Foto de JOHNNY EGGITT/AFP vía Getty Images.

Los 7 looks más icónicos de la princesa Diana

¿Quién necesita ser la reina de un país cuando puedes ser la reina de los biker shorts?

por Roisin Lanigan
|
10 Julio 2020, 10:58am

Foto de JOHNNY EGGITT/AFP vía Getty Images.

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.

La monarquía es, por supuesto, una institución corrupta y arcaica, una reliquia vergonzosa, inútil y costosa de una época pasada definida por la opresión británica, el imperialismo y el colonialismo. Nosotros no, y no puedo enfatizar esto lo suficiente, apoyamos el sistema monárquico británico. Sin embargo, sí apoyamos los looks noventeros de la princesa Diana.

Acosada por los tabloides y obsesión del público británico, Diana es recordada como una figura trágicamente incomprendida. Incapaz de hablar abiertamente sobre su matrimonio infeliz —a excepción de la famosa entrevista de Panorama con Martin Bashir después de su divorcio con el Príncipe Carlos en 1996— ella se expresó a través de actos de caridad que se consideraron impropios de una princesa en el mejor de los casos, y un suicidio social de la alta sociedad en el peor. Ahora, más de 20 años después de su muerte, Diana es recordada con imágenes en las que se la ve sosteniendo la mano de un hombre muriendo de SIDA a principios de los 90, caminando entre minas antipersona en Angola y abrazando a pacientes con lepra en una misión de caridad a la India.

Su imagen también vive en lugares más improbables, en las redes sociales, particularmente en Instagram. En los relatos de moda ~ nostálgicos ~ a menudo dirigidos por adolescentes de la Generación Z, que no nacieron hasta después de su fallecimiento, Diana es considerada el epítome de la moda británica de los 90. De hecho, su legado de vestimenta se ha mantenido tan potente que a menudo se compara con el estilo de Hailey Bieber. Tanto es así, que la modelo protagonizó una sesión de fotos para Vogue en las inspirada en las clásicas fotos de paparazzi de Lady Di. A continuación recordamos algunos de los looks más icónicos de la princesa Diana, quien fue, hasta que Meghan Markle nos honró con su presencia disruptiva antimonárquica, la única persona en esta casa (palacio) que respetamos.

princess-diana-iconic-outfits
Foto de Steve Back/Getty Images.

Un uniforme de trabajo supuestamente arriesgado, 1980
Cuando se supo por primera vez que el Príncipe Carlos estaba saliendo con Diana Spencer, los fotógrafos se apresuraron a ir a la guardería donde trabajaba en ese momento, ansiosos por echar un vistazo a la futura princesa. Aunque es difícil de creer, las imágenes resultantes de Diana en el trabajo, tomadas por un fotógrafo real desde hace mucho tiempo, en realidad se consideraron bastante escandalosas en ese momento, debido a que su modesta falda de gasa con corte sesgado era translúcida. Hablando años más tarde sobre el vergonzoso furor británico al ver las piernas de una mujer, el fotógrafo Arthur Edwards dijo: "No lo hice a propósito, lo prometo. No lo hice para avergonzarla, pero era una imagen tan buena que era imposible no publicarla. La gente no se cree esto, pero sucedió: de repente salió el sol y reveló esas hermosas piernas. En muchos sentidos, me alegro de que saliera el sol porque lo convirtió en una imagen icónica”.

El vestido de novia, 1981
Hoy en día, una boda de gente famosa (o una boda real) es un evento masivo y cubierto por todos los medios posibles. Pero la obsesión moderna de la boda tal como la conocemos hoy realmente comenzó con la princesa Diana o, más exactamente, con el vestido de novia que llevaba. Diseñado por David y Elizabeth Emanuel, fue uno de los secretos mejor guardados de la moda (lo cual tenía sentido, ya que a las pocas horas de que las imágenes de la boda se transmitieran por televisión, se estaban creando imitaciones en todo el mundo). El tafetán de seda marfil y el vestido de encaje antiguo se valoraron en £ 151,000 (alrededor de medio millón hoy), y se hizo famoso al instante por su cola de 25 pies y su interminable velo de tul. La prenda por excelencia de los años 80 resiste el paso del tiempo. En 2018, la revista Time lo nombró uno de los vestidos de novia de la realeza más influyentes de todos los tiempos.

princess-diana-iconic-looks
Foto de Tim Graham Photo Library vía Getty Images.

