Publicidad

censuran una campaña de ropa interior para los días de regla

La propuesta de Thinx, una marca de ropa interior destinada a los días de regla, ha sido tachada de inapropiada para los usuarios del metro de Nueva York.

por Hana Beach
|
27 Octubre 2015, 9:20am

Síguenos en Facebook para estar al día de todas las noticias de moda y cultura joven

Al parecer, la menstruación es algo demasiado atrevido para el metro de Nueva York. La semana pasada, Thinx -una nueva de línea de ropa interior para los días que las chicas tienen la regla- sufrió un importante revés tras un mes de lucha para intentar lanzar su campaña publicitaria en el metro. Finalmente, la empresa Outfront, que se encarga de vender los espacios publicitarios en el metro, rechazó las imágenes de dicha campaña.

Ahora, suponemos que todos estarán esperando ver fotos de mujeres explícitamente sexualizadas o una escena sangrienta digna de una película de terror. Sin embargo, si algo se puede decir de la publicidad de Thinx es que resulta mucho más realista que todo eso.

En una de las imágenes, vemos a una chica con una camiseta y ropa interior retorciéndose (como cuando sufres el dolor menstrual) y en otra todo lo que aparece es un medio pomelo; una divertida alusión a las zonas íntimas femeninas.

Sin embargo, la directora ejecutiva de Thinx, Miki Agrawal recibió un email donde se le informaba de que el anuncio "mostraba demasiada piel", lo que resulta increíblemente hipócrita si pensamos en la cantidad de mujeres ligeras de ropa que los pasajeros del metro se encuentran a diario en los vagones. 

Cuando Agrawal mostró sus discrepancias ante la doble moral de Outfront, la empresa le respondió diciéndole que no se lo tomara como un "problema hacia las mujeres", lo que resulta difícil si tenemos en cuenta que la menstruación es una experiencia femenina universal y característica de este género. 

Comparando su publicidad con las otras centradas en las mujeres que vemos en el metro, Agrawal preguntó: "¿No queréis hablar sobre cómo funciona realmente el cuerpo de las mujeres, pero intentáis manipular la forma en que las mujeres se sienten con su cuerpo?".

El equipo de ventas de Outfront, en el que solo dos de sus siete cargos de dirección son mujeres, explicó: "sugerimos unos cambios que creímos adecuados para el público que viaja en el metro y esperamos poder trabajar con el anunciante para refinar la propuesta". Continuaron argumentando que incluso las imágenes que no mostraban a una modelo no eran adecuadas para los usuarios del metro "independientemente del contexto".

La MTA (las autoridades del transporte metropolitano de Nueva York) todavía tiene que decidir si al final rechazan o aceptan la campaña, pero sea cual sea el veredicto final, Thinx ya ha abierto un debate sobre los tabús que todavía giran en torno a la regla y, aunque vayamos avanzando poco a poco, todavía nos queda un largo camino que recorrer.

Recomendados


Texto Hana Beach
Imágenes cortesía de Thinx