Todas las imágenes cortesía de Max Villa

la folie 8 crea camisetas irónicas para chavales disidentes y fans de satanás

El diseñador Max Villa, de 26 años, lleva sus convicciones donde todo el mundo puede verlas.

|
08 noviembre 2018, 11:54am

Todas las imágenes cortesía de Max Villa

Cuando descubrí por primera vez a Max Villa, un diseñador y director de arte de Barcelona, me quedé prendado por la perturbadora sensación que transmite su cuenta de Instagram, @lafolie8; como si se tratase de un cuento infantil protagonizado por un duendecillo diabólico que, con la ayuda de sus misteriosos secuaces, intenta atraparte en una oscura telaraña repleta de sarcasmo, simbología satánica y retorcidos dibujos.

Una de las cosas que más me llamaron la atención fue su fascinación por la pornografía 'vintage' y su personal percepción de la belleza —además de sus constantes y coloridos cambios de look—, pero lo que me hizo apretar el botón de "seguir" fueron sus camisetas. Hace dos años, y bajo el nombre de La Folie 8 ["la locura" en francés], el creativo de 26 años empezó a hacerlas con la ayuda de un amigo y su expareja: "Nuestra idea era hacer algo de ropa que pudiéramos llevar nosotros mismos, que nos gustara. Y pasarlo bien haciéndola".

La Folie 8

Adornados con extraños mensajes como "Fuck A Job" o "Grow Money & Fuck The System" y a golpe de collage y serigrafía, los diseños de Max te atrapan por su particular forma de entremezclar ilustraciones cándidas como la de la mascota de Kool-Aid (un famoso refresco americano) y un irreverente Mickey Mouse con un poderoso mensaje en contra del 'fast fashion'. "Me siento cómodo jugando con estéticas entre lo inocente y lo oscuro. Me gusta ese contraste ambiguo, y lo acompaño con mensajes decadentes o incluso antisistema. Creo que intento hacer cosas que no he visto y que me gustaría que existieran. Que me despierten algo, por mucho que no tengan sentido aparente o sean precarias", nos cuenta.

El universo de La Folie 8, que Max considera "una manifestación de quién soy yo para poder crear con versatilidad", bebe de referentes tan dispares como el hardcore y el punk de los 80 y los 90, las tarjetas postales americanas y las QSL Cards —una especie de 'newsletters' de los 70 y los 80 donde se anunciaban programas de radio—. El proyecto, además, aboga por el 'do it yourself' y refleja a la perfección y de forma ingeniosa el sentimiento de angustia posadolescente que siente toda una generación cansada de las grandes corporativas y de unos gobiernos cada vez más represivos.

A continuación, os mostramos algunas de nuestras imágenes favoritas:

la folie 8
La folie 8
la folie 8
la folie 8
la folie 8