Adwoa wears hoodie and jewelry model's own.

adwoa aboah quiere que las mujeres hablen sobre su salud mental

Con tan solo 24 años, la modelo, activista, actriz y protagonista de nuestra nueva portada está empleando su propia experiencia y conocimientos acerca de la depresión y las adicciones para iniciar un debate sobre la salud mental, la imagen corporal y...

por Holly Shackleton
|
22 Agosto 2016, 9:35am

Adwoa wears hoodie and jewelry model's own.

"Gurls Talk es para todas las chicas que todavía están creciendo y necesitan hablar con alguien", asegura Adwoa Aboah, la modelo y actriz que está utilizando Internet como herramienta para cambiar las cosas. Adwoa posee un rostro inolvidable: lleva la cabeza rapada, tiene unos preciosos ojos felinos y la cara repleta de pecas. Es una joven preciosa. 

Si a eso le sumas su increíble sentido del estilo, sería más que normal que pensaras que tiene la vida resuelta, pero las apariencias engañan. Los últimos dos años han sido los más duros y oscuros en la vida de la modelo. A lo largo de su lucha en contra de la depresión y las adicciones, Adwoa ha entrado y salido varias veces de rehabilitación y se ha enfrentado a las consecuencias que supuso un intento de suicidio a finales de 2014. 

Afortunadamente, como producto de la tragedia llegó la victoria y ahora, liberada de todo eso, Adwoa está decidida a utilizar sus experiencias para proporcionarles a otras chicas un entorno seguro para hablar de los problemas a los que todos nos enfrentamos al crecer. Hablamos de la creación de un lugar donde puedan compartir sus preocupaciones y usar su creatividad para cambiar las cosas.

 Adwoa nació en el oeste de Londres en 1992 y creció rodeada de moda. Su madre, Camilla Lowther, es la fundadora de CLM: la agencia que ha lanzado y gestiona las carreras de algunos de los fotógrafos y creativos más célebres de la industria de la moda, y su padre, Charles Aboah, posee una empresa de selección de locaciones. 

La modelo empezó a experimentar con drogas en su etapa adolescente. Lo que comenzó siendo un simple juego, se convirtió en una costumbre y al entrar en la universidad, ya era adicta. Tras graduarse en Arte Dramático en la Universidad de Brunel, sus padres reconocieron que necesitaba ayuda y la enviaron al centro de rehabilitación Cottonwood Addiction Rehab and Behavioural Health Treatment en Arizona. A su regreso a Londres, se trasladó al centro de rehabilitación Start2Stop, donde intentó retomar su vida "como si nada hubiera pasado", pero pronto tuvo una recaída a pesar de que solo un par de meses antes había perdido a un buen amigo a causa de una sobredosis. En ese momento, Adwoa dirigía, junto con su amiga Madeleine Ostlie, la agencia de casting AAMO y hacía algunas cosas como modelo.

La pérdida de oportunidades de empleo y el ser juzgada por su apariencia física afectaron gravemente a su autoestima y en octubre de 2014, intentó suicidarse a base de consumir más drogas. "Estaba muy perdida", nos cuenta. "Me sentí tan desorientada por las cosas que la gente hacía que ya no quería ser yo". Pasó cuatro días en coma antes de ser trasladada a un hospital psiquiátrico, donde pasó el siguiente mes en recuperación.

Camiseta Gucci. Kesewa lleva total look de la modelo

Su regreso del hospital marcó el comienzo de un viaje lento y doloroso hacia la rehabilitación, y hacia el punto en que se encuentra ahora. "Al principio estaba muy resentida por seguir con vida", confiesa. "No estaba feliz haberme salvado. Después de volver del hospital, mi familia y yo tuvimos que volver a aprender a tratarnos y a replantearnos muchas cosas sobre la salud mental y la adicción. Fue muy difícil y muy duro para ellos tratar con alguien que ya no quería estar en el mundo. La relación con mi hermana se vino abajo por completo. Se sintió muy defraudada porque no pensé en cómo se sentiría ella si yo faltaba…". 

Un viaje en carretera junto a su hermana Kesewa por todo Estados Unidos y un viaje familiar a Kenia esa Navidad fueron los puntos de inflexión en su camino hacia la recuperación. "Estábamos todos sentados alrededor de la mesa en Kenia y fue como un cubo de agua fría que me trajo de vuelta a la realidad", recuerda Adwoa. "Miré a mi alrededor y todos estaban ahí; al instante me volvía a sentir muy feliz de estar con ellos y de estar en un lugar nuevo".

