La cuarentena de Martina Matencio en fotos

"A mi vida le doy yo el sentido que quiero y se lo doy así: creando".

por Raquel Zas
|
08 Abril 2020, 11:09am

Una de cada diez personas en el mundo están confinadas. Esto supone alrededor del 12% de la población mundial, unos 900 millones de personas. Y la mayor parte de ellos no puede trabajar desde casa. Pero, ¿qué pasa cuando tu trabajo consiste en crear? ¿Tienes la obligación o, mejor dicho, la necesidad de crear aunque estés encerrado entre cuatro paredes? Esto es lo que le pasa a Martina Matencio, una fotógrafa catalana que en poco más de cinco años se ha convertido en una de las más prolíficas y admiradas de la escena nacional. Y lo ha hecho a través de un trabajo centrado en la figura femenina, en la sensibilidad y en un cuidado gusto estético. Sus imágenes, en sus propias palabras, "son como una canción con sentimiento", cuyos inicios fueron marcados por un proyecto personal en el que Martina retrató todas las noches durante varios meses a un niño discapacitado que cuidaba en un hospital. Y así, paradójicamente, su escenario vuelve a ser una habitación, esta vez en su casa, y como no puede ser de otra manera Martina sigue creando. Hablamos con ella sobre su confinamiento y todo el arte que está surgiendo de esta singular experiencia.

martina matencio

¿Cómo estás llevando la cuarentena? ¿Tu secreto para mantenerte cuerda?
Realmente la estoy llevando bien, aún así me parece una momento difícil, para unos más que otros, está muriendo muchísima gente, es muy triste la situación pero soy una persona que acepta bastante los malos momentos. Pienso que todo pasa por algo, sé que es una frase típica y que parece de Jorge Bucay pero si lo piensas, tiene toda su lógica. El mundo, la tierra, el universo nos está dando esto, es una lección y tenemos que cogerlo y aceptarlo y una vez tengamos esto, podremos avanzar, para mí la vida funciona así. Por eso, por ahora no me he estancado en ningún momento, no te negaré que no tengo momento de debilidad y me encantaría salir a la calle y ponerme a correr, pero no puedo.

Estoy pasando el confinamiento con dos muy buenas amigas: Tai Sans y Mónica Figueras, entre las tres no paramos de crear, pensar nuevas ideas, hablamos muchísimos, en el fondo nos estamos conociendo. En la vida había creado tantísimo, incluso estoy empezando un libro, escribo cartas a personas que quiero, y sobre todo, pienso en todo lo que me diría mi padre si estuviera vivo.

martina matencio

¿Cómo está afectando a tu trabajo?
Me está afectando de manera económica, supongo que como a todo el mundo. A unos más que otros, pero la verdad que no me preocupa muchísimo, lo pienso y a veces me angustia pero intento dejar de lado esa parte porque lo único que puedo hacer es seguir haciendo lo que hago, crear. En estos últimos días me han llegado varias propuestas de marcas para poder hacer shootings a distancia a través de una pantalla (como hice con mi amiga, modelo y directora @raquelsannicolas). Realmente pienso que es una oportunidad enorme para darle la vuelta a todo, para no estancarnos, para entendernos, para buscarnos y aunque nunca podamos encontrarnos del todo, al menos, sentir que en la vida o caminas aunque te lo pongan difícil o te mueres en tu mierda.

¿Por qué tienes la necesidad de seguir creando a pesar de estar confinada en casa?
Porque me moriría. Te juro que si no creo, me ahogo. Es lo único que me salva de la muerte. A mi vida le doy yo el sentido que quiero y se lo doy así: creando.

martina matencio

¿Has sacado alguna lección o reflexión importante de esta situación tan insólita?
Realmente todas y cada una de las reflexiones que he tenido ya las había tenido en otros momentos de mi vida, simplemente que ahora puedo observarlo todo de manera más relajada porque todo el mundo está en la misma situación. Mi padre me dijo una vez un proverbio chino que dice así: "El sabio puede sentarse en un hormiguero, pero solo el necio se queda sentado sobre él".

Hemos visto que has hecho una sesión de fotos por videollamada. ¿La crisis agudiza el ingenio?
Pensé: ¿por qué no? Al final es importante estar en constante movimiento, nos están obligando a quedarnos en casa pero no nos están obligando a quedarnos quietos. Es cierto que hay gente que tiene espacios más pequeños, yo tengo la “suerte” de tener un estudio donde puedo hacer casi todo, pero siempre digo y diré lo mismo; “Lo único que no cambia es que todo cambia” y para mÍ ahí está la formula para ser feliz, tenemos que ser nosotros mismos quienes hagan ese cambio, por eso me pareció una brillante idea poder fotografiar a Raquel desde una pantalla. Me nació hacerlo y lo hice, y lo mejor es que a la gente también le ha parecido una buena idea.

martina matencio

¿Qué le dirías a todos aquellos que en momentos tan extremos piensan que la cultura y el arte son un bien prescindible”?
Les diría que: es la hora del cambio, y que cualquier crisis consiste en destruir lo viejo para que pueda surgir lo nuevo. Que sé que es un momento jodido, sé que está muriendo mucha gente, sobre todo gente mayor, pero que es muy importante intentar verlo con otra perspectiva porque lamentablemente no podemos hacer nada más que lo que cada uno quiere y puede hacer. Y que no para todo el mundo el arte es algo necesario, pero que muchas personas lo necesitamos así y se tiene que respetar. Así que cada persona haga lo que crea y sienta. Pero creo que si aprovechamos este escenario de cambio y transformación quizás podremos evolucionar como sociedad y también como individuos. Que la gente que quiera que genere contenido, que cree en casa, que piense ideas que quiera hacer, y si no puede hacerlas ahora, que las haga cuando todo este haya acabado, porque acabará. Ojalá cuando todo esto haya acabado, la gente salga de sus casas y lo recuerde para siempre, porque esto puede ser una gran fuerza para ayudarnos a sobrevivir, a vivir mejor.

1586343996668-DSC_4642-2
martina matencio
1586344045188-XS9A6752
martina matencio
martina matencio
martina matencio

Créditos

Texto Raquel Zas
Todas las imágenes cortesía de Martina Matencio

Tagged:
arte
Cultură
Coronavirus
aislamiento
cuarentena
Martina Matencio
COVID-19
lalovenenoso