Publicidad

12 videoclips que reivindican la libertad sexual

La lucha por la visibilización LGTB cada vez está teniendo más representación en la música.

por Manu Palmer
|
22 Junio 2016, 2:00pm

Fotograma de 'Desire', de Years & Years

"¿Estamos realmente a salvo?". Esa es una de las preguntas que el colectivo LGTB se sigue haciendo a día de hoy. La homofobia -una lacra que en las grandes ciudades parecía ya casi enterrada- está floreciendo cada día más, sobre todo debido al repunte de agresiones y acosos hacia personas homosexuales. Por si fuera poco, ahora también somos objetivo terrorista, ya que cualquier día un loco puede ir a tu discoteca favorita y arrasar con todo solamente porque no tolera que dos hombres se besen en los labios.

Curiosamente, el lugar elegido por el terrorista de Orlando no fue escogido al azar. Fue una discoteca gay, un espacio que muchos pueden considerar un refugio donde bailar sus canciones favoritas y desinhibirse. Un lugar donde ser ellos mismos. En el fondo, ese es el poder de la música: te define, moldea tu personalidad y te ayuda a expresar emociones. La música está a nuestro alrededor cada día y forma parte de nuestra vida, a veces de forma imperceptible. Es por ello que es muy importante que muestre la realidad en la que vivimos y en ese sentido, lo logra con creces.

En los últimos años, la música (y sobre todo los videoclips) es el campo que más está ayudando a la visibilización y normalización del mundo LGTB. Sí, lo lleva haciendo desde hace décadas (¿qué sería de divas como Madonna, Cher o Kylie sin sus orgullosas legiones de fans?), pero el repunte que estamos viviendo en los últimos años es muy destacable y, sobre todo, muy necesario. La última artista en formar parte de esta larga lista es la británica Shura.

Lee: Los videoclips más reivindicativos de la música
Lee: 35 videoclips para entender la música de los últimos 35 años

En su vídeo más reciente, What's it gonna be?, Shura muestra cómo un chico y una chica adolescentes aparentemente heterosexuales trazan un plan para que sus respectivos amores platónicos se enamoren del otro. Spoiler alert: las dos chicas se terminan besando al igual que los chicos.

No es la primera vez que Shura muestra algo así. La británica ya lo hizo en el videoclip de Touch donde varias personas se besaban entre sí independientemente de su género, donde una chica acude a una fiesta con su amigo drag. Que estemos ante la gran revelación musical de los últimos meses aporta al tema del que hablamos una dimensión muy interesante.

Pero Shura no es la única artista que está ayudando al colectivo LGTB. Alicia Keys regresaba hace poco con In Common, un tema muy distinto a lo que nos tiene acostumbrados y con un vídeo que muestra todas las identidades sociales que afortunadamente podemos vivir en la actualidad. Una artista muy reconocida por el gran público apareciendo sin maquillaje y enseñando que cualquier tipo de persona y cualquier tipo de amor merece tener su representación aunque sea en 3 minutos. ¿Se puede molar más?

Otro gran grupo que ha sido capaz de mostrar musicalmente las distintas identidades sexuales y de género que existen fue Arcade Fire. En 2014 publicaron el videoclip de We exist con Andrew Garfield como protagonista donde podemos ver cómo alguien que se siente mujer intenta superar los complejos en el mundo rural estadounidense.

A pesar de que la presencia de grandes artistas en esta lista es más que necesaria, donde más representación podemos encontrar es en pequeños artistas emergentes que poco a poco se están haciendo un hueco en el panorama musical. Uno de ellos es el australiano Josef Salvat, que en el vídeo de Hustler interpreta sin ningún tipo de reparos a una persona bisexual (posiblemente uno de los pocos que se haya atrevido a hacerlo) o Honne, un dúo londinense que mostró en Warm on a cold night a una pareja de lesbianas.

Otra artista emergente que quiso visibilizar el lesbianismo fue Lapsley, quien, en Love is blind, incluyó varios tipos de parejas: jóvenes, mayores, homosexuales, heterosexuales, interraciales,... Al fin y al cabo, como ella misma canta Love is blind when the light goes out (El amor es ciego cuando se apaga la luz) y seas como seas, amarás y sufrirás como una persona cualquiera.

Mura Masa es otro de los artistas revelación que podemos incluir en esta lista  y el videoclip de What if I go? es el ejemplo perfecto. Un artista británico de 20 años incluyendo en una de sus canciones más populares a distintos tipos de parejas en los suburbios de Reino Unido (entre ellos una pareja de gays), nos enseña que, lo que muchas veces vemos por la televisión, son estereotipos. Si el futuro es esto, nos quedamos a verlo.

Junto a Mura Masa podemos incluir a The Blaze, un dúo de electrónica procedente de Francia. Su clip Virile se hizo un poco viral a principios de 2016 entre los círculos gays precisamente porque, al igual que Mura Masa, mostraba un espectro de las parejas gays que no solía ser mostrada en medios audiovisuales. Unas escenas con una gran carga homoerótica que no dejan indiferente a nadie.

Otro de los mejores ejemplos que podemos exponer es el de Highschool Never Ends, de Mykki Blanco con la colaboración del francés Woodkid. El vídeo (un poco NSFW por su violencia) muestra, además de parejas gays no convencionales, cómo no todo está conseguido en el mundo homosexual y cómo en algunos casos las personas siguen siendo perseguidas por amar libremente.

Obviamente, los artistas que son abiertamente homosexuales aprovechan para sacar todas sus cartas cada vez que publican un nuevo videoclip. Es el caso de Troye Sivan u Olly Alexander, vocalista de Years & Years. Y en este caso son dos de los artistas que más pueden ayudar a esta visibilización de la que estamos hablando.

Mientras el primero tiene una auténtica legión de fans tras él, Years & Years se han alzado como uno de los grupos de pop más exitosos de los últimos años (en serio, ¿quién no ha escuchado King a estas alturas?). Su vídeo con la colaboración de Tove Lo demuestra que a la hora de mostrar orientaciones sexuales, no se corta un pelo.

El equivalente hispano lo podríamos tener en Javiera Mena. La chilena revolucionó a todos con las múltiples referencias lésbicas que podíamos encontrar en las imágenes que acompañaban a Espada. Algo natural teniendo en cuenta que Javiera es una de las mayores exponentes homosexuales en la música latinoamericana.

Vale, el público mayoritario de estos artistas es el homosexual (uno de los que más música consume), pero ello no implica que no se estén logrando pequeños adelantos. ¿Cuántos ejemplos como los que hemos mostrado aquí podíamos ver hace 10 años? Muchísimos menos. Casi ninguno. 

Los ídolos musicales y los nuevos artistas emergentes están ayudando y pueden ayudar mucho más si siguen mostrando la realidad que hay en las calles como algo normal en sus videoclips. Ya no sólo ayudan a que alguien acepte su propia sexualidad y decida salir del armario sino aceptar la de los demás y desarrollar una tolerancia prácticamente innata. Porque ya se sabe, la música amansa a las fieras.

Recomendados


Texto Manu Barrena
Fotograma de Desire, de Years & Years