Publicidad

los hombres dominan el futuro de la moda

La moda masculina ha dejado de ser un acólito de la femenina y en las últimas temporadas se ha posicionado con fuerza para ofrecer tantas opciones como tipos de hombres existen. En i-D investigamos el fenómeno y destacamos a los diseñadores que están...

por Leticia Orúe
|
01 Abril 2015, 9:57am

Fotografía Harry Carr / Piczo

La moda masculina es como el lejano Oeste. Está llena de energía, promesas y vastos territorios por explorar. Nuevos diseñadores, nuevas identidades, creación, apertura, experimentación… Sin embargo, resulta significativo y entrañable a partes iguales que una gran mayoría masculina siga pidiendo consejo a novias, madres y amigas para ir de compras y elegir qué ponerse, cuando en el fondo tienen mucho más claro que nosotras lo que quieren y lo que les gusta. Quizá sea porque el hombre no sabe dónde encontrar lo que quiere. Aceptémoslo, para el hombre la moda nunca ha sido una prioridad. Hasta ahora.

Fotografía Johnny Kangasniemi

Lo que se está viviendo ahora en el menswear es algo que va mucho más allá del continuo anchar o estrechar solapas, piernas de pantalón o cuellos de camisas. Las nuevas identidades que surgieron con fuerza y que reclamaban una estética propia -nacida en la innegable corriente "ambisexual" que se respira enclubs y redes sociales- ahora desfila en todas las pasarelas del mundo de la mano de las marcas más influyentes. Esas marcas a las que todas las demás copiarán. Aunque no debemos confundirnos. Que la ambisexualidad haya favorecido incorporar e integrar rasgos y elementos tradicionalmente femeninos no significa que los chicos quieran vestirse de chicas. Significa que la moda masculina avanza por el apasionante camino de ampliar su identidad, incorporando, a su manera, rasgos y elementos tradicionalmente asociados a la moda femenina.

Criterios como la simplicidad, la comodidad y un innegable amor por lo práctico, todavía inclinan la balanza a la hora de guiar los hábitos de compra de los hombres. Pero vestir prendas consideradas como modernas o de tendencia, empieza a ser un factor fundamental a la hora de tomar decisiones, sobre todo entre los más jóvenes. Además, otro factor muy interesante y que diferencia considerablemente el consumo masculino y el femenino, es el hecho de que los chicos sean "hipersensibles sobre lo que las marcas que llevan dicen sobre ellos". 

Mientras que nosotras saltamos alegres de una marca a otra en función de las ofertas, rebajas y tendencias; la compra de los hombres o bien meditada y profunda o bien de supervivencia; lo que me lleva a otro hecho innegable y al verdadero objeto de este artículo: la mayoría de los chicos no tienen ni idea de donde encontrar esa marca o diseñador con la que se identificarán a muerte, vestirán felices y comerán perdices.

Aquí va una breve guía de los diseñadores más relevantes del momento. Chicos, estáis de enhorabuena, porque hay para todos los gustos:

El Hyper Street tecnológico de Alexander Wang.
Desde sus comienzos, Wang ha experimentado con la ropa técnica y deportiva para elevarla a un street de luxe con profundas convicciones tecnológicas. Sus siluetas son minimalistas y así como posee el don de feminizar prendas masculinas en sus colecciones de mujer, el hombre de Wang fusiona la estética worker con una finura elegante de líneas simples. La próxima temporada introduce estampados de estética beach surf fusionados con parkas y bombers estructuradas y recias en las que el americano experimenta con grabados láser que consiguen reproducir la textura del algodón de rizo. En resumen: te gustará si eres amante de las zapatillas y las prendas prácticas, elegantes pero con ese toque tecnológico, contemporáneo y especial que hace que la gente se fije en lo que llevas puesto sin saber muy bien por qué.