Cuando se quedó dormida en el museo, 1981
Honestamente, ¿quién de nosotros no ha luchado por mantenerse despierto en una situación cada vez más aburrida? ¿O en un museo increíblemente aburrido? Antes de los días de viralidad en Internet, esta foto de la joven princesa en una velada en el Museo Victoria and Albert en Londres vio la luz solo tres meses después de su boda con el príncipe Carlos. El momento en que se quedó apaciblemente dormida fue tildado como la Bella Durmiente moderna, y el momento fue acentuado por el vestido floral que Diana llevaba puesto, una creación de uno de sus diseñadores favoritos, David Sassoon.

princess-diana-iconic-outfits
Foto de Tim Graham Photo Library vía Getty Images.

Día de deportes, 1988
Lo que distingue a Diana de los otros miembros de la realeza, y lo que la recuerdan años después, es su estrecha relación con sus hijos William y Harry. Si bien la mayoría de la familia real se consideraba fría y distante, Diana era abiertamente cariñosa con los jóvenes príncipes y era demasiado cercana con lo que se consideraba apropiado para los estándares tradicionales de la monarquía. Es por eso que imágenes como esta, de la Princesa en un partido de Polo con un joven Príncipe William, fueron innovadoras solo porque eran completamente banales. No hay nada particularmente interesante sobre una madre que usa jeans y un jersey de caridad (este era de la Fundación Británica del Pulmón) mientras sale con sus hijos, aparte del hecho de que eran de la realeza. Sin embargo, las botas vaqueras y el blazer le dan un toque que hace que el look sea increíble.

Princess-Diana-iconic-outfits
Foto de Anwar Hussein/WireImage.

Look de gimnasio, los 90
Antes de que Diana entrara en escena, se percibía que la realeza británica estaba aún más divorciada de la realidad de lo que está hoy. Eso explica en parte por qué las imágenes de ella vestida para el gimnasio —generalmente un desfile interminable de sudaderas, zapatillas deportivas con calcetines gruesos y biker shorts— eran tan similares que intentó usarlos para engañar a los paparazzi y así vendieran menos fotos. Era algo totalmente diferente de la imagen pública controlada y súper pulida que la familia real solía proyectar. Pero la otra explicación es que los looks son simplemente icónicos en sí mismos. Ahora estos looks vuelven a ser tendencia, e incluso sirvieron de inspiración para una reciente sesión de Vogue Paris con Hailey Bieber, que adoptó una versión 2020 de la ropa de gimnasia de Diana.

princess-diana-most-iconic-outfits
Foto de Tim Graham Photo Library vía Getty Images.

El vestido de la venganza, 1994
Puedes seguir el recorrido de la vida de Diana a la vista del público a través de su moda. Cuando inicialmente surgió como la prometida joven y tímida del príncipe, se la veía principalmente con flores, vestidos de tafetán de princesa y atuendos románticos en los que parecía fuera de lugar e incómoda. Eso es en parte por lo que su atuendo posterior al divorcio fue algo fuera de lo común. El vestido de seda corto de hombros descubiertos diseñado por Christina Stambolian, en negro (tradicionalmente usado solo cuando la realeza está de luto), fue realmente icónico. Lo llevó a la Serpentine Gallery el día en que Charles confesó su relación con Camilla, y ha sido apodado desde entonces como "El vestido de la venganza".

En el yate en bañador, 1997
Si hay una imagen que resume la moda despreocupada de vacaciones, es Diana en el yate de £ 171,000 de Dodi Al-Fayed. Aunque perseguida por los paparazzi durante su escapada romántica en el lujoso yate (las imágenes de ella sentada en el trampolín con un traje de baño sin espalda en St Tropez fueron tomadas solo unos meses antes de su muerte), Diana parecía serena y segura.

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.

Tagged:
90S
80's
royals
athleisure
Princess Diana
7 iconic looks