Marc Jacobs via Instagram

todo lo que pasó en la extravagante boda de marc jacobs

Desde las hermanas Hadid con looks a juego hasta la extraña aparición de Phoebe Philo: así fue la boda de la moda más importante del año.

por Liam Hess
|
09 Abril 2019, 5:17pm

Marc Jacobs via Instagram

Para los fanáticos de la moda que se desplazaron a través de su feed de Instagram este fin de semana, solo había un evento que acaparó toda la atención: las nupcias de Marc Jacobs y su ahora esposo, Char de Francesco. Por la decisión de Marc de proponerle matrimonio con una flash mob en Chipotle, siempre supimos que la boda en sí sería todo un espectáculo. No estábamos seguros de cómo iba a superar el dress code que tuvo el lanzamiento de su libro en 2015 ("Nada de bailarinas, nada de superficies mate, nada de looks naturales"), pero de alguna forma lo logró. Felicidades Marc.

Desde la lista de invitados repleta de súper estrella, a los trajes a medida de Saville Row y las botas Gucci, pasando por los vapers de CBD que se entregaron como complementos de la fiesta, sin duda esta fue la boda de la moda que superó a todas las bodas de la moda. A continuación, investigamos a través de las redes sociales para descubrir todo lo que pasó.

La lista de invitados más salvaje
Teniendo en cuenta la lista de invitados repleta de estrellas, sabíamos que iba a ser una boda para recordar. La ilustre formación de asistentes incluyó, entre otros, a (toma aire): Kate Moss, Naomi Campbell, Bella y Gigi Hadid, Helena Christensen, Christy Turlington, Amber Valletta, Kaia Gerber, Chloë Sevigny, Emily Ratajkowski, Debbie Harry, Boy George, Frank Ocean, Luka Sabbat, Lil 'Kim y Bette Midler. Quienes pasaran por ahí podrían fácilmente pensar que se habían topado con la Gala del Met un mes antes.

Para los fanáticos de la moda, hubo un asunto aún más emocionante: los rumores —inicialmente provocados por un tweet del bloguero Bryanboy— de la primera aparición pública de Phoebe Philo después de su salida de Celine el año pasado. En un post de Twitter subido al día siguiente por el Editor Jefe del Vogue británico, Edward Enninful, se vio a Philo riéndose con Kate Moss y Naomi Campbell (¿acaso existe un trío más icónico, por cierto?). Como Bryanboy dijo en su tweet inicial: "¡Está viva!".

Los novios usaron sastrería tradicional británica con un twist
Dado los gustos notoriamente maximalistas de Jacobs, estaba claro que este no iba a ser un evento para looks sobrios. Los invitados se vistieron en gran parte con atuendos de las colecciones de Marc Jacobs pasadas y presentes: como un ejemplo particularmente llamativo el look de otoño/invierno'19 de Katie Grand, hecho a partir de miles de pétalos de organza cosidos a mano, o la extraordinaria llegada de Gigi y Bella a juego con trajes sastre.

Mientras tanto, ambos novios llevaban trajes a medida creados por Ralph Fitzgerald de los legendarios sastres de Savile Row Huntsman. Jacobs llevaba hombreras y un lirio de agua en la solapa. Otros detalles a destacar son la pareja de broches de pingüinos en miniatura hechos de diamante y ónix, regalo del director de diseño de Prada, Fabio Zambernardi, y una serie de botas de tacón diseñados por Alessandro Michele hechas a medida exclusivamente para este día tan especial. Y la guinda del pastel fue el espectacular número que ambos hicieron al salir de un Rolls Royce Phantom de 1962: incluso con todo este momento que seguro pasará a los archivos de historia de la moda, Jacobs se aseguró de no ser eclipsado.

Los regalos de boda fueron, como tenía que ser, muy bizarros
Incluso si es conocido por su amor por un Marlboro Gold o dos, parece que Jacobs quiso superar los "tazones de cigarrillos" que infestaban los pasillos de la última gran boda de la moda de Nueva York, la de Mary-Kate Olsen en 2015, o al menos quiso brindar una opción más saludable. De acuerdo con Instagram, los asistentes recibieron vapers personalizados como complementos de la fiesta, y venían grabadas con los nombres de la feliz pareja y una dosis de aceite de cannabis.

También regalaron sudaderas personalizada, diseñadas en colaboración con el artista del tatuaje Scott Campbell y bordadas con un par de nutrias tomadas de la mano sobre el eslogan "no te alejes": un emblema deliciosamente extraño y maravilloso para la pareja.

El entretenimiento fue increíble
Ninguna boda estaría completa sin una presentación extravagante o dos, y, basta con decir, que en este caso no nos ha decepcionado. Con la recepción en el opulento entorno de The Grill, en Manhattan, los invitados a la boda pudieron disfrutar de una canción y un número de baile de la pareja, aunque con un toque descarado: piensa en sombreros de copa combinados con pantalones cortos de lentejuelas.

Todo este espectáculo culminó con la revelación del impresionante pastel de bodas de cinco pisos de la pareja, que brotó de un par de puertas dobles en un carrito iluminado y en movimiento. Fue un momento perfecto para terminar la boda del año. Ahora solo tienes que mantener los ojos bien abiertos para las actualizaciones sobre la luna de miel.

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.