La idea de Gurls Talk surgió después de que Adwoa asistiera a una reunión de recuperación cerca de la casa de sus padres al oeste de Londres. La reunión, por casualidad, estaba compuesta solo por mujeres. "Todas esas mujeres estaban ahí compartiendo los detalles más íntimos de sus vidas", recuerda. "Desde su relación con sus maridos hasta el agotamiento que producen los hijos, su vida sexual... Todas las cosas a las que a uno podría avergonzarle contar frente a un hombre, o incluso frente a cualquiera, pero ahí no había competencia ni juicios o vergüenza". 

A medida que cada mujer levantaba la mano para pedir la palabra, otras dos o tres confesaban sentirse de una manera similar. Eso ayudó a que Adwoa se diera cuenta de que la condición humana es universal y lo que sea que ella estuviera sintiendo, seguramente alguien más también lo sentía. "De repente me di cuenta de que no estaba sola", revela, "lo que me hizo pensar en lo benéfico que sería lograr tan solo que las chicas se expresaran con libertad". Entonces fue cuando lanzó @gurlstalk en Instagram.

Adwoa lleva albornoz personalizado por Monogrammed Linen Shop. Joyería de la modelo.

Con más de 35.000 seguidores en Instagram (y subiendo) y una web que se lanzará el próximo mes de octubre, Gurls Talk es el mejor amigo que todos desearíamos tener en nuestra adolescencia. Una voz para expresar todo lo que piensas sobre tu propia imagen, el feminismo, la percepción personal y la idea de empoderamiento. Franco, inteligente y profundamente personal, este proyecto lo documenta todo, desde el camino de Adwoa hacia su recuperación hasta críticas por la forma en la que las Kardashian utilizan sus redes sociales. "Entre todas tienen más de 45 millones de seguidores, ¿y para esto utilizan su plataforma?", pregunta con incredulidad. 

También se incluyen desde perspectivas de artistas feministas y escritoras como Gloria Steinem y Lena Dunham hasta simples mantras para sentirse bien (tales como 'Sé tu misma y siéntete orgullosa de ello'). "Me parece que la creatividad es una gran herramienta", dice Adwoa. "Los artistas hablan libremente a través de su obra sobre cuestiones como la depresión, la adicción y la sexualidad. Ocurre lo mismo con la escritura. Cuando estaba en tratamiento, nunca pensé que sería buena escribiendo, pero plasmar las cosas en un papel fue muy terapéutico y quiero compartir esto con otras chicas".

Con más de treinta correos electrónicos y mensajes directos de varias chicas a la semana, Adwoa ha visto crecer su reputación como una bola de nieve, convirtiéndose en una voz a que pueden recurrir las chicas de todo el mundo. "Estoy feliz de haber asumido esta responsabilidad, pero es una enorme responsabilidad", dice de su cada vez más amplia comunidad. 

"Cuando empiezas a escuchar todo por lo que las demás chicas están pasando y les respondes, ya no puedes desaparecer. Tienes que estar ahí siempre, lo que puede ser bastante abrumador..." En especial para alguien que se está recuperando de la depresión y sus adicciones. "Tengo que crear algunas barreras", admite, "de lo contrario me quedaría despierta toda la noche, preocupada por ciertas chicas y por el hecho de que no puedo estar ahí para ayudarlas en persona".

Camiseta Gucci. 

A pesar de la enorme presión a la que ella misma se somete, Adwoa cree que es su responsabilidad como personaje público y que debe utilizar su voz y su plataforma para promover un cambio positivo. "Esta es una de las mayores fuerzas impulsoras de Gurls Talk", nos dice. "No tengo tantos seguidores como algunas otras personas, pero mis números están creciendo. Quiero que Gurls Talk sea menos sobre mí y más acerca de las chicas involucradas". 

Este mes de marzo, Cara Delevingne —gran amiga de Adwoa— también se sinceró públicamente sobre su batalla contra la depresión y 'tuiteó': "Sufro de depresión y fui modelo durante una racha particularmente difícil en a que me odiaba a mí misma". El 'tuit' se compartió más de 10,000 veces e hizo evidente la enorme ausencia de mujeres y hombres discutiendo los asuntos de la salud mental públicamente. "Creo que una gran cantidad de 'celebrities' tienen mucho miedo de hablar, pero a mí eso ya no me da miedo", dice Adwoa. "Si la gente no quiere escuchar lo que tengo que decir, no tienen que hacerlo. Pero si puedo generar algún tipo de cambio y si puedo hablar acerca de las cosas que no me gustan, ya sea dentro de la industria de la moda o más allá de ella, entonces sentiré que he conseguido algo".

