conoce a la pareja que ha superado todas las barreras de género

Durante su relación de seis años, los jóvenes trans Rhys Ernst y Zackary Drucker estuvieron documentando su vida mientras cambiaban a géneros opuestos.

por Lula Ososki
|
21 Julio 2016, 8:35am

En el mundo actual, en el que nos dedicamos  a documentar cada aspecto de nuestras vidas de forma pública, ver un proyecto como Relationship (Prestel 2016) resulta refrescante.

Tras conocerse en 2008, cuando MySpace era el centro de toda comunicación entre jóvenes, Rhys Ernst y Zackary Drucker encontraron un refugio ante el mundo exterior. Durante los seis años que estuvieron juntos documentaron todos los aspectos de su relación, desde vacaciones hasta fines de semana sin salir de la cama y, sobre todo, su cambio de género. Sin tener ninguna intención inicialmente de compartir las imágenes, crearon sin querer algo honesto, íntimo e influyente que acabaría exponiéndose en la bienal Whitney 2014 y sería publicado en un libro que muy pronto verá la luz.

A pesar de haberse creado antes de que empezara la verdadera locura de las redes sociales, las fotografías parecen algo futuristas, como si nos trasladasen hasta unos días en los que el género ha dejado de tener significado. Es como si estuviéramos mirando un álbum de fotos donde el cambio de sexo no es más que algo accesorio en la relación. 

Tomando lo mejor del pasado y del futuro,Relationship es una obra que resulta increíblemente vital en el presente. Es verdad que el reconocimiento transexual está mejorando gracias a la mayor presencia de personajes transexuales en los medios, pero todavía se encuentra dando sus primeros pasos para ser completamente aceptado en la sociedad. 

El nuevo libro de Zackary y Rhys proyecta una imagen donde la fluidez entre géneros es la norma. Su visibilidad como pareja transexual es el tipo de presencia que necesitamos para hacer que los derechos de los transexuales lleguen a un punto donde el género deje de tener importancia. Nos pusimos en contacto con ellos para que nos hablaran del libro y de sus reflexiones sobre Hollywood, el amor y el futuro de las relaciones.

Estas imágenes son muy personales. ¿Fue difícil tomar la decisión de publicar el libro?
Zackary: 
Sí, fue difícil. Cuando una relación ha tomado un nuevo rumbo es obvio que resulta extraño presentarla. Pero Rhys y yo coincidimos en que este proyecto es mucho más que sobre nosotros como individuos y en realidad trata sobre el amor. Es sobre transexuales que aman, que son amados y que se aman los unos a los otros. Es sobre un movimiento de derechos civiles más que una publicación de nuestras vidas personales.

Rhys:Creo que tuvimos la impresión de que este proyecto quedaría muy bien plasmado en un libro. El contenido parecía que se prestaba más a una visión más íntima. Ya no somos pareja, así que resulta extraño revisar y compartir esta historia, me impresionó mucho cuando vi que al fin el libro estaba saliendo adelante. Dicho esto, espero que se tenga su pequeño momento dentro del movimiento de los derechos de los transexuales, cualquier pequeña contribución a dar visibilidad aporta algo.

Zackary:Hay un viejo eslogan feminista que dice 'lo personal es político', y creo que no podría ir mejor con este proyecto. Tiene algo tan profundamente personal que requiere un significado político.

Cuando ojeáis el libro, ¿hay alguna imagen o momento en particular que os llame la atención?
Zackary:
Para Rhys y para mí este libro nos transporta a un momento y lugar muy específico. Fue antes de que despegaran nuestras carreras, teníamos mucho tiempo para construir un mundo de creatividad alrededor de nuestra vida cotidiana y espero que eso sea algo que los espectadores perciban. Hay ciertas imágenes que me despiertan un montón de sentimientos y no siempre son las más obvias.

Rhys: El proyecto resultó desarrollarse durante un cambio de género, pero cuando miro este libro tengo la misma sensación que cuando miro fotos de un crío creciendo y transformándose en adulto, teniendo una familia y luego envejeciendo. Todo el mundo tiene un género y una serie de yos que se van transformando a lo largo de su vida, así que para mí está mucho más conectado a ese tipo de experiencia que a una especie de experimento social transexual, puesto que no lo es. Algo que intentamos evitar es guiarnos por el tema transexual, tratamos que no fuera más que el fondo y parte de nuestro mundo.

