¿por qué la piratería de supreme es casi tan popular como la original?

El negocio de los bootlegs es cada vez mayor.

por Hannah Ongley
|
01 Mayo 2018, 12:27pm

 i-D, The 35th Birthday Issue, [No. 337, primavera 2015]. Portada de edición limitada por Supreme

Incluso los fans más intensos de Supreme están aceptando el atractivo de la ropa falsificada. El sitio Fashionista, citando un nuevo estudio de SEMrush, informa que Supreme es la marca más buscada en Internet gracias a los fanáticos que buscan las copias. Todo es parte de este nuevo amor por la cultura de la piratería que tiene al mundo de la moda transfigurado. Incluso Gucci está fabricando camisetas "GUCCY", Alexander Wang está celebrando los defectos de fabricación como gráficos pixelados o una mala impresión, y Demna Gvasalia imitando el logotipo de la campaña de Bernie Sanders. Sorprendentemente, pero tal vez no sea sorprendente, SEMrush afirma que las búsquedas de la piratería de moda han aumentado en un 500% en los últimos 24 meses.

El negocio de los bootlegs probablemente se puede atribuir a la fracturada jerarquía de la moda. Esta es una era en la que Supreme puede oficialmente poner su logotipo rojo en el cuero de Louis Vuitton, y no es inmediatamente obvio quién realmente se beneficia, además de los revendedores que sacan bolsos por $14,775 dólares en 1stdibs.com. Pero esta no es la primera vez que las marcas de skate y las marcas de lujo se encuentran juntas en la cama. En sus inicios, Palace Skateboards lanzó una copia de la medusa de Versace para llevar la opulencia a los skaters, antes de que HypePeace pirateara su propio logotipo por para recaudar dinero para la juventud palestina.

Si bien la tendencia de la mercancía "obviamente falsa" de la moda es real, algunos fanáticos de Supreme honestamente solo están pensando en sus cuentas bancarias. "No me siento diferente si uso una camiseta de H&M o una réplica de Supreme", le dijo recientemente un fan anónimo a Highsnobiety. "Me pongo [ambas] porque se ven bien". Touché. "Somos una marca para la gente", ha afirmado James Jebbia de Supreme, a pesar de que el modelo comercial de la marca de culto depende cada vez más de la exclusividad e incluso de aceptar inversionistas. Pero, ¿qué es más democrático que obtener una copia?

Este artículo apareció originalmente en i-D US.