'most beautiful island' narra la turbulenta historia de una española en nueva york

Entrevistamos a la actriz y directora madrileña afincada en la Gran Manzana, ciudad que cobra pleno protagonismo en su ópera prima 'Most Beautiful Island', ganadora a la mejor película en el último SXSW.

por Marc Muñoz
|
26 Mayo 2017, 7:45am

Fotograma 'Most beautiful island'

Al igual que el personaje que interpreta en su primera película como directora, Ana Asensio no tuvo una llegada rodada en la ciudad que nunca duerme cuando aterrizó cuatro días antes del fatídico 11-S. Llegó con la intención de aprender inglés y estudiar interpretación, pero concluidos los estudios, y tras lograr ciertos objetivos, decidió quedarse al enamorarse de un chico. Sin embargo, durante el tiempo que su visado de estudiante expiró, y mientras esperaba un nuevo visado de trabajo prometido por una agencia de modelos, tuvo que aceptar trabajos de toda índole, algunos indeseables, otros descorazonadores y hasta uno un tanto peligroso.

Conjunto de experiencias (junto a las de conocidos y amigos, más un plus de imaginación) que alimentan el esqueleto narrativo de Most Beautiful Island, una película de bajo presupuesto que sigue los pasos de una joven española en ese Nueva York hostil y subterráneo en el que tantas mujeres (y hombres) anónimas tratan de darle la vuelta a la difícil situación de precariedad con la que llegan, anhelando un sueño americano convertido en un traicionero espejismo.

Tras volcarse en la película en cuerpo y alma durante dos años, los primeros frutos los recogió en el pasado SXSW, donde se convirtió en la primera española en recoger el máximo galardón del influyente festival independiente. Alejada ya de esas situaciones que retrata la película, al cuidado de un hijo y viviendo en Park Slope, Ana refleja una sonrisa en la mayor parte de la entrevista que deja entrever que pasa por un buen momento en lo personal y profesional.

Tu película arranca con un "basado en hechos reales". ¿Te basaste en una experiencia propia o ajena?
Realmente está inspirado a partir de historias de personas que conozco y de mi propia experiencia durante una etapa de transición de mi vida en la que no tenía los papeles en regla, me hallé en una situación vulnerable y tuve que aceptar todo tipo de trabajos en Craigslist para poder hacer múltiples faenas a lo largo del día y poder pagar así mi alquiler. Con ese material procedente de mi propia experiencia es con lo que me inspiré para hacer la película y crear el personaje central.

¿Me imagino que nunca aceptase un trabajo tan arriesgado como el que centra buena parte del metraje?
No, pero sí que tuve una experiencia parecida a la que planteo en la película. En una ocasión un mujer me ofreció un trabajo en una fiesta de Halloween. Algo muy sencillo aparentemente, pero cuando llegué al sitio no era lo que ella me había contado por teléfono... Me vi atrapada en un lugar ilegal del que no me permitían salir. Esas horas para mi fueron eternas, mi vulnerabilidad y el miedo que pasé son parte de los hechos que me inspiraron para escribir Most Beautiful Island.

La película retrata la pesadilla de una inmigrante española en la gran manzana. Creo que tu trabajo, en su doble faceta, captura muy bien esos abismos que crea la ciudad al recién llegado bajo una situación precaria. ¿En qué te inspiraste para retratar esa parte hostil, y en tu caso, oscura y retorcida de la ciudad?
Yo me mudé a la ciudad muy joven, y recuerdo cómo la ciudad y las experiencias me impactaron: los olores, su energía, la gente, elementos que quería reflejar en la obra. Quería tener por un lado una historia muy real, muy viva, grabada con cámara en mano, escenas improvisados con gente de la calle, y por otro lado, esa parte, que cuando no sabemos lo que se esconde detrás de una realidad, tendemos a imaginarnos lo peor, y de algún modo, creo que eso desembocó en los elementos de thriller que he incorporado en la historia con la intención de elevar la tensión.