Fotografía Barbara Anastacio

El nuevo Gucci
Es una de esas marcas que conoces de toda la vida. Has visto su logo repetido en bolsos, calcetines y calzoncillos, zapatos y todo tipo de falsificaciones fascinantes. Pero Gucci es mucho más que un logo. Conserva ese aire caliente, mediterráneo y apasionado que le viene de su origen italiano, pero ha conseguido adaptarse y vivir muchas experiencias gracias a sus romances con los diseñadores que han pasado por sus talleres. Apasionante y poderoso, Tom Ford nos vistió para adorar como fieles acólitos el sexo, la elegancia y el hedonismo. Tras él, Frida Gianni trajo una discreta paz que llena de glamour y brillo que convertía lo antiguo o retro en moderno. Su sucesor Alessandro Michele ha dado un paso más, ofreciendo un desfile en el que llenó la pasarela de androginia y de romanticismo intelectual. Se avecinan nuevos tiempos.

Fotografía Mitchell Sams

Miuccia Prada mezcla moda, intelectualidad y arte
Es un auténtico camaleón que muda de piel casi completamente cada temporada, consiguiendo hacer algo nuevo y dejarnos con ganas de más. Es una mujer muy lista y, por lo tanto, inquieta. "Me gusta crear prendas que sean bonitas, por supuesto, pero también necesito que sean interesantes y que se consideren inteligentes sin estar fuera de lugar". Es algo así como la jefa en estos momentos.

Fotografía Harry Carr

Rick Owens para los amantes del negro y los que están aburridos de la moda tradicional
Su estética siempre ha sido futurista y prehistórica al mismo tiempo, podríamos decir que casi post-apocalíptica. Owens nos hace volver a las raíces, a lo primitivo y esencial. Es incisivo y atemporal. El cuerpo no es importante, pero la piel o el sexo sí lo son, tanto para obviarlo como para exponerlo. En su última colección, algunas de las prendas mostraban los penes de los modelos. Tranquilamente y de forma sutil. En la anterior, llenó la pasarela de rollizas bailarinas de stomp, que ofrecieron una espectacular demostración de fuerza e intensidad. "La desnudez es una de las cosas más simples y naturales" comentaba tras el revuelo que se originó por los pseudo desnudos genitales. Sus colecciones de hombre desafían las leyes del género y las tendencias y nos hacen viajar a un futuro en el que se viste de forma esencial y con carácter. Owens es negro, conceptual, práctico, resistente y atemporal. Lo que nunca ha estado de moda no puede pasarse de moda.

Fotografía Mitchell Sams

"Música y moda están conectadas genéticamente"
Algo parecido le sucede a Hedi Slimane, el director creativo de Saint Laurent. Slimane, más que preocuparse por tendencias, es el maestro de lo cool. En cinco palabras: lujo, andrógina, música, sofisticación y juventud. Muchos piensan que fue él, al llenar la pasarela de siluetas andróginas y extremadamente estilizadas, el que abrió la caja de pandora de las posibilidades que la moda masculina tenía que ofrecer. Slimane captura la fugacidad de la juventud, así como la vulnerabilidad de una belleza púber que juguetea entre lo masculino y lo femenino sin ningún pudor y sin ningún interés por lo street. Sus colecciones, pese a lo elevado del precio, suelen acabar colgando el cartel de 'Sold Out'.

Fotografía Hedi Slimane

El nuevo
Aunque JW Anderson tenga carita de bueno, lo cierto es que mezcla sin piedad todo tipo de décadas en lo que podría llamarse "androginia preppy". Tanto como director creativo de Loewe como en sus propias colecciones, Anderson es un adalid de la transversalidad, fusionando sin pudor ni reparos lo femenino y lo masculino. "Cuando diseño no me preocupo si la colección es para hombre o para mujer". En su última colección conviven en perfecta armonía reminiscencias de las décadas de los 60, 70, 80 y 90. Si a Slimane le debemos el haber introducido la música en la moda, a Anderson hay que reconocerle que sus colecciones representan un nuevo ideal de hombre. Intelectual, ecléctico y sin miedo. Pese a lo marcado de su estilo -llamémosle complicado para los más conservadores- resulta paradójico que sus prendas, por separado, resulten totalmente deseables.

Fotografía Daniel Jackson

No te pierdas:
*El sexo en la moda masculina
*La delgada línea entre la androginia y el unisex

Recomendados


Texto Leticia Orúe
Fotografía Harry Carr / Piczo