miley cyrus ha convertido 'party in the u.s.a' en un himno de resistencia

La impredecible estrella del pop ha convertido su hit de karaoke en una llamada a la no violencia.

|
27 Septiembre 2017, 7:42am

Miley Cyrus apoyó fervientemente a Bernie Sanders y luego a Hillary Clinton en el liderazgo de las elecciones del año pasado. Pero 'Younger Now' -su single del año pasado- y su álbum experimental Miley Cyrus and her Dead Petz, no es la declaración política que esperábamos. En una extensa entrevista con Billboard el año pasado, la impredecible estrella del pop explicó que 'Younger Now' era en parte un intento de involucrarse con los partidarios de Donald Trump.

"Tengo que preguntarme: '¿Cómo voy a crear un cambio real?'", explica Miley, "y no solo corear de forma automática. Este single es un reflejo de que este momento no es el momento de no dar una mierda a la gente. Por eso quiero dar un abrazo al mundo y decirle: 'Eh, mira, estamos bien. Te amo. Y espero que tú sientas lo mismo".

A diferencia de algunas estrellas del pop que han evitado el debate político por el bien de la venta de discos, Miley no está fingiendo que la elección a Donald Trump no ha sucedido. Anoche ella mostró su propia reivindicación política durante una serena actuación en el festival de iHeartRadio en Las Vegas. ¿El himno de resistencia de Miley? Su icónico hit de karaoke 'Party in the U.S.A'. No mientas, todavía está en tu lista de "Los 25 más escuchados" de iTunes.

"Pensé que sería perfecto para esta noche, especialmente después de 'We can't stop'", dijo a la multitud. "Porque, ¿sabéis lo que no voy a dejar de hacer? No voy a dejar de luchar por la justicia para cada persona de este lugar de mierda. No debemos tener miedo de caminar por la calle. No debemos tener miedo de los humanos contra los humanos".

Mientras se presentaba, las palabras 'compasión, 'oportunidad', 'salud', 'educación' y 'no violencia' brillaban en una pantalla gigante, y la audiencia estaba bañada en confeti rojo, blanco y azul. Miley dio además un pequeño discurso contra la prohibición musulmana de Trump y la violencia supremacista blanca en Charlottesville.

La actuación de Miley fue seguida de un día de poderosa resistencia pacífica. De Londres a Lambeau Field, los jugadores de la NFL, bien clavando una rodilla al suelo bien cruzando los brazos, mostraron su rechazo a las políticas de Trump mientras sonaba el Himno Nacional.

Mientras que las protestas de la NFL estaban específicamente dirigidas a llamar la atención sobre la injusticia racial y la brutalidad policial, el mensaje general del día fue que ser político y ser patriótico no eran mutuamente excluyentes.