un asunto de familia: casely-hayford

Ahora que el ritmo de la moda se hace más y más rápido cada vez, Joe y Charlie –el dúo padre-hijo detrás de la marca sartorial contemporánea de Londres, Casely-Hayford– creen en la belleza de hacer las cosas con calma.

por Lynette Nylander
|
23 Marzo 2017, 4:26pm

Caminando en la sede de Casely-Hayford, en las calles del área de Seven Sisters en Londres, no puedes evitar sentir la sensación de estar en casa lejos de casa. A pesar de la disposición del vasto almacén, el espacio de trabajo tiene todos los pequeños detalles personales de una acogedora sala de estar, aunque de una muy a la moda. Fui recibida por la esposa de Joe, María, quien ayuda a dirigir el negocio, a la izquierda está una amigable bordadora llamada Anne, quien meticulosamente trabaja en el intrincado trabajo de bordado de un par de jeans. Al fondo, en el tocadiscos podemos escuchar 99.9% de Kaytranada, (elección de Joe). A la derecha, hay una estantería con todo, desde libros sobre trajes típicos palestinos hasta una considerable colección de números viejos de i-D y The Face. "Mi encuentro con la moda fue desde un punto de vista realmente cultural -explica Joe Casely-Hayford-. Cuando vi el primer número de i-D, vi a personas que eran outsiders y que me daban esperanza en un sentido sociopolítico. Antes de eso los negros hacían 'cosas de negros'. Lo que me ha parecido interesante ha sido a través de mis hijos, y lo que he visto de una generación a la siguiente es que ahora puedes estar donde quieres estar. Hace treinta años estábamos luchando por nuestra expresión personal. Hace treinta años era muy difícil operar fuera de esos parámetros".

El patriarca de la familia Casely-Hayford y leyenda del diseño de menswear, Joe, ha estado a la vanguardia de la moda británica durante más de veinticinco años, perfeccionando su arte en Tailor and Cutter Academy en la calle Gerrard Street de Londres y estudiando Historia del Arte en el ICA. Charlie también estudió Historia del Arte, pero del otro lado de The Mall en Central Saint Martins, con la ambición de trabajar en el mundo del arte. "Recuerdo haberles preguntado a mis padres, cuando tenía trece años, si podía trabajar en la moda porque en ese momento todo era nuevo -recuerda Charlie con una taza de té-. Mis padres dijeron que eso era lo último que querían que hiciera porque la industria era muy difícil, pero todo cambió y tomó su justo lugar". Inspirado por la fusión cultural de Londres, junto con el flujo de autoexpresión sin filtro que le ofreció Saint Martins, Charlie se sintió obligado a formar parte de la industria y ambos unieron fuerzas para iniciar la marca familiar en 2009.

Con la sastrería tradicional en su corazón (Joe solía ser director creativo de Gieves and Hawkes antes de establecer el negocio familiar), Casely-Hayford une los códigos sartoriales de Saville Row con una estética moderna. "Creo que justamente eso está en el centro de lo que Casely-Hayford representa. Atraemos a hombres y mujeres que no se interesan en la sastrería o que no tienen que usar traje todos los días, pero que eligen hacerlo a manera de declaración", dice Charlie. Después de reunir una base de seguidores que es como la crème de la crème de la música británica, (pesemos en gente como Jamie xx, James Blake y el dúo de hermanos Disclosure), el dúo padre-hijo decidió explorar nuevos territorios , y en su desfile Apex Twin primavera/verano 2017, diseñaron una colección para las mujeres que habían estado acompañando a sus parejas en los viajes a la casa de moda para las pruebas y que por mucho tiempo habían anhelado una pieza del mundo Casely Hayford. "Siempre hemos tenido mujeres que nos siguen, incluso cuando sólo producíamos ropa de caballero. Cada temporada, había una gran cantidad de mujeres comprando y usando nuestra ropa oversize. Por ello hacer una colección femenina fue una progresión natural". Casely Hayford se especializa en el servicio hecho a medida, abriendo su hogareño taller a los clientes que pueden elegir todo, desde la tela, el forro, los adornos y hasta los botones para personalizar completamente sus prendas. Con la ropa de mujer, Joe y Charlie llevaron a la marca más lejos, ofreciendo de todo, desde chamaras de motociclista, jeans con diferentes patrones y vestidos personalizados. "Habíamos estado desarrollándola durante varios años inconscientemente. Tuvimos una discusión acerca de que faltaba algo en la ropa de mujer y sabíamos que podíamos aportarle algo. Queríamos hacer ropa que fuera sencilla, pero no complaciente", afirma Joe.

