Publicidad

este nuevo libro fotográfico es una oda a los hombres con coleta

El fotógrafo James Eisen nos invita a apreciar la majestuosidad de la coleta masculina.

por Wendy Syfret
|
09 Junio 2017, 8:18am

Diese Woche steht ganz im Zeichen von Haaren. In unserer i-D Hair Week erkunden wir, wie Haare eine Konversation über Identität, Kultur und Gesellschaft starten. Dieser Artikel erschien zuerst auf i-D Australia / New Zealand. 

Las coletas, a primera vista, parecen algo inocente, pero si se las inspecciona más detenidamente se puede ver que son un peinado lleno de carga simbólica. Generalmente prescritas para niñas en edad escolar y mujeres que van con prisa, la parte más polémica de la cultura es, sin duda, los hombres que las adoran.

No hablamos de los tíos que van a festivales con un moño alto, tratando de hacer una especie de declaración de estilo apropiada para 2017, sino más bien de los hombres mayores que tienes delante en la cola del súper y que no se han cortado el pelo en 30 años. Ahí es donde radica el interés ―el misterio, si lo prefieres― para el fotógrafo James Eisen. Su nuevo libro P*O*N*Y es una exploración de este grupo silencioso, producto de siete años documentándolos. Hacia el final del proyecto llegó a una profunda apreciación de la "libertad de la coleta masculina". Hablamos con él para saber qué significa eso.

En primer lugar, ¿por qué un libro sobre tíos con coleta?
Diría que la idea surgió cuando vi Heat, la película de Michael Mann en la que Val Kilmer interpreta a un delincuente drogadicto que lleva coleta. Ese es mi primer recuerdo de sentirme emocionado con ellas. Pero si revisamos la historia encuentras que humanos como Napoleón, Marlon Brando, Prince, Danny DeVito y Karl Lagerfeld, todos ellos llevan coleta. Me interesaba el deseo consciente o inconsciente de expresar cierto tipo de androginia a través del cabello. Este proyecto se produjo automáticamente, sin apenas intervención por mi parte. Simplemente llevaba la cámara mientras viajaba y cuando tenía una coleta frente a mí la fotografiaba.

Entonces, para dejarlo claro, eres fan.
¡Sí!

¿Alguna vez has llevado coleta?
Cuando era niño llevaba el pelo largo. Recuerdo que una vez en la escuela primaria una profesora me hizo una coleta. Creo que no te permitían llevar el pelo más largo que la altura de los hombros. Así que técnicamente sí, brevemente llevé coleta.

Es interesante explorar este estilo en la era del moño masculino. Sin embargo, parece que te has alejado de cualquier tipo de declaración de moda.
No discriminé ningún tipo de coleta, más bien me limité a hacer fotos de las coletas que aparecían en mi campo visual. Creo que hay tantas razones por las que la gente lleva coleta que es difícil saber si es por moda o por estilo propio. He oído muchos motivos desde que se ha publicado el libro, algunos dicen que es una especie de escudo de seguridad y otros dicen que te otorga más credibilidad.

Describes la "libertad de la coleta masculina" más allá del cabello. ¿Qué representa para ti?
Creo que es otra forma de decir "soy un tío comprometido".

Los tíos con coleta a menudo son algo así como un chiste. ¿Deseas cambiar el modo en que los vemos?
Realmente me gustaría limitarme a celebrar este gesto icónico o irónico. Lo único que espero es que, cuando veas una coleta quizá te pares y pienses, qué coleta más bonita.

P*O*N*Y está ya a la venta a través de Diane Inc.

Recomendados


Texto Wendy Syfret
Fotografía James Eisen