Quantcast

los 5 nuevos directores españoles que salvarán el cine en 2016

Conoce a los nuevos talentos que revolucionarán el cine español en los próximos años.

Marc Muñoz

​Fotograma de 'Sequence', de Carles Torrens

Síguenos en Facebook para estar al día de todas las noticias de moda y cultura joven

El cine español sigue extenuado, pero ello no impide que nuevas figuras intenten abrirse paso con su talento. Nos detenemos en cinco nombres que podrían marcar el panorama en los próximos doce meses.

Que los directores con más solera de nuestro cine estén haciendo las Américas es un barómetro bastante revelador del estado de precariedad que sigue afligiendo al cine español a falta de una política más generosa sobre las ayudas al cine y de la bajada del IVA cultural.

Es el caso, por ejemplo, de Juan Antonio Bayona y Nacho Vigalondo, que estrenarán producciones internacionales a lo largo de este año. No en vano, el escenario español, tan poco favorable a la proliferación y renovación del talento cinematográfico, no puede detener el surgimiento de nuevas voces. Aquí van cinco nombres clave para entender el cine que se nos viene encima.

*Lee: Las realizadoras españolas que tienes que conocer
*Lee: Las nuevas caras del cine español

Alice Waddington
La realizadora saltó a la palestra el pasado año con Disco Inferno, un cortometraje en el que consiguió enrolar a Ana Rujas y Aitana Sánchez Gijón como protagonistas, y con el que paseó de la mano por festivales de medio mundo para regresar con varios premios en la maleta, entre estos los obtenidos en el Festival de Sitges y el Fantastic Fest de Austin.

Esta joven nacida en 1990, afincada en Madrid y precoz en la realización -a los 18 ya trabajaba en la dirección de fashion films-, prepara ahora el que será su primer largometraje: Paradise Hills. Con tratamiento de Nacho Vigalondo, la película está beneficiada sin duda por el laborioso trabajo alcanzado con su primer corto.

David Victori
En el caso de este manresano el cine parece ser su ecosistema natural. Desde que Bigas Luna y Ridley Scott se fijaran en su talento, sus pasos apuntan irremediablemente hacia Hollywood. Ahí es donde pretende rodar Cross the line, un thriller que supondría su debut en el mundo del largometraje.

Un hito que parece a su alcance si tenemos en cuenta su trayectoria previa: asistente de dirección de Bigas Luna -director de La culpa, el corto con el que ganó el primer festival de Youtube- y el posterior padrinazgo de Ridley Scott y Michael Fassbender para dirigir Zero, espectacular material que debería servirle como salvoconducto para instalarse en la meca del cine. Seguro que pronto volvemos a hablar sobre el realizador catalán.

Carles Torrens
El destino profesional de este joven de Barcelona quedó prácticamente sellado en el momento en el que decidió dejar atrás su ciudad natal para irse a estudiar cine en Los Ángeles. Tras varios cortos como Coming to town y Delaney, el realizador debuta en el mundo del largo con Emergo.

Emergo es un film de terror con guion de Rodrigo Cortés que quedó silenciado por su escaso recorrido comercial en 2014. No obstante, ya rueda su segunda tentativa, Pet: un thriller psicológico protagonizado por Ksenia Solo y Dominic Monaghan que debería llegar a salas norteamericanas a lo largo del año.

Clara Roquet
La joven Clara Roquet (Vic, 1990) ha despegado con fuerza en el campo audiovisual. Tras escribir junto a Carlos Marqués-Marcet el aplaudido drama romántico 10.000KM (Goya al mejor director novel), la catalana compitió en el último Festival de Toronto con el cortometraje El adiós

Un trabajo que le podría abrir las puertas de la industria para lograr mayores aspiraciones, como ese primer largometraje que intenta levantar con la ayuda de Lastor Media. Mientras tanto sigue estudiando un Master de cine en la Universidad de Columbia, estudios que compagina impartiendo clases de guion.

Mauro Herce
Tras una dilatada trayectoria como director de fotografía, el barcelonés Mauro Herce emprendió el camino de la realización con Dead Slow Ahead. Una odisea de sinfonías marinas al bordo de un carguero, cuyo primer desembarco se produjo el pasado septiembre en el prestigioso Festival de Locarno.

Con suerte, su navío recalará en festivales patrios como el D'A, l'Alternativa, el Festival de Sevilla o algún ciclo de la Cineteca. De lo contrario Dead Slow Ahead estará condenada a pasar por nuestro territorio en la lejanía, donde el mar y el cielo se funden.

Recomendados


Texto Marc Muñoz
Fotograma de Sequence, de Carles Torrens