Uno de cada cuatro adultos tiene diagnosticado algún problema de salud mental en el Reino Unido cada año, de los cuales el 75% no recibe tratamiento (1), por tanto es evidente que todos deberíamos recibir educación acerca de estos temas. "Yo no tenía idea de qué era la depresión; solo la había visto en las películas. No tenía idea de qué era la adicción —pensaba que era alguien tirado en la calle con una aguja en el brazo—, pero hay muchas definiciones diferentes de ambas", explica Adwoa. Las mujeres son casi dos veces más propensas que los hombres a ser diagnosticadas con trastornos de ansiedad (2), lo que convierte este en un problema de mucha importancia para ellas en especial.

En lugar de aleccionar a la gente con hechos fríos y duros, Adwoa cree que el éxito viene dado de la mano de modelos femeninos honestos e identificables. "Mi objetivo con Gurls Talk es darle a las chicas la oportunidad de pasar tiempo con mujeres con las que se sientan identificadas: artistas, escritoras, directoras ejecutivas... Mujeres que las inspiren y que las puedan introducir a nuevos mundos y nuevas profesiones cuando acaben el colegio", dice.

Camiseta Gucci. 

El mensaje más importante que le gustaría que las chicas se llevaran de Gurls Talk es "sé vulnerable, sé sincera y sé fiel a ti misma". "Me di cuenta de que cuando intentaba ser alguien más, todo fue mucho más difícil. Sin embargo, cuando fui fiel conmigo misma, me sentí mucho más libre", asegura con una sabiduría que va mucho allá de su edad. 

"Ten una energía positiva y las cosas volverán a ti en formas que ni siquiera te puedes llegar a imaginar". La portada que protagonizó el año pasado para Vogue Italia —retratada por Tim Walker— supuso un punto de inflexión para la modelo, quien desde entonces ha sido aparecido en campañas para Calvin Klein, Marc Jacobs, Roberto Cavalli y H&M. "La portada de Vogue Italia significó mucho para mí, no tanto por el hecho de aparecer en misma sino porque vi una luz diferente en mis ojos. Durante mucho tiempo estuvieron vacíos. Me había apartado completamente de mi familia, mis amigos y mi hermana, pero ahora mi chispa ha vuelto", dice Adwoa.

La chispa de Adwoa no solo está de vuelta; es deslumbrante y el futuro se le presenta de la mejor de las maneras. El año que viene hará su debut en el cine, protagonizando la adaptación de Rupert Sanders del clásico manga japonés Ghost in the Shell, junto a Scarlett Johannson. "¡Ha sido un sueño hecho realidad actuar junto a Scarlett!", dice sonriente. "Es una de las mujeres más maduras que he conocido en mi vida". Sin embargo, Adwoa tiene que prepararse primero para la inauguración de la exposición Gurls Talk en la galería Werkartz de Los Ángeles de este mes de octubre que ha realizado en colaboración con Calvin Klein. 

Gracias también a la ayuda de su amiga Holly Gore, la exposición abarcará todo tipo de temáticas, "desde la menstruación hasta la pornografía" y "los temas tabú que muchas mujeres no tocan por vergüenza". Tiene planes de reclutar a todo un equipo para que trabaje en Gurls Talk para finales del año; quiere empezar a recorrer las escuelas en 2017 —con talleres dedicados a la salud mental, los problemas de inseguridad respecto al físico y los trastornos de alimentación y sexualidad, por nombrar algunos— y pretende abrir su propio centro educativo en unos años.

La misión de Adwoa es hacer del mundo un lugar mejor y más brillante para las miles de chicas en busca de un consejo de hermana mayor o de una amiga a la que poder recurrir. "Como sociedad, tenemos que concentrarnos más en la parte emocional", dice ella. "¿Por qué parece ser mucho menos importante que la parte académica? Tenemos que aprender a hablar, compartir y ser honestos sobre cómo nos sentimos, porque solo cuando compartimos nuestros pensamientos y sentimientos más profundos recuperamos nuestra fuerza". En estos tiempos tan agitados, un modelo de conducta inteligente, apasionado y emocionalmente armónico es exactamente lo que necesitamos. Hagamos que las chicas se expresen, por favor.

Pantalones de karate Decathlon. Joyas y ropa interior de la modelo.

(1, 2) Estadísticas sacadas de la investigación de 2015 Mental Health Foundation de mentalhealth.org.uk

Recomendados


Texto Holly Shackleton
Fotografía Letty Schmiterlow 
Asistente de fotografía Maxwell Tomlinson. Impreso por Luke, de Touch.

Tagged:
Feminismo
Cultură
Editoriales
modelos
Adwoa Aboah
The Female Gaze Issue
entrevistas de moda