Publicidad

9 historias que cuentan cómo fue encontrarse a bill murray casualmente

"Nadie te va a creer nunca".

por Oliver Lunn
|
19 Octubre 2018, 12:59pm

No solo tú te has hecho esta pregunta muchas veces: ¿serán ciertas todas esas historias sobre Bill Murray? Esas en las que conoce aleatoriamente a extraños, crashea sus fiestas, o ¿lava sus platos? Tales historias lo han convertido en una especie de mito dentro de la cultura del cine. Aparece en lugares al azar con personas al azar. Nadie sabe dónde o cuándo hará su siguiente aparición. Solo sabemos que, en la mayoría de esas ocasiones, Murray ha susurrado la siguiente frase: "Nadie te va a creer nunca”.

El nuevo documental The Bill Murray Stories: Life Lessons Learned From a Mythical Man rastrea a los testigos de esas historias. En él, explican lo que sucedió y luego especulan al respecto. ¿Cuál es el significado más profundo detrás de estas interacciones? ¿Se trata de un performance artístico? ¿Es una declaración sobre la cultura de las celebridades? ¿Es algún tipo de proyecto de vida a largo plazo? Si bien el documental no resuelve el misterio (Murray no participó en el filme), sí subraya las lecciones de vida que el actor ha dejado. Vive el momento, dicen sus interacciones. Desconéctate, deja de revisar tus actualizaciones, deja el swiping, involúcrate, conoce a un extraño. Entonces, como recordatorio de la leyenda urbana creada por Murray, aquí hay 9 historias detalladas en el documental que desearías 100% que te hubieran pasado a ti.

bill murray south carolina

1. Cuando Bill Murray irrumpió en la sesión fotográfica de la boda de una pareja...
El escenario es Charleston, Carolina del Sur. La sesión fotográfica de la boda de una pareja está en proceso. "Me preparo para tomar las fotografías“, dice el fotógrafo en el documental, "y cuando miro a través de la lente, veo a este tipo... y es Bill Murray, dándose palmadas en el estómago". Murray estaba haciendo reír a la pareja desde el otro lado de la calle. Le pidieron que se quedara para la foto y lo hizo. Fue totalmente espontáneo. Con el clic del obturador, Murray es capturado al lado de la pareja, apoyado contra la pared, con ese clásico estilo como recién salido de la cama de Murray. Totalmente inexpresivo, sin sonrisa, porque no es necesario. ¿Por qué? Porque en palabras del rapero GZA, él es "Bill Groundhog-Day-Ghostbustin'-ass Murray".

bill murray poetry

2. Cuando Bill Murray le leyó poesía a unos trabajadores de la construcción...
"No tenía sentido para nosotros que Bill Murray estuviera en una obra en construcción", recuerda un trabajador acerca de la aparición del actor en 2009. Murray apareció en el sitio donde trabajaban los corpulentos constructores en la nueva Casa del Poeta, una biblioteca nacional de poesía en Nueva York. Se aclaró la garganta y empezó a leerle al grupo de trabajadores: "I dwell on possibility…” [Reflexiono acerca de las posibilidades…]. Silencio. Había rostros desconcertados. Los teléfonos apuntaban hacia Murray, nadie estaba seguro de qué hacer. Entonces Murray aligeró el ambiente, invitando a los chicos a leer su propia poesía. "Vamos, no sean tímidos”, dijo haciendo señas. Aunque su aparición fue sorprendente, no es tan sorprendente, él es un fanático de la poesía de toda la vida. Incluso, una vez, compartió sus poemas favoritos con Oprah.

bill murray washing dishes

3. Cuando Bill Murray lavó los platos en una fiesta casera en Escocia...
Después de un día de golf en Escocia, Bill fue a un bar y ahí lo abordó una estudiante de antropología noruega. La estudiante lo invitó a una fiesta casera en St Andrews, y adivina qué, Murray aceptó. Uno de los invitados recuerda que, en la fiesta, Murray estaba horrorizado ante el estado deplorable de la cocina. Les dijo a las chicas que era un desastre, luego se enrolló las mangas y lavó los platos como lo haría el compañero de casa con el que siempre soñaste.

bill murray baseball fan

4. Cuando Bill Murray le regaló un boleto para la Serie Mundial de béisbol a un completo desconocido...
Justo antes de un gran juego de la Serie Mundial de béisbol, Murray vio que un fanático de los Chicago Cubs necesitaba un boleto. Y adivina qué: tenía un boleto extra. Y adivina qué más: era de primera fila. Y qué crees: estaba justo al lado de él. "Se da vuelta y dice: aquí hay un boleto", dijo el afortunado fanático más tarde. “Prácticamente me empujó hacia la puerta". La cara de alegría del fanático de los Chicago Cubs, charlando con Murray durante el juego, lo dice todo. De nuevo, surgen varias preguntas. ¿Por qué Murray tenía un boleto extra? ¿Por qué no iba con un invitado? ¿Lo planeó? ¿Bill Murray algunas vez dejará de ser el mejor tipo del mundo?

bill murray bar
Bill Murray en 2016 atendiendo el bar de su hijo en Brooklyn.

