegas y la vida después del...

|
jul. 16 2015, 8:50am

Fotografía Daniel Riera​

Síguenos en Facebook para estar al día de todas las noticias de moda y cultura joven

En marzo de 2012, una campaña de publicidad revolucionó las redes sociales. Sin llevar a cabo una investigación muy exhaustiva no es demasiado arriesgado afirmar que aquel vídeo fue uno de los más comentados del año. Se trata de la obra maestra de la viralización firmada por la dirección creativa Luis Venegas y la realización de Daniel Riera para la colección de bolsos 'Loewe Oro', protagonizada por 12 jóvenes residentes en Madrid (Sita AbellánJosep XortoCarlos SáezLorena PrainHelena y Lucía Cuesta, María Rosenfeldt, Víctor Vergara, Martín Rivas, María Forqué, Andrea Ferrer y Antonio Mingot) que hablaban de la vida y de lo que la marca de lujo significaba para ellos.

El público se quedó estupefacto: el nombre de la marca se convirtió en 'trending topic' en apenas un par de horas; expertos y pretendidos no perdieron ni un minuto en predecir la ruina de la marca para siempre; las parodias del vídeo surgieron casi de inmediato en Youtube (y hubo algunas que fueron auténticas genialidades) y los medios de comunicación convirtieron en noticia todo aquel batiburrillo de reacciones.

La firma se negó a dar declaraciones, pero mientras tanto los bolsos volaban de las tiendas. A día de hoy es complicado entender si todo aquello fue a propósito, un ejercido de intelectualidad elevada o nada más que un anuncio de una marca de lujo al que el público intentó darle una profundidad que no tenía ni pretendía tener.

Tres años después, el apocalipsis que se vaticinaba aún está por llegar. El grupo LVMH (al que pertenece Loewe y que puso a Jonathan Anderson al frente de la firma) cerró el último cuatrimestre del 2014 con un crecimiento del 10% de sus marcas. Luis Venegas recuerda aquellos días en los que se lanzó la campaña como divertidos y afirma que "está muy contento de haber participado en una campaña tan bonita y de tanto éxito". 

Fotografía Daniel Riera

Actualmente sigue trabajando como creador creativo freelance para diversas marcas [entre ellas Loewe] y opina que aunque todo el ruido que se creó durante aquellos días pudo ser agobiante para algunos de los protagonistas, al final acabó ayudándoles profesionalmente: "Casi todos los chicos y chicas que salieron en el video ahora están haciendo cosas muy interesantes; han seguido creciendo profesionalmente y han pasado de ser desconocidos a tener cierta notoriedad pública".

Por ejemplo, cuando la campaña salió a la luz, Josep Xortó era músico y pinchaba en varios clubs de Barcelona. Ahora trabaja bajo el nombre de Josep, Stand Up Against Heart Crime y Critters; forma parte del colectivo GLOVE PARTY,  participa en sesiones de dj y realiza grabaciones sueltas para publicidad y demás. 

Lo que más le molestó de las reacciones que surgieron en aquel momento fue que "la prensa escrita que, en principio, debería ser seria como La Vanguardia o El País se unieran al carro tachándole de niño de papá" y nos cuenta: "Me incluyeron así en un grupo social determinado sin saber nada de nada. La gente que me conoce sabe que vengo de una familia bastante humilde, de campesinos y carpinteros y además la mitad ya está muerta y enterrada. Todo lo que tengo me lo he tenido que ganar solo y nadie me ha regalado nada, como muchos de los personajes del vídeo".

Imagen vía @josepxorto_

Sita Abellán estaba empezando la carrera de Publicidad y Relaciones Públicas y dando sus primeros pasos como modelo en España. Ahora: "He terminado mi carrera y viajo por todo el mundo trabajando como modelo y DJ". Acaba de salir en el último videoclip de Rihanna y no se toma demasiado en serio lo que ocurrió con la campaña: "Yo pensaba: 'Es un simple anuncio. ¿Qué más da lo que digan?". 

Imagen vía @sitabellan

El artista digital Carlos Sáez tiene un recuerdo parecido al de Sita: "Recuerdo que no podía parar de reír. Hablaba mucho con Luis Venegas. Nos contábamos las cosas divertidas que nos pasaban a raíz de la campaña. Deseaba que no acabaran nunca esos días".

Imagen vía @hellocarlossaez

Víctor Vergara es una de las voces divergentes. En 2012 acababa de terminar el grado de moda en IED Madrid y ahora se ha graduado en el curso de Imagen de Moda en el mismo centro de estudios. Para él, la primera reacción fue de miedo y de rabia: "Al fin y al cabo, nos habían tomado el pelo. Habían editado el vídeo como les había dado la gana. Todos sabemos que cualquier frase fuera de contexto pierde su sentido y puede hacer parecer estúpida incluso a la persona más inteligente". Aunque también asegura que "Luis Venegas y Daniel Riera son dos grandes artistas y que piensa que detrás había un gran concepto y un trabajo muy guay".

Imagen vía @_victorvergara

Lucía y Helena Cuesta fueron unas de las más señaladas por el dedo social por su condición de sobrinas de la cantante Ana Belén. "Nos sentimos sobrepasadas porque pasamos de ser unas desconocidas a ser unos personajillos de Internet, nos reconocían por todas partes y siempre se oía una risita al final", confiesan. En aquel momento habían terminado sus estudios en moda y ahora mismo trabajan en su propia marca de joyería, Them Bones Jewelry

Imagen vía @luciacuesta_

María Rosenfeldt tiene dos puntos en común con las gemelas Cuesta: tiene su propia marca, Heridadegato, y es familiar de un personaje público. En este caso, de la fotógrafa Ouka Leele, su madre. En 2012 estaba terminando su carrera y comenta que le dio mucha pena todo el odio y la rabia que había suscitado la campaña, pero también se acuerda de lo divertidos que eran todas las parodias del anuncio. "¡Hay verdaderas obras de arte!", dice.

Imagen vía @mariarosenfeldt

Faltan algunos de los participantes como el actor Martín Rivas que, según su representante, "no tiene tiempo de respirar ya que se encuentra siempre de viaje y los pocos días que está en España está trabajando a tiempo completo en una nueva serie", María Forqué -que amablemente prefirió no participar- o Andrea Ferrer (editora de la revista Ponytale), Lorena Prain (artista plástica) y Antonio Mingot (fotógrafo).

Imagen vía @mariaforquex

Todos los entrevistados que aparecen en este artículo coinciden al contestar que sí a la pregunta de si volverían a hacerlo. María Rosenfeldt solo dudaría al tratarse de una publicidad sobre artículos de piel, ya que actualmente es vegana. Víctor duda un poco, pero explica: "En el fondo fue muy divertido y es una anécdota para contar de por vida. Posiblemente sí, pero me prepararía mejor para ello...". Carlos, Lucía, Helena, Josep y Sita responden afirmativamente sin ninguna duda porque, como confiesa la última: "¿Por qué no? Yo pasé un buen rato".

No te pierdas:
*Loewe se hace moderna
*10 años de publicaciones independientes con Luis Venegas

Recomendados


Texto Carmen López
Fotografía Daniel Riera