con una familia famosa la vida es más fácil

Aunque es difícil decir que los hermanos sean tendencia, puesto que a) han estado ahí desde el principio de la vida misma, y b) no es algo que puedas elegir, parece que los hermanos de las 'celebrities' están más en boga que nunca.

por i-D Staff y Georgie Wright
|
02 Noviembre 2015, 1:10pm

@kimkardashian

Síguenos en Facebook para estar al día de todas las noticias de moda y cultura joven

Cuando era una adolescente de diez años con los dientes torcidos, me flipaban las gemelas Olsen. Tenía las muñecas; llevaba cuellos halter (antes de la era de The Row, por desgracia); tenía el juego de la Playstation y una biblioteca de colores coordinados de Cosas de gemelas. Y estoy bastante segura de que 12 años después acabé viviendo en Londres motivada de forma subliminal por las aproximadamente 367 veces que vi El futuro en sus manos.

Sin embargo, el origen de mi obsesión era más profundo que mi gusto por las frases descaradas y las faldas vaqueras a juego. Lo que realmente me enganchó fue el unicornio impenetrable, magnético y místico que encarna la figura de los gemelos. Podría haber comprado todas las gafas de sol gigantescas y bebidas de Starbucks que quisiera, pero no había nada que pudiera cumplir mi fantasía de tener una hermana gemela idéntica.

Imagen vía @olsentwins

Si nos adelantamos hasta 2015, hablar de hermanos es hablar del clan Kardashian. Amarlas y odiarlas, u odiarlas y amarlas; son, sin lugar a duda, la familia más notoria que ocupa los titulares de hoy. Ahí están, combinando colores y rímel en la inauguración de la última tienda de Dash en la parte más glamurosa de la ciudad; apoyando a su cuñado desde el front row al lado de Anna Wintour y Lorde, o apareciendo en la portada del nuevo número de Cosmopolitan como "La primera familia estadounidense".

Pero no son las únicas hermanas que han aprovechado con éxito sus famosos lazos familiares. Las amigas de Kendall, las hermanas Hadid, están arrasando también. Luego está la hermana de Lena Dunham, Grace, que hizo su debut en la pasarela para la temporada primavera/verano 2016 de Eckhaus Latta. Y, por supuesto, las dos anteriores estrellas de portada de i-D , Willow Smith y Elle Fanning, constituyendo cada una la mitad de sus parejas de poder.

Imagen vía @bellahadid

Ahora bien, sería fácil tachar de nepotismo los casos del éxito de los hermanos. En la industria del entretenimiento, el éxito se mide tanto por el número de seguidores como por la cantidad de talento, y habiendo miles de personas que lanzan contenido hacia el ciberespacio para intentar alcanzar el "éxito", se necesita algo que te diferencie del resto, y es mucho más fácil llegar a ser un nombre conocido si la mitad de ese nombre ya está lo suficientemente establecido.

Aunque tener un hermano famoso te puede ayudar a ganar protagonismo, no puedes dormirte en los laureles si quieres mantenerte en la psique pública y desarrollar una carrera. Tienes que tener algo: ya sea un talento específico o una familia enorme, fascinante y bastante salvaje que lo exprima. El hecho de que Elle Fanning haya disfrutado de una importante ventaja a la hora de lanzar su carrera como actriz no resta importancia al duro trabajo y al talento que ha invertido para poder avanzar.

Imagen vía @officialdakotafanning

Y, aunque algunos podrían cuestionar los méritos (o existencia) del talento de Kimmy K, ha necesitado algo más que un buen trasero para evolucionar desde su inicial exposición sexual. Ryan Seacrest, productor de Keeping Up With The Kardashians y autoproclamado hermano mayor de las Kardashian, señala en Cosmo: "Lo que resuena es la unidad familiar. Tienen muchas cosas que las hacen glamurosas, locas y diferentes de nuestras vidas, pero el sentido de familia es universal".

Así, aunque no acabamos de entender el concepto de ir hasta Versalles para nuestra boda en un carruaje tirado por caballos, probablemente podremos sentirnos reflejados en las discusiones sobre quién recoge la mierda del perro.

Sin embargo, mientras que Seacrest reclama sus derechos de hermano mayor, lo que es más notable es la ausencia del verdadero hermano de las Kardashian. De hecho, la mayoría de las potencias de hermanos actuales siguen esta tendencia a la predominación de hermanas: las Fannings, las Knowles, las Hadids, las Haims, las Dunhams, las Delevingnes...

Imagen vía @tomboy_like_cara

Nuestro enfoque hacia estas hermanas no es del todo sorprendente, dado el deseo que hay en la actualidad de una representación más diversa de las relaciones entre mujeres que va más allá de la tradicional dramatización de Mean Girls. Es un sentimiento de hermandad similar a los #squadgoals de Taylor instagrameados hasta el infinito.

De forma similar, aunque diferente, la actitud de Taylor "Aquí-somos-todos-amigos-sin-dramas-de-ningún-tipo-para-nadie" es maravillosa, es agradable ver la celebración de amistades femeninas con actitud positiva. Aunque no parece cien por ciento auténtico, nos resulta difícil de tragar la sensación de Taylor de que todas son amigas de todas y todo está bien porque #squadgoals. 

Imagen vía @solangeinspired

Toda relación (ya sea platónica, romántica, familiar, ambigua) tiene sus altibajos. Eso es lo que hace que los hermanos sean únicos, porque pueden combinar la unidad firme que la campaña de Taylor intenta evocar, y mezclarla con el drama, la histeria y la mezquindad inevitable en todas las relaciones públicamente. ¿Quién no recuerda a Solange y a Jay Z peleando en un ascensor? A pesar del alterado, confiamos en que Bey y su hermanita pudieron arreglar las cosas.

Las Kardashians pueden ser criticadas por su poca credibilidad en unos cuantos frentes, pero a pesar de su supuesta falta de autenticidad no hacen ningún intento por maquillar el caos que acompaña a su unidad familiar. El amor incondicional de su lazos sanguíneos rezuma una autenticidad y longevidad que sus predecesores (y sucesores) en la televisión lucharon por replicar.

Me gusta pensar que las palabras de Seacrest son más creíbles que su bronceado, y que nuestra fascinación por los hermanos de las celebrities son un reflejo de nuestra conexión incondicional y afecto por nuestros propios hermanos. ¿Qué opináis vosotros?

Recomendados


Texto Georgie Wright
Fotografía vía @kimkardashian

Tagged:
Kylie Jenner
Kendall Jenner
Bella Hadid
Gigi Hadid
kardashian
hermanos famosos