5. Cuando Bill Murray atendió el bar del evento SXSW...
Bill Murray entra en un bar... Espera. Esto no es un chiste. Esto realmente sucedió. En 2010, el actor estaba en Austin durante SXSW y llegó al bar Shangri-La, donde empezó a conversar con el cantinero. "Voy a ver a GZA. ¿Quieres venir?”, le preguntó Murray. Pero el lugar se llenó rápidamente y Murray se fue, el cantinero se quedó. Dos horas después volvió y habló con el mismo chico. El chico le preguntó a Murray si le gustaría ayudarle a atender el bar (lo cual nos gustaría a todos), y entonces Murray, emocionado, saltó detrás de la barra y comenzó a servir tragos de tequila. Pero lo más curioso fue: sin importar lo que la gente ordenara, él les servía tequila. ¿Quieres una cerveza? Toma tequila. "Me encontraba atendiendo el bar con un Ghostbuster", relató el chico después.

Bill murray viral video

6. Cuando Bill Murray filmó una escena en cámara lenta al estilo de Wes Anderson con unos fans...
En 2011, un crew de cine de terror con bajo presupuesto estaba trabajando en el rodaje de un comercial con Murray. Eran grandes fanáticos de él, obviamente, pero en lugar de pedirle un autógrafo tuvieron otra idea: que caminara por un pasillo, en una escena en cámara lenta al estilo de Wes Anderson. A Murray, por supuesto, le gustó la idea. El resultado final, un video que pronto se volvió viral

, muestra a Murray caminando seriamente al lado de sus fans al ritmo del soundtrack de una banda de rock de los 60. Incluso una vez que terminó la toma, aparentemente siguió caminando al mismo paso. "Esto fue un homenaje a Wes Anderson y Bill", escribió un chico después. "Él sabía exactamente lo que queríamos cuando le hicimos la propuesta“.

bill murray karaoke

7. Cuando Bill Murray cantó una canción de Elvis en una fiesta privada de karaoke...
¿Recuerdas esa escena de Lost In Translation, cuando Murray canta una canción de Elvis Costello? ¿Sí? Pues bien, la vida imita al arte, como dicen. En 2011, en el Karaoke One en la ciudad de Nueva York, un grupo de personas, de nuevo se trató de unos extraños elegidos al azar, vieron al actor afuera y lo invitaron a unirse a su celebración privada. Aceptó, porque es Bill Murray, y pasó el resto de la noche comprándoles bebidas a todos y cantando duetos de Marie's The Name, del otro Elvis. "Bill Murray simplemente entró”, recuerda una persona. “Llegó y se la pasó bien". Así de simple.

8. Cuando Bill Murray le cantó a una anciana por su cumpleaños número 94...
Sucedió después de un partido de basquetbol al que Murray asistió en la Universidad Baylor. El nieto de una mujer que celebraba su cumpleaños número 94 solo le preguntó al actor si podían tomarse una foto juntos. ¿La respuesta de Murray? "¿No crees que deberíamos cantarle las mañanitas?”. El nieto dijo más tarde en Facebook: "No tenía que hacer eso. Él realmente quería hacer que mi abuela se sintiera especial. Ése fue verdaderamente un acto con clase”. No importa cuál sea su edad, creo que todos podemos concordar en que este es el mejor regalo de cumpleaños de todos los tiempos.

bill murray kickball

9. Cuando Bill Murray se unió inesperadamente a un juego de futbeis en Nueva York...
"Es Bill Murray", se puede escuchar a una chica decir en el video que registró este encuentro. “Ay, ¿estás bromeando?", dice otra. En la temblorosa filmación, vemos a Bill con unos shorts azules y un gorro negro, caminando en medio del campo, esperando casualmente la pelota. Nuevamente, fue tan simple que nadie podría haberlo esperado o predicho. Llegó, vio que estaban jugando y pidió unirse al juego. “Ah, claro, puedes jugar", fue la respuesta de la chica, el juego mejoró de manera exponencial en ese instante. No todos los días puedes patear el balón y luego gritar: "¡Bill Murray, haz un pase largo!”.

The Bill Murray Stories: Life Lessons Learned From A Mythical Man será proyectada en el Festival de Cine de Londres este mes.

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.

Tagged:
bill murray
Documentales
cine