¿Qué te empujó a dar el salto de actriz a directora?
En los últimos años decidí que quería tener algo más de control sobre mi carrera, y la única manera era crear mi propio trabajo, así que empecé a hacer mis One Woman Shows. Unos espectáculos en que trabajaba como productora y como actriz pero siempre tenía un director por encima. Así que opté por lanzarme con mi propio proyecto como directora mediante esta historia, y tener así pleno control del proceso creativo.

¿Cúal fue la mayor dificultad en compaginar la dirección del filme con el rol principal como actriz?
El poco tiempo que tuve para dedicarme a mi misma como actriz. Es decir, di prioridad a mi faceta como directora porque había mucho de lo que hacerse cargo, entre otras cosas, la dirección de los otros actores. Pero no porque considerase menos importante esa labor, sino porque todo lo otro era tan necesario y había tan poco tiempo que tuve que optar por eso.

¿Cuán difícil fue tirar adelante el proyecto, teniendo en cuenta además el hecho de ser una directora novel, mujer e inmigrante?
El proyecto me ha llevado seis años de mi vida. Mucho tiempo dedicado a perfeccionar el guion, pero también hubo altibajos con productoras involucradas y que luego se desvincularon. El hecho de que fuera mi primera película era un handicap con el que contaba desde el principio, principalmente porque no podía mostrar ninguna obra previa. Lo de ser mujer me imagino que tampoco habrá facilitado el proceso, pero si te soy sincera, no he sido muy consciente de ello. Y el no ser de aquí, el ser extranjera, también influyó en que todo costase más a la hora de convencer a la gente.

Fotograma de 'Most beautiful island'

Aunque hay películas con una temática pareja, la tuya está muy perfilada por la estética propia de década de los setenta, hay momentos incluso que parece asomar la sombra de Roman Polanski, aunque también me recordó a un film más contemporáneo como Hungry Hearts. ¿Puedes contar cómo fue todo ese proceso de cincelar la estética del film? ¿Qué tipo de textura buscaste y qué te inspiró para construir esa atmósfera turbia y amenazante?
Una de mis grandes inspiraciones es el cine de John Cassavetes. Y la imagen que quería de Nueva York es el que he visto reflejado en las cintas de los años 70, con esos colores vivos y ese grano. Desde el principio tuve claro que para lograr esa apariencia tenía que filmar en Super 16. Y la otra intención que busqué es que tuviera ese realismo, ese efecto casi de documental, así que filmé todo en cámara en mano. Fueron unas apuestas estéticas que tenía claras desde la escritura del guión porque quería hacer una obra realista pero no quería ese tono digital que lo convierte en algo tan hiperrealista que prácticamente te aleja de la historia como espectador, consiguiendo casi el efecto contrario. Mientras que si mantienes ese tono cinematográfico creo que, de alguna manera, llega mejor al público.

Pese a haber ganado el principal galardón en un festival de cine independiente de la categoría del SXSW tengo la sensación de que la película y tu trabajo ha sido ignorados por la prensa española, ¿estás de acuerdo? ¿Por qué crees que ha sido?
Una amiga mía vive en Manchester y ella se enteró de que había ganado en el SXSW antes que la gente que vive en España. Es curioso ver cómo en otros países valoran este tipo de logros más que en tu propio país, en este caso España . No sabría decirte el motivo, pero hace poco hablaba con la actriz Laia Costa, a quien le ocurrió algo parecido tras hacer historia en el cine alemán al ser la primera actriz española en ganar un Lola, y sin embargo, casi no se sabe nada de ella en España cuando aquí no para de trabajar. Sorprende y extraña la verdad, porque aquí todos los medios gordos se interesaron por mi obra.

¿Cuál será tu siguiente proyecto?
Estoy escribiendo otra historia que tiene lugar en Nueva York, en este caso un thriller psicológico alrededor de una mujer que es secuestrada y liberada, y todo el trauma transformador de esa experiencia.

'Most beautiful island' todavía no tiene fecha de estreno en España. 

Recomendados


Texto Marc Muñoz 

Tagged:
sxsw
Cultură
ana asensio
most beautiful island