¿En qué se diferencian y asimilan vuestras experiencias de transición?
Zackary: 
Cuando te estás hormonando, además de que todo tu interior comienza a cambiar, la percepción que todo el mundo tiene sobre ti también cambia. Tarda un tiempo hasta que ambas cosas están alienadas y entonces empieza la preocupación por que la gente te identifique como trans en público, hasta que en algún momento deja de importarte. Creo que a veces las mujeres trans resultan más visible que los chicos trans, simplemente por la forma en que la testosterona afecta a las características sexuales secundarias. El bello facial de un chico es una de las principales características distintivas de los hombres pero con las mujeres transexuales es un poco más complicado. Así que hay grandes diferencias y hemos aprendido mucho de la experiencia del otro. Muy a menudo suele haber una división entre comunidades de mujeres y hombres transexuales y creo que nuestra relación establece una conexión entre ambas.

Rhys: Para nosotros fue útil compartir nuestras ideas sobre el género y lo queer en lugar de ver la transición como una línea bidimensional de A a B. Cuando pudimos observar el género desde múltiples perspectivas y aprender de la experiencia del otro, la situación se convirtió mucho más en algo tridimensional. No se puede simplificar demasiado.

No es blanco o negro, lo uno o lo otro.
Rhys :
Esta claro que no es eso, incluso después de la transición pienso mucho en cómo la misoginia y el patriarcado afecta de forma negativa tanto a hombres como a mujeres transexuales. Los hombres transexuales a veces son víctimas del sexismo, no se puede generalizar diciendo 'los chicos son así y las chicas son así'. Creo que estamos dando los primeros pasos para considerar el género como algo mucho más amplio. Nadie tiene un género simple o una experiencia de género simple, así que se trata de un tema mucho más complejo que va mucho más allá de pasar de un lado al otro.

¿Cómo esperáis que sean las relaciones dentro de 30 años?
Zackary: 
Creo que estadísticamente están cambiando mucho en relación con nuestros hábitos, en el sentido de que existimos de forma autónoma y tenemos ligues rápidos. Puede que haya matrimonios más a menudo pero serán más cortos. Puede que sean virtuales, más allá de nuestros cuerpos y podamos descargar la conciencia de alguien y tener una relación con esa persona después de que su cuerpo haya muerto. Lo que tengo claro es que serán completamente diferentes a como son ahora. Quizás Relationship representará algo completamente diferente dentro de 30 años. El género siempre es lo primero de lo que se habla cuando hablamos de nuestro trabajo, pero hay muchas otras cosas en juego de las que no se hablan porque ahora mismo el género es un tema de actualidad, es algo a lo que la gente puede acceder y que le puede resultar interesante. Puede que en cinco o diez años el debate haya cambiado por completo.

Rhys: Espero que a medida que los chavales transexuales se vean más apoyados y reconocidos por sus familias y comunidades, dejarán de sentir el impulso de convertirse en algo extremadamente normal, y que las personas trans y queer puedan continuar siendo un pelín raritos y abiertos. Por ejemplo, con el aumento de la aceptación y homogenización de la cultura gay, me emociona cada vez más ver a un chico homosexual saliendo con una lesbiana, porque pienso, eso es, haz algo diferente, rompe los moldes. Espero que el futuro de las relaciones sea algo más queer que seguir haciendo lo de siempre.

Parece que la representación de la comunidad trans se está haciendo cada vez más fuerte, sobre todo con series como Transparent. ¿Qué cambios creéis que son necesarios todavía para acabar rompiendo con el resto de barreras de género?
Zackary: Necesitamos ver más diversidad y autoría. La proporción de hombres y mujeres en Hollywood sigue estando muy desequilibrada, por no hablar de la presencia transexual, queer y de gente de color. Creo que a medida que avanzamos hacia esta nueva era, iremos acogiendo las diferencias que echábamos de menos durante nuestra adolescencia en los 90. Tener contenido creado por gente trans también marcará una enorme diferencia, todavía se nos sigue 'interpretando' siempre.

Rhys: La gente sigue obsesionada con que el casting es el único ámbito que afecta al progreso de la representación trans y creo que ese es un punto de vista muy limitado. El verdadero progreso es conseguir que los guionistas, runners, ejecutivos y directores sean todo tipo de gente. Ese es el verdadero cambio que necesitamos, un ejemplo como Transparent, donde se ha hecho un gran trabajo tras la cámara y se presenta a las personas trans de una forma muy significativa.

¿Qué es el amor verdadero para vosotros?
Zackary:
Creo que el amor verdadero es el amor por uno mismo. Es una lección que aprendí de RuPaul, al final de su actuación dijo '¿si no eres capaz de quererte a ti mismo, cómo demonios vas a querer a otra persona?'. Todavía sigo pensando en ello.

Rhys: Yo pienso lo mismo, y añadiría también la aceptación, la aceptación de uno mismo y la aceptación de otras personas tal y como son.

Relationship está disponible vía prestel.com

Recomendados


Texto Lula Ososki

Tagged:
queer
trans
Cultura
libro
relationship