Publicidad

10 cosas que no sabías de david lynch

Podría haber dirigido “La guerra de las galaxias”.

por Tish Weinstock
|
25 Enero 2016, 8:38am

El maestro del cine surrealista, David Lynch, cumplió la semana 70 años sobre la faz de la Tierra. En lugar de celebrarlo con una lista de sus mejores películas como haríamos normalmente, hemos decidido hacer algo un poco diferente esta vez. ¿Por qué? Porque cualquier joven creativo que se precie debería haber visto ya todos los clásicos de culto de David Lynch, y porque su vida es tan extraña y asombrosa como sus películas. ¡Feliz cumpleaños, David!

1. Podría haber dirigido La guerra de las galaxias. 
En una galaxia muy, muy lejana -o, dicho de otro modo, al principio de los 80- el mismísimo George Lucas contactó con Lynch para que dirigiera El retorno del Jedi. David, en un gesto muy Lynch, rechazó la propuesta diciendo: "Eres tú quien debería dirigirla. ¡Es tu rollo! No el mío". Luego dirigió Dune, pero imagina si hubiera aceptado.

2. Siempre ha sentido gran afinidad por el arte. 
Cuando era pequeño, Lynch pasaba el rato dibujando metralletas y más adelante tuvo un papel no reconocido como pintor, ofreciendo sus propias obras para la peli de 1981 Latido, que documenta la vida de Jack Kerouac y Neal Cassady con Nick Nolte y Sissy Spacek como protagonistas. Entre 1992 y 1993 también escribió y dibujó su propio cómic, titulado The Angriest Dog in the World, que fue presentado en The Village Voice y LA Reader.

3. Tiene un gran oído. 
Además de pasar 63 días grabando junto al ingeniero de sonido Alan Splet todos los efectos de sonido para su corto La abuela, también colaboró con Danger Mouse y Sparklehorse en el disco Dark Night of the Soul.

4. Tiene un montón de pequeños y extraños proyectos paralelos. 
Partes meteorológicos diarios en su página web, anuncios surrealistas para pruebas de embarazo, pastillas efervescentes e incluso salsa para pasta Barilla: el repertorio de Lynch alcanza mucho más de lo que te puedas imaginar.

5. Encuentra la inspiración en los lugares más extraños
Durante la creación del clásico de culto Cabeza borradora descuartizó a un gato para encontrar ideas para diferentes texturas, mientras que el inicio de Carretera perdida está basado en una mañana en la que se despertó al escuchar el interfono y un hombre gritando: "¡Dave! ¡Dick Laurent ha muerto!", a lo que Lynch respondió: "¿Qué?", pero no había nadie allí para repetirlo. A día de hoy, sigue sin saber quién es Dick Laurent -solo sabe que está muerto-.

6. Le gusta mantener la intriga
No es muy dado a revelar sus secretos y cuando le pidieron que explicara algo de Corazón salvaje simplemente contestó: "Dura cerca de una hora y cuarenta y cinco minutos", mientras que la sinopsis de la nota de prensa que acompañaba a la película consistía en cuatro palabras: "Eagle Scout, Missoula, Montana".

7. Le encanta el café
Además de dirigir una serie de cuatro anuncios para una empresa de café enlatado (!?) japonés llamado Georgia -inspirada en Twin Peaks y basada en el amor del agente Dale Cooper por el "puñetero buen café"- también tiene su propia marca de "alegría instantánea" llamada "David Lynch Signature Cup". Seguro que está delicioso.

8. Tiene muchos recursos
Para ganarse la vida mientras hacía su icónica película Cabeza borradora, Lynch trabajó de repartidor de periódicos, entregando el Wall Street Journal a todo aquel que lo quería.

9. Es un cómico secreto
A pesar de ser famoso por sus thrillers surrealistas como Blue Velvet y Mi obsesión por Helena ha escrito dos comedias: Dream of the Bovine y One Saliva Bubble. Aunque nunca llegaron a ver la luz del día.

10. Ha creado su propio estilo de forma involuntaria 
Dejándose ver siempre con su camisa completamente abotonada hasta arriba, Lynch ha logrado crear un look icónico sin ni siquiera intentarlo. Cuando le preguntaron por qué nunca deja ningún botón abierto, respondió que eso le hacía sentir vulnerable. 

Recomendados


Texto Tish Weinstock
Fotografía David Lynch