las confesiones con autotune de tiktok son la nueva terapia de la generación z

Esto de compartir toda nuestra vida en redes sociales no es nuevo. Pero, ¿hacerlo en un vídeo de quince segundos a través de una balada pegadiza con autotune? Me apunto a eso.

por Roisin Lanigan
|
13 Enero 2020, 12:23pm

Seamos honestos, en este punto estamos resignados al hecho de que lo realmente innovador en Internet no ocurre en un siniestro sótano de Silicon Valley o en el páramo de los muros abandonados de Facebook. Sucede en TikTok, el último gran lugar sin ley en el mundo online.

El regalo más reciente que TikTok nos ha dado, junto con los grupos de brujas, las chicas y chicos VSCO y todos los buenos memes que han visto la luz en el último año, es un nuevo género de música. Ha surgido una ola de vídeos donde la estrella canta una situación extremadamente personal a la cámara pero con autotune (suponemos que para rebajar la tensión). Si bien las baladas improvisadas pueden hablar sobre cualquier cosa, desde historias humillantes de la escuela hasta rupturas e interacciones sociales incómodas, una pequeña subsección de usuarios de aplicaciones está usando el formato para contar cómo han salido del armario.

Nick Lehman, escritor, actor y comediante con sede en Los Ángeles, vio que su propia historia se volvió viral en Twitter el mes pasado. "Naturalmente, nunca sé cómo dejar de hablar, así que cuando estoy solo simplemente enciendo la cámara y veo qué pasa", explica. "Tuve la suerte de tener una familia muy receptiva, vi la tendencia de autotune en TikTok sobre los fracasos laborales, y pensé en darle mi propio giro. Realmente estoy cruzando los dedos para que me nominen al Grammy el próximo año".

Nick, que se siente "sobre expuesto", dice que no se lo pensó dos veces antes de publicar el vídeo al mundo, a pesar de ser algo muy personal. Y ahora, dice, está contento de haberlo hecho. Desde que el vídeo se volvió viral, Nick ha recibido cientos de mensajes de personas que explican cómo el vídeo les ayudó, y algunos incluso dicen que ahora están más cómodos y listos para hablar con sus propios padres. "Creo que es lo mejor que se puede obtener al compartir cualquier contenido", dice. "Si mi confesión con autotune puede ayudar a alguien a aceptar su propia sexualidad o hacerlos reír por algo que temen hacer ellos mismos, entonces estoy feliz de hacerlo cualquier día. Solo desearía haberlo hecho en autotune cuando se lo dije a mis padres".

La psicóloga experta en Internet Mary Aiken dice que, a pesar de la mala acogida que recibe de los boomers, las confesiones personales online en realidad pueden llegar a ser constructivas si conducen a un mayor diálogo sobre situaciones vitales estresantes, embarazosas o conmovedoras. "Los estudios muestran que los jóvenes son reacios a buscar ayuda profesional para la depresión y otros problemas de salud mental, además, muchos prefieren acceder a los sistemas de apoyo online en lugar de recibir ayuda cara a cara", explica la doctora Aiken.

"Plataformas como Snapchat, Instagram, Facebook, YouTube y Twitter permiten a los usuarios compartir sus experiencias, sus sentimientos y sus vidas a través de vídeos o fotos, estos medios también proporcionan una plataforma para celebrities o personas influyentes que a menudo comparten intimidades, situaciones embarazosas o detalles de su vida, incluidos los problemas relacionados con su salud mental. El año pasado, Ariana Grande usó Instagram para revelar que su depresión y ansiedad estaban en un "máximo histórico". Teniendo en cuenta esto ¿por qué tanta gente comparte sus problemas de salud mental? La tendencia es casi como el crowdsourcing, pero en lugar de ayuda financiera, es de apoyo emocional".

También tiene sentido que estos vídeos se vuelvan virales en TikTok, una plataforma que ya se ha convertido en un espacio seguro para muchos jóvenes queer. "Para mí, lo describiría como el nuevo Tumblr", nos comentaba Erika Benner, de 19 años. “Solía ir a Tumblr para hacer amigos en la comunidad LGBT, pero ahora me resulta más fácil encontrarlos en TikTok. Todos lo aceptan y son abiertos".

Al igual que Tumblr, TikTok se ha convertido en un hogar para jóvenes queer que buscan una comunidad online, pero también una nueva plataforma de humor absurdo. En esa intersección súper específica, es donde se situaría el vídeo viral de Nick. "La tendencia de la confesión con autotune es reamente graciosa", concluye. “Creo que la gente los ama porque las historias son muy dolorosas pero a la vez absurdas gracias al toque del autotune. Creo que me gustaría que mi confesión fuese leída en mi funeral".

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.

Tagged:
mental health
Internet
LGBTQ
confesiones
Salud Mental
TikTok