Fotografía Georges Antoni

celia flower jones es la modelo del futuro

"Si no puedo ser yo misma, entonces no lo hago".

|
may. 16 2018, 3:14pm

Fotografía Georges Antoni

Celia Flower Jones llama mucho la atención. Es alta y atlética, y su cabeza rapada y cejas oxigenadas se han convertido en sellos poco ortodoxos. Celia fue descubierta hace seis años mientras trabajaba en un pub de Sydney, y poco después comenzó a trabajar en Nueva York, Milán, París y Londres. Durante la fase inicial de su carrera, hizo lo que se esperaba de ella: mantener larga melena rubia y usar ropa negra y neutra para los castings. Este enfoque de 'lienzo en blanco' funcionó por un tiempo, pero, a pesar de su éxito internacional, Celia finalmente regresó a Sydney para tomarse un descanso del mundo de la moda. Pero no tardó mucho en regresar, esta vez explorando su propio estilo mientras llevaba a cabo un proyecto musical junto a su novio.

Con motivo de su participación en la MBFWA de esta semana, hablamos con Celia para descubrir cómo ha sido su viaje hasta ahora y charlar sobre la naturaleza liberadora de hacer lo que quieras.

Te conocimos en MBFWA hace unos años cuando desfilabas para Di$count Univer$e y hemos seguido tu trayectoria desde entonces. ¿Sueles conseguir más trabajo a través de Instagram o sigues acudiendo a castings tradicionales?
Bueno, como veterana que soy, es curioso ver cómo han cambiado las cosas. Desde que comencé a trabajar a los 18 años, he visto un gran cambio en la industria; ahora puedo afeitarme la cabeza y hacerme tatuajes y seguir teniendo trabajo igual -o incluso más que antes-. He conseguido varios desfiles para la MBFWA sin ir a castings, algo que me ha venido muy bien porque he estado enferma las últimas semanas.

Espero que ahora te encuentres mejor. En relación a tu carrera profesional, lo has hecho al revés: has comenzado tu carrera desde fuera.
Sí, me fichó un tío cuando me vio en el bar donde trabajaba. En realidad, era un australiano que vivía en Hollywood, así que me preparó una agencia en Nueva York y desde allí empezó una bola de nieve que no para.

Tenías 18 años, ¿verdad? Parece una buena edad para comenzar.
Era. Nunca deseé ser la próxima supermodelo, no era mi sueño. Me gusta la profesión pero siempre me enfocado el algo más creativo, principalmente la música.

Háblanos de tus planes con la música.
Mi novio y yo acabamos de crear un grupo de electro de rap llamado Clamman Moontown. Él ha trabajado en la industria desde hace muchos años y me está enseñando mucho. Yo tengo un background musical también; mi papá forma parte de tres bandas diferentes y además toco la guitarra y el piano. También canto y rapeo. Hemos escrito algunas canciones y empezamos a grabar sobre cuatro de ellas hasta el momento. Estamos tratando de convertirlo en un espectáculo de entretenimiento realmente extravagante con un sonido completo. Estoy muy emocionada al respecto, pero también conozco a mucha gente fantástica trabajando como modelo, creo que ambas profesiones son compatibles.

Suena increíble. ¿Por qué tipo de trabajos como modelo sueles decantarte?
Bueno, la gente me conoce por mi cabeza rapada y mi estilo punk excéntrico. Tengo un aspecto muy específico y si alguien lo necesita, a mucha gente le viene a la cabeza mi nombre. Hace poco participé en este gran vídeo de Prada inspirado en la película de los 70 The Warriors. Era muy punk y muy industrial, y se filmó en un gran almacén en Alexandria que se parecía mucho a mi casa. Ya sabes, simplemente encajo. Entonces, para ese tipo de cosas, soy muy fácil de elegir. Definitivamente ha habido un cambio en la industria y muchas de las chicas con las que me reúno, incluso en Sydney, son increíbles.

¡Qué bien suena eso!
Sí, es realmente refrescante. Definitivamente funciona para mí porque si no puedo ser yo, entonces no quiero hacerlo. Si tengo que sacrificar mis opiniones y emociones solo para beneficio de otra persona, simplemente no funciona. Estoy feliz de poder ser yo misma. Me gusta ser aceptada como cualquier otra persona y es agradable ver que la industria está cambiando para permitir esto.

Celia lleva vestido y botas Chanel.
Celia lleva top y pantalones de Burberry. Zapatos de la modelo.
Celia lleva pendientes Chanel.
Celia lleva pendientes Chanel, vestido Isabel Marant de Parlour X y zapatos propios.
Celia lleva top, chaqueta y pantalones Burberry, zapatos propios.
Celia lleva sudadera Vetements hoodie deHarrolds.

@celiaflowerjones

Créditos


Fotografía Georges Antoni
Asistentes de fotografía Mitch O'Neill, Ben Butcher y Jon Calvert
Estilismo Charlotte Agnew
Asistentes de estilismo Vicki Liang y Eve Gibney
Peluquería Pete Lennon
Maquillaje Gillian Campbell
Modelo Celia Flower Jones @debutmanagement

Este artículo apareció originalmente en i-D AU.