Fotografía Marie Tomanova

'young americans' documenta a la juventud que da vida a nueva york

La fotógrafa Marie Tomanova cuenta con el apoyo y beneplácito del legendario Ryan McGinley.

por Jack Sunnucks
|
04 Abril 2019, 8:07am

Fotografía Marie Tomanova

La última vez que i-D habló con la fotógrafa Marie Tomanova, acababa de presentar su primera exposición individual en el Instituto Checo de Nueva York. Young Americans retrata a los chicos y chicas que había conocido desde que se mudó allí, a través de Carolina del Norte, inspirada en una foto de Ryan McGinley que vio en Internet. Ahora, Tomanova ha sacado un nuevo libro, con un prólogo del propio McGinley. "Me dijo que debería hacer un libro, que en realidad supuso otra gran inspiración", dice ella acerca de su héroe. "¡Es una persona increíble y muy generosa!". El miércoles pasado, día de su lanzamiento, el libro de Tomanova se agotó en una hora; pero no temas, puedes hacerte con una copia aquí. Hablamos con ella para que nos cuente todo lo que le ha pasado este último año repleto de alegrías.

¿Cómo llegó Ryan a escribir el prólogo del libro?
Estaba haciendo un libro, que ya era mi sueño, pero nunca me atreví a pensar que mi héroe escribiría la introducción. No me lo podía creer. Y lo que es realmente maravilloso y liberador de todo esto para mí, y espero que sea inspirador para otras personas, es que incluso tus mayores sueños —incluso los sueños con los que no te atreves ni a soñar— pueden suceder.

Mirando al pasado, hace ocho años, si alguien me dijera que esto iba a pasar, yo le habría dicho: "Ya, de ninguna manera". Vi el trabajo de Ryan cuando estaba en Carolina del Norte en 2011; lo descubrí por Internet. Simplemente se me apareció y me enamoré. Le busqué y miré su trabajo, y me encantan todas sus imágenes de chicos corriendo por el campo, trepando árboles y todo eso. Todo esto resonó en mi interior. Y decidí que el año siguiente mi iría como au pair a Nueva York para poder conocer a Ryan. Algo que no sucedió en años, porque soy muy tímida.

1553800092419-Marie-Tomanova-9

Y también has conseguido crear una exposición impresionante en el Instituto Checo.
En la exposición pusimos 14 impresiones en la pared, y luego hubo una gran proyección de fotos en bucle, unos 300 retratos en total. Fue enorme. Y como estaban tan cerca, se veía genial. Todo eran enormes cabezas mirándote, y el centro de atención radicaba en los ojos. Fue maravilloso.

Después de eso, vino el desafío de cómo poner todo esto en un libro. ¡El libro no puede ser tan grande! Así que fue un gran proceso de aprendizaje. Y creo que, al mirar el libro ahora y tenerlo en la mano, me parece genial. Estoy muy feliz.

¿Cómo encuentras a la gente que fotografías?
Me encanta pasear por la ciudad y ver gente guapa. Todos los días, caminando por la calle, encuentro a una persona que me llama la atención y pienso: "Ay, me gustaría hacerle fotos". Hay personas interesantes en la ciudad que están de moda, que no tienen miedo de ser diferentes o que simplemente son capaces de ser ellas mismas.

1553800106436-Marie-Tomanova-18

Te he oído decir que has visitado la República Checa por primera vez después de ocho años.
Y fue entonces cuando me di cuenta de lo afortunada que soy, lo extremadamente agradecida que me debo sentir y lo feliz que soy viviendo en Nueva York. Porque tienes gente guapa e interesante en la República Checa, pero no se parece en nada a Nueva York. No retraté a muchos jóvenes cuando estuve en la República Checa; hice otro tipo de fotografías, de paisajes y retratos de gente mayor. Es un ambiente completamente distinto, porque Nueva York es un lugar muy singular y la cultura joven es muy característica. Es un universo creativo, diverso, inspirador, único. Tiene una voz propia.

1553800121496-Marie-Tomanova-21

¿Recuerdas cuando conociste a Ryan?
Creo que fue en la exposición de Young Americans. Yo quería que él viese mi trabajo, así que tuve la valentía para ir a la inauguración de Mirror Mirror de Ryan, que fue el verano pasado. En realidad se abrió un día después de que mi exposición se inaugurase. Así que fui y le dije "hola", y le invité a venir a verla. Y lo hizo. Se vino en bicicleta desde Chinatown hasta el Upper East Side.

Se sentó conmigo durante casi dos horas charlando, mirando la proyección un par de veces, haciendo fotos. Estuvimos hablando de personas que conocía en las fotos, porque en realidad fotografiamos a un grupo de personas similares. Fue un momento mágico para mí, sentarme allí con Ryan y pedirle consejo, y ahí fue cuando me dijo que debería hacer un libro, lo cual fue otra gran inspiración. Es una persona increíble y muy generosa.

1553800132708-Marie-Tomanova-23

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.