varios científicos están desarrollando una pastilla para curar la soledad

Tómala con ¿precaución?

por Roisin Lanigan
|
13 Agosto 2019, 4:30pm

Fotograma de Inocencia interrumpida

La soledad es mucho más que ese sentimiento de mierda que te atormenta los domingos por la noche cuando estás de bajón por la resaca y el inicio de la semana. La sociedad está empezando a darse cuenta de que, en realidad, es un problema de salud que va en aumento y que debemos abordar.

Los estudios pintan una imagen sombría de los 'millennials'. Uno muy reciente del que os hablamos en i-D aseguraba que una cuarta parte de nuestra generación no tiene ni un solo amigo, lo que nos convierte oficialmente en la generación más solitaria. Otro desvelaba que el aislamiento social es tan perjudicial para nuestra salud como fumarse un paquete de cigarrillos al día. Dado el estado de la situación, tal vez no debería sorprendernos demasiado que los científicos estén desarrollando una pastilla para curar la soledad. ¡Bienvenidos al futuro!

Varios investigadores de la Universidad de Chicago han probado diferentes versiones de la píldora en voluntarios que, a pesar de ser jóvenes y parecer sanos, decían sufrir de soledad crónica y aislamiento. En el transcurso de un año y medio, y durante un período de ocho semanas, a estos grupos de voluntarios se les proporcionó aleatoriamente una píldora placebo o una que contiene la hormona pregnenolona, que se ha demostrado que reduce la ansiedad en ratones de laboratorio socialmente aislados.

La científica Stephanie Cacioppo, investigadora jefe del estudio de la Universidad de Chicago, espera que la pastilla pueda erradicar eventualmente el miedo al rechazo que impide que las personas solitarias se acerquen a los demás y así poder forjar las relaciones que tanto necesitan. La pastilla, por otra parte, no hace desaparecer la sensación de soledad, pero sí permite a quienes luchan contra la soledad a superar su miedo a abrirse, permitiéndoles ayudarse a sí mismos.

"Una mente solitaria te miente todo el tiempo", explicaba Stephanie en una entrevista con The Smithsonian. "Es como cuando conduces en invierno y no ves nada. La idea es que esta pastilla te descongele el parabrisas y puedas ver las cosas como son en lugar de temerle a todos. Te vuelves más abierto a la hora a escuchar a los demás".

Aún así, a muchas personas les incomoda la idea de que nuestra actual "epidemia de soledad" pueda resolverse con fármacos. Es fácil establecer comparaciones con el auge de los medicamentos contra la ansiedad que, lejos de abordar la verdadera causa del problema, han fomentado una cultura de dependencia poco saludable por las benzodiacepinas y de abuso del Xanax. Stephanie acepta que, por sí sola, una pastilla no es la respuesta para tratar la soledad. "Pensamos en este medicamento como una terapia complementaria para acompañar los ejercicios que puedes practicar todos los días cuando interactúas con los demás", dice. "Porque la lucha contra la soledad es una lucha diaria".

Una pastilla puede parecer una cura milagrosa para una sociedad que se cierra cada vez más, pero hasta que no abordemos las verdaderas causas de la soledad y no las prioricemos de forma colectiva a la hora de erradicarlas, es más probable que se convierta en un parche temporal que una solución.

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.

Tagged:
ciencia
Millennials
soledad
Salud Mental