¿cómo responderán los jóvenes en el 20D?

Después de dejarnos un legado de crisis y desempleo, una nueva generación de jóvenes se organiza para tomar las riendas.

por Marian Garrido
|
09 Diciembre 2015, 11:20am

Imagen Victor Gutiérrez Navarro vía Flickr

Síguenos en Facebook para estar al día de todas las noticias de moda y cultura joven

Ya está, el momento ha llegado. Estamos plenamente sumergidos en la campaña electoral.

Aquello que parecía alargarse y alargarse desde hace unos borrosos cuatro años nos ha explotado en la parrilla televisiva. 2015 será recordado como posiblemente el año en el que el bipartidismo por fin se extinga, pero también como el que mayores cuotas de vergüenza nos han dejado los aspirantes en forma de apariciones estelares; solo les ha faltado cantar en un 'talent show'.

Es cierto que parece que los asesores están empezando a arriesgarse con otros formatos de promoción, tal y como se viene haciendo en Estados Unidos durante décadas, pero hasta que ese sentido del espectáculo no cale en la clase política, seguirá pareciendo un burdo acercamiento al espectador -es decir, el votante-, que no sabe muy bien como ubicar esta supuesta nueva cara divertida del político.

Lee: Así es como la generación Z va a cambiar el mundo
Lee: Por qué Manuela Carmena es la abuela que todos querríamos tener

Fotografía de Jose Mesa vía Flickr

¿Es necesario tanto sufrimiento para arrancar un voto o dos? Pero sobre todo ¿están enfocando bien sus estrategias de promoción a los jóvenes? Desde luego, aparecer con Maria Teresa Campos cantando nanas no parece la mejor opción.

Supuestamente, este 20D habrá unos casi 4 millones de votantes que se estrenen en las urnas. Supuestamente porque lo que reflejan las encuestas de predicción de voto es que una mayoría de los millennials no ejercerán su derecho en estas elecciones porque no se ven representados por nadie o simplemente 'pasan'.

Sin embargo, podemos afirmar que a pesar de los números, el repunte de ilusión en cuanto a las nuevas políticas es palpable y la intención de voto va por esos derroteros.

Fotografía de Mario Fernández vía Flickr

¿Qué ha pasado entones con los jóvenes de España y la política? Hagamos memoria. El desencanto y el hastío se había apoderado de una generación anterior, que ha visto como ciclo electoral tras otro han ganado los grandes partidos y con ellos han venido medidas nada favorables para las condiciones de ocio que en esta legislatura han ido empeorando -leyes anti botellón, cierres de bares, dificultades para conciertos, subida de precios en cultura-.

Todas estas, sumadas a unos recursos financieros precarizados, recortes en ayudas y becas, encarecimiento de matrículas universitarias y nulas oportunidades de estabilidad laboral. 

El colapso llega cuando en 2011 estalla el movimiento ciudadano y espontáneo del 15M. Para muchos, algo necesario que inyectaba la vitalidad que la conciencia colectiva necesitaba para despertar y hacer el cambio. Llegaron las elecciones y toda la ilusión se desinfló al ver que nada de esa fuerza se había trasmitido en las urnas. 

Estuvieras o no en las protestas y acampadas, lo cierto es que a pesar de la decepción que supuso que nada cambiase inmediatamente: fue el semillero para una renovación en el pensamiento y en los agentes políticos de donde surgieron nuevos partidos y sobre todo, se dieron cuenta de la necesidad de llegar a los jóvenes, incluyendo candidatos que por primera vez bajan hasta la treintena de edad.

Fotografía de Jose Mesa vía Flickr

También se empezaron a fraguar un montón de acciones colectivas en torno a los barrios que dieron como resultado el inesperado vuelco electoral de las pasadas elecciones autonómicas, siendo cabezas visibles de este movimiento Carmena en Madrid y Colau en Barcelona.

Hoy, ya se puede decir que ambas alcaldesas están valoradas muy positivamente por la mayoría de votantes en su veinteina (también mayores) y solo hace falta acordarse de la campaña publicitaria a base de retratos de Manuela Carmena que inundó la calle y las redes, siendo una iniciativa de los propios ciudadanos quien la impulsó y llevó a cabo.

También es significativa la posterior celebración que se convirtió en una verbena indie con el himno de Podemos a manos de Joe Crepúsculo y medio panorama español a los coros como emblema.

Y es que, que los candidatos sepan de música es una de las cosas más valoradas positivamente por el votante joven. Son numerosas las entrevistas en las que vemos como cada uno (Rajoy suele fallar a pesar de que pudo haber cantado junto a Bertín) nos desgranan sus playlists (un tanto rancias) y tenemos un espectro muy variado.

Fotografía Jøsэp vía Flickr.

Por ejemplo, desde el hip hop de Chikos del Maíz -que Pablo Iglesias insiste en meternos con calzador- a Sabina -al que encargó un himno Ciudadanos- o Manolo García a los que Albert Ribera les llama el poeta de la calle y el de la naturaleza respectivamente. Todo esto sin nombrar a los grupos tipo numetal que prefiere Alberto Garzón, como Linking Park (no, a nadie le gusta PC Music o el trap de momento).

Otro barómetro de intención de voto son ahora mismo los 'memes' que surgen sobre los candidatos  y de ahí se desprende también quién causa simpatías y repulsas. Si nos tuviéramos que quedar con uno; el que compara a Aphex Twin con Pablemos. Tal ha sido su alcance que hasta Pitchfork le ha preguntado al propio músico sobre ello.

Sea como fuere, no hay que olvidarse de la fuga de cerebros del país, de las malas condiciones para el trabajo creativo y de otros males que azotan a los jóvenes y que seguramente estén ahora mismo preparando sus sobres para votar con resignación desde el extranjero. 

A la mayoría no les convence la política y creen en otras maneras de organización. Estas cosas posiblemente las veamos reflejadas en el resultado, pero estamos seguros de que apostar por la visión crítica y fresca de los veinteañeros es la manera de hacer futuro decidan lo que decidan. 

Y es que ya lo decían los 'yuppies': no te fíes de nadie con más de 30.

Recomendados


Texto Marian Garrido
Fotografía Victor Gutiérrez Navarro vía Flickr

Tagged:
Politică
Cultură
Elecciones
jóvenes