La colección, Apex Twin, (modelada aquí por los primos de Charlie, Nathaniel y Ayaana), nació del amor de los dos por el rock de los años setenta y la música grime de los años dos mil, aunque los paralelos no son obvios. "Creo que crecí en la generación del Internet -reflexiona Charlie-. Mi papá creció entorno a la escena del punk y yo en el mundo de la música grime, así que la colección Apex Twin realmente se trata sobre el punto de convergencia de esos dos géneros musicales -la influencia que han tenido en nosotros durante nuestras décadas anteriores y cómo han afectado nuestros períodos de crecimiento en la industria de la moda. Por supuesto, es una referencia directa a Aphex Twin, pero se trató más sobre los dos géneros musicales en el punto de convergencia". Discutieron las inspiraciones iniciales en conversaciones que tuvieron volando a Japón y en momentos robados en el estudio. "Muy rara vez estamos en el mismo lugar al mismo tiempo -dice riendo Joe-. Y nuestro proceso rara vez implica sentarse y dibujar. Hablamos del desarrollo de la sociedad, de la yuxtaposición de estar en la ciudad y de cómo en las zonas rurales se controla la evolución. Sentimos que evoluciona de una manera más suave y amable. Los ambientes urbanos tiene cambios severos ocurriendo a diario, pero eso los hace muy emocionantes".

p.p1 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; text-align: justify; font: 8.0px Helvetica}

Es la comunicación, la tácita y la explícita, lo que está en el corazón de Casely-Hayford. Mientras que Charlie y Joe no son copias al carbono entre sí, el interés por la identidad, las comunidades y las subculturas que expresan en su guardarropa ha pasado de padre a hijo. "Me gusta la idea de los uniformes sociales -explica Joe-. Pero me gusta subvertirlos y realzarlos, creo que de eso es de lo que se trata nuestro enfoque -Charlie termina su frase-, y para eso la sastrería proporciona el lienzo perfecto". Mientras la máquina de la moda rápida se agita y la industria lucha por ponerse al día con el implacable calendario que se ha impuesto, Joe y Charlie parecen comprometidos a hacer las cosas con calma, retomando la importancia de la artesanía y la calidad en lugar de las colaboraciones rápidas y ofertas pre otoño. "El arte tiene un papel muy importante en la vida del siglo XXI -concluye Joe-. Ofrece una alternativa a la moda descuidada orientada al consumismo. Tratamos de traer eso a Casely-Hayford, el transmitir emoción en las cosas que hacemos y proporcionar una nueva perspectiva que es discordante, pero que al final también es realmente positiva".

Descubre todo lo que hay dentro de nuestro nuevo número: The Family Values Issue

Credits


Texto Lynette Nylander
Fotografía Maxwell Tomlinson 
Estilismo Max Clark
Peinado Shiori Takahashi. Maquillaje Danielle Kahlani usando Anne Semonin. Asistente de estilismo Bojana Kozarevic.
Modelos Ayaana Aschkar-Stevens y Nathaniel Casely-Hayford.

Ayanna y Nathaniel visten Casely-Hayford.

Tagged:
casely-hayford
charlie casely-hayford
joe casely-hayford
maxwell tomlinson
the family values issue
entrevistas de moda