7 camisetas feministas y su auténtico significado

¿Qué hay detrás de un eslogan?

por Sophie Wilkinson; traducido por Laura Castro, y Eva Cañada
|
13 Septiembre 2017, 2:56pm

Fotografia di Liza Cowan (1975)

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.

En la última media década, el feminismo se ha vuelto tendencia. E inevitablemente, lo que es tendencia se vuelve caro. Un ejemplo claro es la camiseta "We Should All Be Feminists" (Todos deberíamos ser feministas) de la colección primavera/verano '17 de Dior, respaldada por Chimamanda Ngozi Adichie, la autora nigeriana de dicha frase ―fue el título de su Charla TED― que aparece en el vídeo "Flawless" de Beyoncé. Los beneficios obtenidos por la camiseta, que cuesta 710 $ (unos 600 €) no solo han ido a parar a Dior, sino también a la organización benéfica anti-pobreza fundada por Rihanna, la Fundación Clara Lionel.

La concienciación de la Generación Z sin duda ha impregnado los más elevados escalafones de la alta costura, garantizando la aparición de columnas de opinión y retuits por igual. En un artículo, Adichie defendió su colaboración con Dior: "El feminismo no es tan cool. Os aseguro que vendería muchos más libros en Nigeria si de pronto dijera que ya no soy feminista. Tendría más seguidores y ganaría más dinero. De modo que, cuando la gente dice, 'Oh, el feminismo es una táctica de marketing', a mí me da la risa".

Pero esos justos y honestos eslóganes se han filtrado en la mentalidad de la compradora media interesada en la moda, ¿puede decirse lo mismo de las camisetas que tapizan el interior de las tiendas de las grandes cadenas? ¿Qué finalidad tiene un eslogan feminista que merezca la pena si ninguna parte de los beneficios que genera se destina a mejorar la vida de las mujeres? Bueno, como mínimo, las camisetas despiertan concienciación. De modo que, en lugar de explicaciones oficiales por parte de las tiendas, aquí te ofrecemos un repaso de los eslóganes feministas estampados en las camisetas actuales y las causas reales tras sus palabras.

'Femme whatever'

"Femme" puede fácilmente confundirse con una abreviatura de "femenina", pero forma parte de la identidad lésbica tanto como su opuesto: "butch" (lesbianas de aspecto más masculino). Las mujeres femme ―no solo las mujeres de esta camiseta sino también las lesbianas que se identifican con una personalidad un poco más femenina del espectro― se enfrentan a la homofobia tanto como sus compañeras butch. Y, además de esto, viven con la expectativa de que, como son femeninas, deben sentirse atraídas por los hombres. Una de cada cinco personas LGBT experimentó algún crimen de odio a lo largo del año pasado. Puedes obtener más información acerca de la realidad de las mujeres femme en stonewall.org.uk.

'Not your honey' (No soy tu nena)

Las trabajadoras de Honey Birdette, una empresa de lencería con sede en Australia, quemaron sus sujetadores en protesta por las "condiciones y políticas laborales sexistas" que según ellas practicaba la compañía. "Not Your Honey" fue la campaña que desarrollaron a favor del derecho a ser escuchadas por la empresa cuando se quejaban de haber sido acosadas sexualmente por los clientes. He aquí una forma de ayudar a mejorar las condiciones laborales de las mujeres.

'The future is female'

Todo empezó con una camiseta llevada por la artista Alix Dobkin en 1975, fotografiada por Liza Cowan y compartida recientemente en Herstory, una página de Instagram sobre historia lésbica. Otherwild, un estudio de diseño gráfico y establecimiento minorista, trabajó con Herstory, Cowan y Dobkin para asegurarse de que los royalties llegaran a sus creadoras, que continúan fomentando el conocimiento de la historia lésbica. Puedes conseguir la camiseta aquí.

'Choose peace' (Elige la paz)

La camiseta de Monki, según sus propias palabras, "que el mundo sería un lugar mucho mejor si todos eligiéramos la paz, el amor y la esperanza. Ya sabes, el tipo de mundo que queremos para todas nuestras nenas Monki". Y está fabricada en algodón 100% orgánico. Pero las camisetas originales con el eslogan "Elige..." llevadas a la fama en los 80 por la diseñadora Katharine Hamnett y por Wham han visto una resurrección. Puedes comprar una camiseta con la frase "Choose Love" (Elige el amor) por tan solo 19 libras (unos 21 euros) y, mientras que parte de los beneficios se destinan a la asociación Help Refugees -que trabajó en la camiseta con Hamnett- también puedes rastrear su origen para saber dónde fue fabricada la prenda.

'The female boss'

"The Female Boss" no solo era el nombre del álbum de Tulisa Contostavlos, sino que también lo llevaba literalmente tatuado en el brazo. Pero Tulisa ya no es una jefa, su sociedad limitada, The Female Boss Ltd, se disolvió cuando sus finanzas se resintieron cuando tuvo que enfrentarse a una serie de cuestiones legales. Primero, llegó a un arreglo extrajudicial con un exnovio que publicó un vídeo de contenido sexual en el que aparecía ella (sin su consentimiento). Después le llegó un golpe por parte del falso jeque de The Sun, que finalmente fue declarado culpable de obstaculizar la acción de la justicia en un intento de hacer que Tulisa pareciera mucho menos fiable de lo que era. Puedes apoyar la línea de ayuda contra el porno de venganza aquí y también apoyar que las redacciones de noticias sean un poco menos sexistas aquí.

Girls to the front (Las chicas al frente)

Sí, utiliza el estilo de fuente de Stranger Things, pero lo más importante aquí es que el eslogan fue inventado por Kathleen Hanna, cantante de la banda Riot Grrrl Bikini Kill. La idea era que, en lugar de que solo los tíos hicieran todos los pogos en los conciertos de punk, las chicas pudieran ir a las primeras filas, dejarse llevar y realmente ver a la banda que les molaba sin recibir patadas y/o acoso.

"¡Todas las chicas al frente! Los chicos, sed buenos por una vez en vuestra vida e id al fondo". Gritaba Kathleen a las masas: "Cuantas más chicas al frente mejor y si alguien os está tocando los cojones en este concierto por el motivo que sea, tenéis que venir al frente. Venid al frente y sentaos sobre el escenario y alejaos de ellos. Porque no debería ser responsabilidad de ningún miembro del público tener que lidiar con capullos". Una o dos generaciones después, Girls Against están luchando por los derechos de las mujeres y las adolescentes a ir a conciertos sin experimentar acoso. Más información aquí.

DON'T UNDERESTIMATE THE POWER OF A WOMAN (No subestimes el poder de una mujer)

Todos sabemos que las mujeres son capaces de ejercer poder, pero también sabemos que el patriarcado se interpone en su camino. Si quieres que las mujeres tengan poder político, quizá deberías estar dispuesto a defender que los gobiernos estén formados por hombres y mujeres al cincuenta por ciento. A fin de cuentas, el mundo sí lo está. Más información aquí.

Y considerando que las investigaciones de Amnistía Internacional demuestran que las mujeres negras ―abrumadoramente las de perfil elevado, como Diane Abbott― se enfrentan a más abuso online que ningún otro miembro del Parlamento británico, quizá quieras echar un vistazo a Operation Black Vote, ya que entre sus cometidos está incrementar la representación política de las personas negras y las pertenecientes a minorías étnicas.

Tagged:
Kathleen Hanna
Feminismo
camisetas
Chimamanda Ngozi Adichie
Katharine Hamnett
future is female
lemas feministas
camisetas feministas