Fotos cortesía de Guy Marineau

le palace fue el studio 54 de parís

La legendaria discoteca estaba regentada por aristócratas, punks, trabajadores y una comunidad LGBT que buscaba lo que hoy en día denominamos como "safe space" [espacio seguro].

por Antoine Mbemba
|
29 Octubre 2018, 8:27am

Fotos cortesía de Guy Marineau

Este artículo apareció originalmente en i-D France

El mes pasado, en el día inaugural de la semana de la moda de París, Gucci lanzó su colección primavera/verano 2019 en el legendario club Le Palace.

La noticia, que se lanzó unas semanas antes del desfile, desbarajustó los microcosmos de la moda francesa; algo que no nos sorprende demasiado. Poner la palabra "Gucci" al lado de "Le Palace" en 2018 garantiza tanta impaciencia como curiosidad. Es una combinación inteligente que involucra, por un lado, a la firma de lujo más en contacto con los millennials y, por el otro, una institución de la vida nocturna, incondicional de una era que, de alguna manera, se identifica con una generación que ni siquiera había nacido cuando fue fundada.

Sin embargo, aunque el éxito de Gucci es ya algo muy obvio, el de Le Palace es tal vez más difícil de entender. Desde que se convirtió en director creativo de la firma italiana, Alessandro Michele se ha dedicado a construir un universo único que es particularmente atractivo para los menores de 35 años, a pesar de que nunca se ha dirigido específicamente a ellos. El éxito de Gucci está inherentemente vinculado a su capacidad para proyectar fantasías: un ejemplo claro es la surrealista visión de la firma diseñada por Ignasi Monreal.

Uno podría preguntarse perfectamente de dónde viene la fascinación de Gucci con Le Palace. ¿Es solo una expresión más del amor que Alessandro Michele siente por Francia (que ya demostrado con su campaña / homenaje a los eventos de mayo del 68) o podría ser una indicación de que tanto Le Palace como los recuerdos que acarrea son todavía relevantes?

Photos from the legendary nightclub Le Palace

Para llegar al fondo de esto, tenemos que entender qué era Le Palace y qué significó para la generación de jóvenes de la época en que surgió. Comencé a buscar pistas en un libro sobre la vida y la personalidad del cronista de la noche Alain Pacadis.

Trasnochador incansable (hasta su muerte a la edad de 37 años), Pacadis ejercía de actor y comentarista de las noches doradas de Le Palace. Fue él quien se zambulliría de cabeza en esas fiestas míticas para emerger a la mañana siguiente y dedicarse a escribir frases sutiles pero febriles en las columnas del periódico francés Libération.

"[...] el ascenso de un individuo como Alain Pacadis parece impensable hoy en día. Es un símbolo de una época en que la solidaridad hizo posible que muchas corrientes "radicales" prosperaran y se expresaran. Estas corrientes no están muertas, pero han encontrado nuevos canales de expresión", escriben Alexis Bernier y François Buot en su libro, Alain Pacadis: Itinéraire d'un dandy punk.

Le Palace nightclub

En un mundo desgarrado por varias crisis, a los jóvenes de hoy no les queda otra que ponerse fantasear y Le Palace resulta un gran referente si pensamos en utopía. Al igual que el Studio 54 de Nueva York, de 1978 a 1983 el club nocturno era un templo dedicado a la adoración de los audaces y creativos; un espacio donde grandes personalidades como Andy Warhol, Mick Jagger, Grace Jones, Patrick Dewaere, Roland Barthes, Grandmaster Flash o Jean Paul Gaultier podían salir con personas sin una fama específica. Le Palace fue patrocinado por aristócratas, punks, trabajadores y una comunidad LGBT que buscaba lo que hoy en día denominamos como "safe space" [espacio seguro].

¿Nos queda alguno de estos a día de hoy? La cultura sigue generando iconos, ¿pero genera espacios? Cuando el estado de "icono" se restringió a unos pocos individuos intangibles e intocables, el mundo de la vida nocturna parisina se descentralizó: sí, la gente sigue yendo de fiesta a lugares magníficos, pero no hay un solo espacio que cada noche garantice que serán aceptados y celebrados en toda la diversidad que nuestra moderna sociedad tiene para ofrecer.

En Le Palace, Gucci encontró el Santo Grial de la juventud: una forma de ralentizar el tiempo y un refugio de los frenéticos ciclos culturales con los que convivimos en 2018.

Todas las fotos utilizadas en el artículo fueron tomadas por Guy Marineau. Visita su página web para encontrar miles de imágenes más sobre el mundo de la moda —realizadas entre 1975 y 2015—.

Le Palace nightclub
Le Palace nightclub

Le Palace nightclub

Le Palace nightclub

Le Palace nightclub

Le Palace nightclub

Le Palace nightclub