la bisexualidad no es "una fase"

Y los prejuicios que giran en torno a ella son más perjudiciales de lo que piensas.

por Eliel Cruz
|
13 Agosto 2015, 9:21am

Síguenos en Facebook para estar al día de todas las noticias de moda y cultura joven

Me declaré bisexual a los 14 años inspirado por un artículo que encontré en Google. En ese momento, no había muchos famosos abiertamente bisexuales y, si lo buscabas en Internet, te salían artículos académicos llenos de definiciones científicas o directamente vídeos porno.

Aunque lo del porno es genial para un adolescente en plena revolución hormonal, encontrar la palabra bisexual fue lo que realmente cambió mi vida. Para mí tenía sentido porque me sentía romántica y sexualmente atraído por ambos sexos. Antes de ese momento, pensaba que todo el mundo experimentaba su sexualidad como yo. Pensaba que a cierta edad alguien me haría sacar un papel de un sombrero seleccionador como el de Harry Potter que me diría si había sido seleccionado para entrar en la casa "heterosexual" o en la casa "gay"

Imagen vía @caradelevingne

Pero, finalmente, aterricé -y acampé- en la casa bisexual y, aunque yo estoy muy a gusto en ella, la gente sigue tratando de desalojarme. Mis amigos cercanos me preguntan si ya soy "abiertamente gay". Para muchos, mi bisexualidad es como una "etapa" y consideran que es menos válida que la orientación sexual de los demás.

Los bisexuales nos enfrentamos a todo tipo de grupos que tratan de desacreditarnos como, por ejemplo, cuando aseguran que nuestra identidad es una simple 'fase'. Una periodista de Vogue ha cuestionado recientemente la bisexualidad de la modelo -y ahora actriz- Cara Delevingne sugiriendo que sus relaciones con las mujeres son una simple 'fase'. Parece que a la hora de enfrentarte a la ignorancia que gira en torno a la bisexualidad, no importa lo famoso que seas.

Decir que la sexualidad es una fase no es el único error molesto al que nos tenemos que enfrentar: a menudo nos tachan de infieles; la gente cree que le tenemos miedo al compromiso y que estamos obsesionados con el sexo. A las mujeres se las tiende a caricaturizar para llamar la atención de la gente y a los hombres bisexuales, por el contrario, se les trata como si fuesen gays que no se atreven a salir 'plenamente' del armario. Es curioso el desconocimiento que hay en torno a la bisexualidad teniendo en cuenta que formamos la mayor parte de la comunidad LGBT. Las estadísticas muestran que, en Estados Unidos, 2 de cada 3 mujeres y un tercio de los hombres LGBT son bisexuales. Sin embargo, hay una gran falta de conocimientos básicos y aceptación en torno a este tema (y esto nos perjudica).

Imagen vía @jarlos420

La capacidad de sentirte atraído por alguien de distinto sexo lleva a la gente a pensar que los bisexuales no son lo suficientemente "queer" como para formar parte de la comunidad LGBT. Más aún cuando mantienen una relación con alguien del sexo opuesto, ya que parece ser una relación tradicional y heterosexual. Sin embargo, decir que los bisexuales tienen un tipo de "privilegio heterosexual" es una denominación errónea. Ese "privilegio" solo ayuda a promover la invisibilidad y no ayuda a disipar los prejuicios a los que nos enfrentamos.

El otro problema para los bisexuales es que nos enfrentamos a la especulación sobre nuestras identidades tanto de la comunidad gay como de la heterosexual. La bisexualidad pone en jaque ese discurso que dice que la sexualidad es homosexual o heterosexual porque es la prueba de que te pueden atraer tanto los hombres como las mujeres o todos los demás. El origen de la idea de que la bisexualidad es una fase está en ese ideal binario.

La comunidad bisexual tiene frecuentemente los rangos dispares más altos de salud que nuestras contrapartes gays y heterosexuales. Muchas de estas disparidades se pueden establecer claramente en el cómo nuestros médicos tratan nuestra sexualidad. En un estudio reciente llevado a cabo por investigadores de Equality Network en el Reino Unido, se descubrió que casi la mitad de los bisexuales se han enfrentado a comentarios bifóbicos al hacer uso de los servicios sanitarios del estado.

Imagen vía @stellamaxwell

Las personas, incluyendo a los médicos, que creen que la bisexualidad es una fase, no se toman en serio nuestros problemas de salud. Las mujeres bisexuales se enfrentan a altas tasas de violencia doméstica; los hombres bisexuales a la posibilidad de contraer enfermedades de transmisión sexual (debido a la bifobia en los espacios de salud) y todos en general a abusar del consumo sustancias adictivas que deriva en problemas de salud mental. 

Aprender sobre el tema es muy importante y, personalmente, espero que con el tiempo este tipo educación tenga prioridad, no solo para eliminar los comentarios que tratan de deslegitimar la bisexualidad, sino también para poner fin a los diversos problemas de salud a los que se enfrenta este colectivo. Decir que la "bisexualidad es una fase" es una idea errónea que está presente en el día a día de los bisexuales. Nos convierte tanto a mí como a otros millones de bisexuales en una minoría invisible. Mi sexualidad es tan válida como la de cualquiera y perpetuar este error no solo es un insulto, es perjudicial de muchas otras formas.

No te pierdas:
*La bisexualidad masculina es un tabú social
*¿Crees que la bisexualidad de Cara Delevingne es una 'fase'?
*Cara dice que su bisexualidad no es una 'fase'

Recomendados


Texto Eliel Cruz
Fotografía Mary

Tagged:
queer
Sexo
bisexual
LGTB
eliel cruz