Publicidad

de youtube a sónar 2018: por qué todo el mundo adora a putochinomaricón

Detrás de Putochinomaricón se encuentra Chenta Tsai, una inteligente y talentosa voz con un poderoso discurso y mucho sentido del humor.

por Raquel Zas
|
12 Junio 2018, 10:33am

Imagen vía Instagram

A principios de este año, ya lo señalamos como uno de los descubrimientos musicales de este 2018, y hace no mucho analizábamos los temas que componen su nuevo EP Corazón de Cerdo con Ginseng al Vapor. Sí, probablemente el nombre de Putochinomaricón te resulta más que familiar, pero Chenta Tsai es mucho más que un personaje excéntrico que se ríe de nuestro yo activista de Instagram y alaba los test de la Bravo y la Súper Pop. No nos cansaremos de decirlo: Chenta tiene un poderoso mensaje, utiliza el humor como terapia y todavía tiene mucho que ofrecernos. Hablamos con él sobre su pasado, su presente y cómo ha conseguido saltar en tan poco tiempo de los rincones virales de YouTube a tocar en la próxima edición de Sónar.

En poco más de un año, has conseguido ganarte la atención de una generación, de medio país y colarte en el cartel de Sónar. ¿A qué crees que se debe este éxito?
Gracias. Me queda mucho por cantar, aprender, molestar y decir, sigo creciendo como artista, y me siento extremadamente agradecido por todo; y en especial las personas, lxs outsiders, lxs incomprendidxs, disidentes, freaks que he conocido gracias a las redes sociales y a mi proyecto. Mi único objetivo es ser la referencia que me hubiera gustado tener cuando era pequeño mientras me arremangaba la camiseta y bailaba [con] las Spice Girls. Quiero enseñar a mi "yo" de cinco años que no estaba solo.

¿Cómo empezaste en esto de la música y qué crees que fue lo que supuso un antes y un después en tu emergente carrera?
La música siempre ha estado presente en mi vida. Empecé a los cinco años: ahora toco el violín y el piano, tengo formación musical, y me licencié en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid a los 20 años. Mis padres querían que fuera un solista, pero descubrí que necesitaba algo que me permitiera crear además de interpretar. Lo que es considerado la alta y la baja cultura siempre ha estado presente en mi vida. Mientras tocaba la "Fantasía Impromptu" de Chopin, escuchaba "Can’t fight the moonlight" de Lean Rimes.

Escribo pop desde pequeño, pero empecé a tomarlo en serio a los 25, cuando hubo un cambio grande en mi vida y usaba la música como terapia para sacar toda la mierda que tenía dentro. Mi música es el reflejo sincero de mi día a día: costumbrista, irreverente y aburrida. Creo que lo que me ha hecho conectar con la gente es mostrarme tal y como soy en lugar de mostrar algo que en realidad no soy.

Tu trabajo siempre está enfocado desde el humor, pero tiene un mensaje muy profundo. ¿Te molesta que algunos no te tomen en serio?
Ya me he hecho la idea de que no todxs van a entender mi trabajo. Pero como siempre digo, estoy evolucionando. Mi siguiente EP va a ser diferente al primero en cuanto a contenido y forma. Quiero deconstruir la idea de que un artista es un ente estático que produce lo mismo todo el rato. Que acabe flanderizándose. El primer EP era el reflejo de una época específica que refleja una estética y un sonido que me representaba en aquel momento. Siento que estoy en otro momento de mi vida al que debe acompañarle otra banda sonora diferente.

Tu lema es "tu revolución no me interesa si no puedo bailar". ¿Somos una generación demasiado dramática? ¿Nos hace falta reírnos más de nosotros mismos?
Sólo puedo hablar por mí mismo en este caso, porque es cierto que cada persona tiene experiencias diferentes. Yo utilizo el humor para aliviar el dolor, pero igual hay gente que le resulta traumático hacer eso. Reírme de mí mismo me ha ayudado mucho, porque no me quedaba otra, y veía que así podía tener el control de las cosas, de mis inseguridades y de lo que me rodea.

¿Tus artistas de referencia?
Rina Sawayama, Girli, Bikini Kill, Lindsay Lohan, The Donnas, Shampoo, Charli XCX, Archizoom, Dailypaper, Grimes, Chris Ware, Devonté Hynes.

¿Qué nuevos artistas que deberíamos estar escuchando ya?
Tenéis que escuchar a ROBOKID. Me dio algo cuando le escuché por primera vez.

Eres un artista D.I.Y, e incluso te encargas de tus propios videoclips. ¿Está la esperanza de la música en la autoproducción?
Creo que es positivo afirmar la viabilidad de la autoproducción. Aunque es cierto que no todxs tenemos las mismas condiciones para autoproducir. Soy consciente de mis privilegios, aproveché los meses en los que estuve finalizando mi trabajo fin de Máster de Arquitectura para escribir música, pudiendo despreocuparme de los recursos económicos gracias a las becas y a mis padres.

Hablas mucho de tu infancia y el acoso que sufriste por ser inmigrante, chino y gay. ¿Crees que las cosas siguen igual en 2018?
Hay mucho que luchar todavía. La diferencia está en que las redes sociales te permiten conectar con gente y comunidades que no habrías conocido hace 20 años.

¿Qué consejo le darías a un niño que esté pasando por lo mismo que has pasado tú?
Le mandaría fuerzas y esperanza para que nunca pare de luchar por encontrar su lugar en el mundo, y que no está solx. ¡Somos muchxs!

¿Qué podemos esperar de tu actuación en Sónar 2018?
Celebración, molestia y orgullo disidente.

Tagged:
sonar
Cultura
sónar 2018
putochinomaricon