dos mexicanas de la agencia guerxs debutaron en vetements este fin de semana

El par de chicas hicieron su debut en París para la colección primavera/verano'19 de la marca.

|
jul. 2 2018, 4:34pm

La guerra civil que comenzó en 1991 en Georgia fue un episodio trágico que marcó la vida de Demna Gvasalia y su familia, uno en el que ahora hace referencia en su décima colección para Vetements. La temporada de primavera/verano 2019 fue presentada en el boulevar periférico de París, con Demna declarando en backstage que esta bien pudo haber sido su primera, aludiendo su acercamiento al pasado bélico de su país natal como un renacimiento.

Además de una narrativa emotiva, el casting del show fue más diverso que nunca, yendo en paralelo con la conversación de la criris migratoria y refugiados que sucede alrededor del mundo. “Siento que todos hoy hablan de guerra, refugiados. Sé exactamente lo que eso significa. Es raro. Esto es sobre mi vida, pero también es todo lo que ves en CNN”, declaró Demna.

Dentro del casting conformado en su mayoría por locales, dos rostros de México debutaron este fin de semana en París, con María y Fernanda de la agencia Güerxs con base en CDMX, caminando por las bóvedas de concreto del recinto como parte de los 77 looks de la colección.

“El proceso [de casting] comenzó el 24 de mayo, cuando la directora nos pidió el paquete de Guerxs para comenzar la documentación posible para con quienes ellos escogieran. Estamos muy contentos. Significa un gran paso para la agencia”, dijo María Osado, la fundadora de Guerxs. María Fernanda Álvarez Roldán de 23 años y María González Rojas de 18 años se sumaron a los 40 modelos de Georgia y rostros del resto del mundo, y aunque no son las primeras en hacerlo, su presencia es importante porque se suma a la representación latinoamericana en la moda alrededor del mundo.

La crisis migratoria y el subsecuente conflicto bélico del que habla Demna Gvasalia en su colección es personal, pero no es exclusivo de Georgia, y es justo esta diversidad de caras la que hace que el sentimiento se vuelva empático y resuene más allá de la semana de la moda de París.