lo nuevo de gorka postigo es un poderoso retrato para visibilizar la infancia trans

La Fresh Gallery alberga la exposición "Presente-Futuro", una serie de retratos de niños y niñas trans que han tumbado la barrera social para vivir tal y como son.

|
20 Junio 2018, 8:01am

Justo ayer la Organización Mundial de la Salud anunciaba que quitarían la transexualidad de la lista de trastornos de la salud mental. Una decisión que llega (muy) tarde, pero, al fin y al cabo, llega. Parece que este colectivo, de una forma u otra, está haciéndose cada vez más visible y poco a poco va eliminando barreras sociales. Dentro del colectivo, hay una franja de edad que sufre especialmente: la infancia transexual existe. Pese a que algunos les cueste creerlo, es una condición con la que se nace y es crucial el apoyo temprano para que los niños y niñas se sientan seguros y comprendidos.

Afortunadamente cada vez son más los que deciden no ser invisibles. Es ahí donde nace el nuevo proyecto de Gorka Postigo, "Presente-Futuro", una serie de retratos analógicos de jóvenes transgénero que han decidido luchar por su verdadera identidad dejando a un lado los prejuicios sociales. Los protagonistas de las fotografías posan seguros de sí mismos, con la inocencia de estar siendo simplemente lo que son, y rodeados de naturaleza salvaje. "Porque en definitiva, todos esos menores son como esas flores silvestres, pequeñas plantas que lograron imponerse ante una maleza como símil de nuestra sociedad", afirma Topacio Fresh, creadora del proyecto, que pensó que Postigo sería el fotógrafo perfecto para encarnarlo.

Así explica Topacio cómo surgió la idea: "El germen de dicha obra surge de una fotografía mía de mediados de los años setenta. Nada tendría de especial esa instantánea si no fuese porque es de las pocas que conservo, al tratarse de la primera foto en la que adopté mi rol femenino. Esa verdadera identidad permaneció atrapada mucho tiempo en aquella imagen fugaz, en un momento en el que pude ser yo misma. Después de aquel retrato familiar vendría el silencio y la invisibilidad, la autopercepción del tabú a tan temprana edad, en una época en la que no se concebía que ningún menor pudiese decidir aspectos relevantes de su vida".

Al observar cada retrato, podemos percibir de forma implícita una vida, unas dificultades, unos padres consecuentes y mucha determinación. Gorka demuestra aquí que su trabajo trasciende de la moda, "Presente-Futuro" es arte, es crítica social, es crudeza y belleza a partes iguales. Sin duda una interesante iniciativa para dejarle claro al mundo que ya no vamos a permitir más infancias robadas.

"Presente-Futuro" estará expuesta en La Fresh Gallery hasta el próximo 13 de julio.