john kilar fotografía la esencia de los festivales

El fotógrafo americano se dedica a reflejar el verdadero espíritu de paz y amor de los festivales más allá del Coachella.

por Courtney Iseman
|
14 Abril 2015, 2:55pm

John Kilar comenzó con la fotografía como el que se crea una cuenta en Instagram: por casualidad. "Empecé a tener esa pasión por compartir mis visiones y mis experiencias", nos cuenta. La diferencia entre la fotografía de Kilar y nuestros selfies es que él tiene un talento innato para captar la belleza de los momentos que "carecen" de la misma. De adolescentes tatuados en Venice Beach a la dulzura angelical de Charlotte Free, la obra de Kilar nos muestra el verdadero show de la vida americana. 

El viaje de este californiano ha sido espontáneo e imprevisto. Asegura que no busca temas o eventos en concreto, simplemente ha ido retratando todo lo que encontraba a su paso durante los últimos cinco años. "Mi trabajo es un reflejo de la vida cotidiana. Trato de experimentar nuevas realidades cada día", afirma el americano.

Las realidades que le interesan a Kilar pueden considerarse algo ajenas al espectador común ya que sus imágenes nos presentan contextos subculturales. "Estoy obsesionado con la contracultura y con lo "raro". Siempre intento encontrar a gente fuera de lo comun y cuando las encuentro, me dejo llevar", confiesa.

Kilar mantiene no se mueve de Venice Beach porque Los Ángeles es donde realmente se siente cómodo. Es un apasionado de la playa, el arte y la extravagancia y su amor por la ciudad es lo que le inspira a colaborar con artistas locales. "La vida en Los Angeles es muy estresante y trato de evitar esa situación, así que prefiero vivir rodeado de naturaleza, pero de vez en cuando vuelvo a la ciudad para trabajar con otros artistas. Me gusta mantener el equilibrio", afirma Kilar.

Por esta razón, John ha adoptado un estilo de vida más nómada: "Me deshice de la mayoría de mis posesiones y decidí empezar a viajar por mi cuenta. La clave está en darse cuenta de cuando ha llegado el momento de mudarse. Cuando llego a un sitio nuevo trato de averiguar el tiempo que necesito para descubrir cómo se vive ahí realmente. Otras simplemente me voy porque quiero estar con mis amigos". A día de hoy, Kilar ha pasado por Nueva Orleans, Hawai, el norte de California, Oregon y Washington y ahora quiere explorar Centroamérica y sus parques nacionales. 

La naturaleza es una de sus mayores fuentes de inspiración, por eso John se aventura en busca de nuevos paisajes y el resultado es realmente impresionante. Sin embargo, también siente una especial cariño por los retratos. En los suyos aparecen desde miembros de comunas hippies hasta vagabundos de las calles Los Ángeles. A veces son sus propios amigos y otras, simples transeúntes. "Preparo mi 35 mm, apunto y disparo", afirma. "He desarrollado una técnica con la que puedo sacar una foto en medio segundo, soy como un ninja. Sin embargo, siempre prefiero hablar un poco con el sujeto en sí".

La temporada de festivales es una mina de oro para todo aquel busca a personas extraordinarias. La mayoría de su trabajo documenta este tipo de escena: se dedica a capturar la atmósfera de miles de personas de todo el mundo confluyendo en un espacio abierto para disfrutar de la música y la fiesta. "Este tipo de entornos son visualmente fascinantes; hay un gran sentido de comunidad, buena energía y buenas vibraciones. Pero cuando los festivales son demasiado grandes y comerciales pierden toda su magia, así que voy en busca de los más pequeños". El fotógrafo es fiel a citas como el Rainbow Gathering -un remanso de paz, amor y felicidad- o el Burning Man. 

El ambiente de los festivales aúna las dos grandes inspiraciones de Kilar: la naturaleza y la contracultura. Sus fotografías son composiciones de inadaptados en paisajes naturales. Ahora pretende centrar su trabajo todavía más en la naturaleza. Espera que su trabajo "inspire a la gente para abandonar su burbuja y experimentar las posibilidades que la vida les ofrece". John Kilar nos anima a no conformarnos con lo socialmente aceptado y a hacer cosas bellas. "Cuestiónatelo todo y experimenta más". 

No te pierdas:
*La fotógrafa Coco Young resalta lo 'feo' de la belleza convencional. 
*Boogie documenta el aspecto más oscuro de la cultura underground.
*La cruda y oscura realidad del fotógrafo Abdul Kircher.

johnkilar.com
instagram.com/johnkilar

Recomendados


Texto Courtney Iseman
Fotografía John Kilar

Tagged:
Música
festivales
Cultură
John Kilar