la diseñadora de moda que se inspira en los fluidos corporales femeninos

Para crear su primera colección, Dimitra Petsa se meó en un vagón de metro lleno de gente.

por Chaima El Haddaoui
|
28 Mayo 2019, 7:41am

La primera colección de la diseñadora ateniense y 'performer' Dimitra Petsa, Wetness, se basa en prendas que parecen estar empapadas en sudor u orina, pero en realidad están secas. La colección formaba parte de su programa de master en Central Saint Martins, y para ello tuvo que idear una técnica especial que crease el efecto mojado en las prendas, teñir las manchas de sudor de las camisetas y crear piercings de vidrio soplado a mano para el pezón. Ah, pero en forma de gotas de leche.

Dimitra está trabajando actualmente en la secuela, Wetness Chapter 2: una colección de prendas de maternidad poco convencionales y atrevidas. Después de investigar la relación entre los fluidos corporales y el pudor, Dimitra ahora centra su trabajo en los roles arquetípicos de las mujeres dentro de la sociedad. Nos sentamos con ella para hablar sobre cómo es mearse en público, la censura de los pezones en Instagram y su nueva colección.

Escuché que te measte en público antes de comenzar a trabajar en tu primera colección. ¿Podrías contarme un poco más sobre esto?
(Risas) Es cierto. Sin embargo, no fue un accidente; fue parte de mi 'performance'. Hice una licenciatura en Arte Performativo antes de inscribirme en el programa de diseño de moda. Estoy muy interesada en cómo nuestras emociones están conectadas a los fluidos de nuestros cuerpos: la tristeza se conecta con las lágrimas, la excitación al fluido vaginal, el nerviosismo al sudor. Después de mi investigación, sentí la necesidad de hacer algo con esto. Entonces fue cuando decidí mearme en los pantalones en público, en un metro lleno de gente en Atenas.

Para mí, esa fue la mejor metáfora para soltar tanto mis fluidos corporales como mi pudor. Así es como finalmente se me ocurrió mi primer diseño: un par de pantalones que están teñidos de tal manera que parece que alguien se ha meado en ellos. De hecho, conseguí también que las modelos se mearan durante la presentación de mi colección.

1558087280841-Capture-decran-2018-12-01-a-101218

¿Cómo se sintieron al respecto?
Bueno, hay diferentes etapas que atraviesas cuando te meas encima. La primera vez que lo hice yo, al principio me congelé. La vergüenza que se supone que debes "sentir" está muy grabada en tu cerebro, aunque yo mismo pensé en el guión y racionalicé todo el proceso. Esos primeros segundos, fue difícil dejar que la orina fluyera. Pero una vez que estás en medio de eso, empiezas a sentir el calor de la orina y eso es extrañamente tranquilizador. En cierto modo, regresas a tu infancia, a una época en la que aún no eras mujer y no había expectativas en torno a tu cuerpo. Después, me sentí muy libre y poderosa, pero al mismo tiempo me sentí muy desnuda. También fue un proceso muy emocional para los modelos, que también dijeron que fue una experiencia reveladora para ellos.

Empleaste una técnica especial para hacer que los tejidos parezcan mojados. ¿Cómo hiciste eso?
Me llevó meses desarrollar y dominar esta técnica. No solo quería que pareciera realista, sino que también fuera realista para quien se pone la prenda. La tela tiene que parecer "mojada" cuando la mueves, lo que significa que no debe ser demasiado flexible y debe pegarse a tu cuerpo, aunque realmente no esté mojada. Logré esto empapando en agua una tela elástica especial y cubriéndola con un maniquí en la ducha. Luego fijé los pliegues y las burbujas de aire que salían en la tela debido al agua (fijé alrededor de 600, para ser precisos). Finalmente, cosí esas líneas en la tela a mano. Esta técnica, en combinación con el tejido elástico que utilicé, es la que desembocó en este aspecto mojado y no mojado.

1558088097961-AH-99-106-107-109-111-113

Tu trabajo se centra principalmente del cuerpo femenino. ¿Quieres iniciar algún tipo de debate con tus diseños?
Quiero que mi trabajo muestre que el cuerpo femenino es un tema político, que se monitorea y censura constantemente. Tomemos, por ejemplo, la vergüenza que sienten las madres cuando quieren amamantar a sus bebés en público. Si lo piensas bien, ese pudor es una forma efectiva de mantener a las mujeres bajo control. Creo que esa es una de las razones principales por las que la vergüenza es un tema central en mi trabajo.

