Publicidad

arco 2017: qué ver en la feria de arte más importante de españa

Analizamos algunas de las propuestas más interesantes de esta última edición.

por Araceli Martín
|
24 Febrero 2017, 10:23am

Y ya van 36 ediciones de ARCO Madrid, la feria internacional de arte contemporáneo. Con un total de 200 galerías y Argentina como país invitado —donde encontramos un total 12 galerías seleccionadas por Inés Katzenstein, directora-fundadora del Departamento de Arte de la Universidad Torcuato Di Tella en Buenos Aires—, esta nueva edición se muestra, en general, muy 'light'.

Aún se recuerda aquellos años en los que lo provocativo reinaba los pasillos de los pabellones de Ifema, pero ¿es que acaso el arte necesita provocar? Mi opinión es que no, en absoluto, pero sí debe provocar algún sentimiento en el espectador, para bien o para mal. Sin embargo, no puede dejarte indiferente. Para visitar ARCO, necesitas ir con la mente muy despierta y dispuesto a observar las miles de obras que conforman el espacio.

En esta edición se han olvidado de las nuevas tecnologías y las nuevas formas de expresión artísticas, centrándose sobre todo en la pintura, poca fotografía, algo de dibujo y escasa escultura. De entre los invitados por las galerías argentinas, cabe destacar a los siguientes:

Lucía Mara (Galería Jorge Mara)
Interesada en la fotografía de calle, arquitectura y la vida urbana, comienza una serie de fotos sobre las diferencias entre la vida urbana entre las costas del oeste y del este de Estados Unidos.

Lucía Mara. Imagen vía @jorgemaralaruche

Mauro Giaconi (Galería Nieves Fernández)
Desarrolla su trabajo en el campo del dibujo, expandiéndose hacia la escultura, la instalación y el vídeo partiendo de experiencias personales o políticas y aborda temas como la arquitectura, las fronteras, la opresión y el caos.

Fanny Sanín (Galería Leon Tovar)
Perteneciente a la segunda generación de artistas abstractos de Colombia, la artista es conocida por sus pinturas de formas geométricas abstractas y fuertes colores.

Fanny Sanín. Imagen vía @leontovargallery

En cuanto a los artistas internacionales de esta edición, nos quedamos con las obras de:

Rafael Grassi (Galería Nieves Fernández)
El suizo concilia un apego por la materia pictórica y un gusto por generar una ilusión de perspectiva. Las figuras sirven de punto de partida que se va descomponiendo, librándose de significados preconcebidos y generando una superficie pictórica llena de paradojas y diversidad cromática. Las imágenes fotográficas sirven de punto de partida, inaugurando un proceso de manipulación y metamorfosis.

Rafael Grassi. Imagen vía @mrbenady

Mona Kuhn (Galería Pilar Serra)
La brasileña desarrolla su trabajo en un diálogo entre cuerpo y entorno, incidiendo en la luz natural, los reflejos y la transparencia.

Muntean/Rosenblum (Austria/Israel)
Los artistas forman pareja artística desde el año 62 y su trabajo se centra en la pintura y el dibujo. Una obra que gira en torno al momento de desorientación existencial y la crisis de identidad que supone el paso de la adolescencia a la madurez. Sus modelos están inspirados en la publicidad y van acompañados de pequeños textos que hablan sobre el tránsito y la muerte.

Muntean/Rosenblum. Imagen vía @baruccorazon

Sylvie Fleury
La obra de la suiza es una crítica al marketing y la publicidad al que nos vemos sometidos. Para esta edición de ARCO, la galería Horrach Moya muestra un neón en el que pone "Champagne & Limousines", un eslogan pegadizo y visualmente atractivo que nos obliga a responder a necesidades que ni nos habíamos planteado.

Sylvie Fleury. Imagen vía @christofhabres

En las obras del artista conceptual inglés Bethan Huws (galería Barbara Gross), podemos leer frases irónicas y con un punto de humor negro en las que la idea es más importante que los propios objetos y requieren la interpretación del espectador.

Por último, cabe destacar la galería de Javier López y Fer Francés. Entre los artistas que representan, te puedes encontrar con las obras del pintor figurativo pop Alex Katz y el también pintor americano Phil Frost. También el universo de KAWS, que empezó en el mundo del 'street art' y como diseñador de muñecos de edición limitada sin apenas ningún tipo de reconocimiento por parte de las galerías y que, actualmente, puede considerarse uno de los artistas de mayor prestigio dentro de este circuito. Por último, encontramos al pintor Peter Halley, artista que se dio a conocer a mediados de los años 80 como impulsor del llamado movimiento neo-geo. Aunque utiliza la geometría como soporte fundamental de sus obras, siempre insiste en su referente figurativo: el espacio y el tiempo de nuestra sociedad, su terreno político y social, el orden cerrado en el que vivimos.

Imagen vía @galeriajavierlopezferfrances

Quizás esta edición sea menos provocadora, menos política o con menos fuerza, pero lo que sí hay que agradecer a ARCO es que, gracias a esta feria que se lleva celebrando años, en España no sólo se habla de arte, sino que hasta se le da importancia (aunque solo sea durante una semana). Además, gracias a ello, han ido surgiendo una serie de pequeñas ferias de arte que poco a poco van subiendo de categoría.

No olvidemos que a ARCO se viene a comprar y, a no ser que tu cuenta corriente sume miles de miles de euros, solo nos queda respetar un arte que viene de diferentes partes e idiomas del mundo, pero que comparte un lenguaje visual que todos podemos apreciar.

Recomendados


Texto Araceli Martín
Imagen cortesía de Arco Madrid