la nueva campaña de jacquemus es una oda a la mujer rural

Otra carta de amor al sur de Francia.

por Isabelle Hellyer
|
20 Diciembre 2016, 9:50am

Las colecciones de Simon Porte Jacquemus se suelen inspirar en el sur de Francia, donde el diseñador pasó su infancia. Su colección primavera/verano'16, un verdadero éxito entre la crítica de la industria, se basó en un idílico viaje a la playa frente al escenario de los blancos arenales de Niza, las cabañas pintadas a rayas y sus aguas turquesas. Un par de temporadas después, regresa a su pueblo natal para inspirarse en las mujeres que lo vieron crecer, que se encuentran más bien sembrando los campos de la Provenza que untando su piel en aceite de bronceado. 

La colección, muy bien acogida en París el pasado septiembre, acaba de presentar su campaña de la mano del fotógrafo David Luraschi. La modelo belga Rose Van Bosstraeten se convierte en una estatua sobre un pedestal de cerámica sosteniendo los símbolos de la vida rural provenzana: el pan, el trigo y la lavanda. 

Fue Rose la que abrió y cerró el desfile de dicha colección, y su aparición en la campaña sugiere que el diseñador francés ha encontrado su primera musa formal. De acuerdo con la veterana modelo -pues debutó para Balenciaga en 1999- Jacquemus organizó una reunión para decirle las ganas que tenía de que trabajasen juntos. Echa un vistazo a la campaña y juzga por ti mismo la estética sobria y sencilla del diseñador. 

Lee: Jacquemus crea historias y ropa por la libertad
Lee: Los 8 diseñadores del futuro

Recomendados


Texto Isabelle Hellyer
Fotografía David Luraschi
Dirección artística Simon Porte Jacquemus

Tagged:
campañas
Μόδα
Jacquemus
primavera verano 2017