Has hablado de sudor y orina, ¿pero qué pasa con las lágrimas? ¿Te inspiras también en eso?
Lloraba muy a menudo mientras estudiaba. Y sé que no era la única: mis compañeros lloraban constantemente. Allá donde miraba, veía a gente llorando por la cantidad de estrés que sufrían. Lo que me sorprendió fue que estaban avergonzados; se cubrían las caras con las manos o se escondieron en algún rincón. Ahora, y desde que me sumergí en este proyecto, también lloro en los espacios públicos. No me importa que la gente vea que tengo emociones. Hace dos días, estaba sentada en el sofá y me dio la sensación de que iba a llorar. Estaba a punto de bajarme la regla, así que supongo que mis hormonas tenían algo que ver con eso, pero está bien. Me gusta llorar.

1558087329385-DIMITRA_PETSA_LOOK2

Publicas muchos pechos censurados en tu Instagram. ¿Qué opinas de la censura del cuerpo femenino en las redes sociales?
La censura de los pezones femeninos es algo que nunca podré entender. Siendo honesta, creo que un ombligo es mucho más sexy que un pezón de todos modos. Pienso en las redes sociales como un reflejo de la forma en que el cuerpo femenino es tratado en el mundo real. Es como si el cuerpo femenino hubiese sido dividido en varias cajas distintas, permitiendo así que una caja sea visible y la otra no. Lo que es realmente gracioso es que un pezón pueda ser visible cuando se muestra en una foto de una mujer que está dando a luz o amamantando a su hijo. Pero no es que tengas diferentes pezones para diferentes tipos de ocasiones, ¿verdad?

1558089297923-Screen-Shot-2019-05-17-at-123427

Hablas en contra de la censura en Instagram, pero como diseñadora y artista es casi imposible evitar el uso de la plataforma. ¿Qué piensas sobre eso?
Tengo una relación de amor-odio con Instagram. Por un lado, es un lugar donde puedes hacer muchos contactos y llegar a más personas que con una exposición a pequeña escala. Por otro lado, mis fotos han sido denunciadas y eliminadas innumerables veces. Es por eso que ahora borro todos los pezones, tanto en fotos de hombres como de mujeres. A veces me pregunto quién fue el que decidió que el pezón de una mujer es la parte más sexual del cuerpo. Podemos mostrar el vello púbico y el culo, pero no un pezón.

1558088040720-19_04_04-DIPETSA-COLLECTION-20134nhedit-4

Estás a punto de lanzar tu nueva colección. ¿Qué podemos esperar en ella?
Es el segundo capítulo de Wetness y utilizo las mismas técnicas que usé en mi primera colección. Sin embargo, esta vez mi colección se centrará en las mujeres embarazadas, y recurriré a modelos embarazadas también. Quiero jugar con la idea de que las mujeres embarazadas no pueden ser sexuales supuestamente. Últimamente, he estado profundizando en el concepto del parto extático, un fenómeno que se da en ciertas mujeres por el que tienen orgasmos durante el parto. Las fotos de este tipo de parto no están permitidas en las redes sociales, ya que se consideran inapropiadas. Para mí, esto demuestra una vez más que, como mujer, se nos asignan ciertos roles que se excluyen mutuamente entre sí. Eres una madre, una virgen, un símbolo sexual o una vieja solterona. Es todo muy raro.

Créditos


Fotografía Nicholas Hadfield, Kate Iorga y Alexa Horgan
Estilismo Kate Iorga, Wei Ting y Christelle Owona Nisin
Maquillaje Mattie White
Manicura Sylvie Macmillan
Diseño de set Ellie Koslowsky y Clara Boulard
Modelos Louise Earwaker, Charlotte Dack y Jodie Chinn
Accesorios hechos en colaboración con Hag Stone

Este artículo se publicó originalmente en i-D NL.

Tagged:
Performance
feminismo
Central Saint Martins
Body Positive
di petsa