Publicidad

los 10 momentos "católicos" más extraordinarios de la met gala 2018

Bienvenidos al infierno.

por Jack Sunnucks
|
08 Mayo 2018, 9:48am

El tema de la exposición del Costume Institute de Nueva York de este año, Heavenly Bodies: Fashion And The Catholic Imagination, era muy adecuado por contexto, ya que no hay ninguna parte en el mundo físico con tanta variedad de ángeles y demonios como la industria de la moda.

También ha sido un año de más fácil interpretación para las celebrities en la alfombra roja (mucho más que la del año pasado sobre Comme des Garcons, que nos dejó confusos a más de uno), y aún así nos han ofrecido todo un catálogo de disfraces dignos de la noche de Halloween.

Porque, ¿en qué otro momento del año sino pueden el sexo y la religión llegar a colisionar de una forma tan colorida? Aunque nadie se visitó de forma explícita de la Virgen María, sí vimos un buen catálogo de velos, halos, coronas, un verdadero Papa (adivinad quién fue) y mucho oro.

A continuación, seleccionamos nuestros looks favoritos de ambos extremos del espectro, desde los más demoníacos a los fabulosamente angelicales. Ninguna de estas mujeres va vestida mejor que la otra; en el infierno, las normas funcionan de otra manera.

Cardi B
Esto es a lo que se refieren con lo de Inmaculada Concepción, solo que en este caso, Dios ha mandado a Bartier Cardi a nuestro planeta para salvar la música, la moda y los programas 'late night' presentados por señores mayores. No hemos visto un embarazo tan bien llevado desde el de la propia Virgen María, y esos rizos tiene un rollo muy "recién salida del pesebre". La prueba de que, a veces, una sola reina puede eclipsar fácilmente a tres reyes magos.

Veredicto: Ángel. Cardi nuestra, que estás en los Cielos.

Solange
Ha escuchado nuestras plegarias —a través de Twitter, por supuesto— y ha llevado el du-rag (el pañuelo que le cubre la cabeza) que todo el mundo quería que llevase. No sabemos cómo, pero ha conseguido combinarlo con un halo hecho de trenzas decoloradas, fusionando así lo mejor de ambos mundos, lo que la convierte en un ser más fantástico todavía, enfundada además en una especie de look brillante que nos recuerda a una de las naves de Alien. Además, a juzgar por la foto, parece que también llegó al Met en una especie de nave espacial. Esperamos que este gesto del du-rag haga que más famosos se animen a hacer encuestas en Twitter para decidir qué ponerse —puede que finalmente sea lo único que restaure la fe en la democracia en este reino terrenal destruido—.

Veredicto: Ángel con du-rag.

Donatella Versace
Estaba claro que, dado que es una de las protagonistas de la exposición —y, probablemente, una de las personas más italianas y fabulosas que existen—, Donatella Versace iba a destacar. Vino para darnos la vida, y si eso no es suficientemente religioso, no sabemos qué puede serlo. También nos ha ganado combinando un mini vestido con una falda kilométrica de Versace Couture (por supuesto), y teniendo en cuenta que era una de las anfitrionas, lo más probable es que mandase más besos al aire de lo que cualquier simple mortal podría soportar.

Veredicto: Ángel. Donatella ha conseguido trasladar las puertas del cielo a su vestido.

Rihanna
¡Y se vistió como el Papa! Un Papa increíblemente sexy, obviamente, con pierna arqueada y Louboutins. Como no podía ser de otra forma, la 'bad gal' ha optado por el exceso y automáticamente ha abandonado la competición de acaparar objetivos con este diseño de John Galliano para Maison Margiela. Porque, siendo honestos, nadie se ha atrevido a llevar un diseño que prácticamente pertenece a la exposición —un look masculino de Galliano para Dior es el eje central de la sala principal de la exposición—. Dentro de mil años, la gente se arrodillará delante de los looks de la Met Gala de Rihanna recordando nuestra civilización tal y como la conocemos, antes de que nos cargásemos la capa de ozono y acabásemos todos muertos.

Veredicto: Papamóvil.

Madonna
Nadie ha explotado su fe católica por el bien del arte más que Madonna, sea besando a un Jesús negro en "Like A Prayer" o cualquiera de las otras mil veces que ha ofendido a alguien en el Vaticano. Por tanto, no nos sorprendió ver a su Majestad enfundada en un diseño de Jean-Paul Gaultier, uno de los conspiradores que más ha trabajado con ella en el pasado. Madonna se presentó anoche en el Met con un look muy "María Magdalena", pero adornado con una corona que reafirma su título de Reina del Pop. También nos encanta el millón de 'selfies' que se vio obligada a sacarse con pies de fotos del tipo "I am Here to Serve" [He venido a serviros].

Veredicto: Demonio. Enemigo público número uno de la Santa Sede, pero esta vez con máscara de rejilla.

SZA
Con un Versace Couture de tul rosa, SZA parece un verdadero ser celestial. O sea, lleva un halo, y realmente tiene sentido después de verla en "This is America" de Childish Gambino. Es como la bruja bondadosa del R&B, repleta de rizos prerrafaelitas, preparada para salvarnos de todos esos looks excesivos a golpe de varita (aunque, en este caso, es más un bastón).

Veredicto: Ángel. Sabíamos que Jesús era una mujer negra.

Lana Del Rey
Este look está inspirado en Nuestra Señora de los Dolores, que en lo que respecta a moda católica está muy arriba del 'top' de prestigio, dado que es todo por lo que María sufrió en la vida. Lana ha sufrido casi lo mismo (que es básicamente sobre lo que canta), así que tiene mucho sentido que Alessandro Michele se haya inspirado en ella para diseñarle el vestido y los complementos. Pájaros divinos, espadas clavadas en el corazón y gafas para la ópera, con las que puede buscar a las estrellas del pop que no destacaban tanto como ella o simplemente ver si hay algún ligue cerca a tiro. ¡Gracias Gucci!

Veredicto: Hermanas de la Misericordia.

Bella Hadid

En la novela Dos hermanas (o lo que es lo mismo, La historia de Gigi y Bella Hadid), Bella interpreta el papel de la hermana que se siente atraída hacia el lado oscuro porque está demasiado corrompida como para seguir en el camino de la luz. Nuestra teoría se basa simplemente en que va vestida de Chrome Hearts (que significa "corazones de cromo" en inglés) y en que es morena, pero qué más da. Lleva un look muy "ángel de la muerte vestida de Cher", cosa que nos encanta.

Veredicto: Demonio.

Frances Mcdormand
Y dejamos lo mejor para el final: Frances Mcdormand fumándose el último cigarro con Pierpaolo Piccioli delante del Met, como cualquier persona normal haría momentos antes de meterse en un museo por la noche con la gente más terrorífica que te puedes imaginar. Frances está increíble con su Valentino Haute Couture, enfundada en un tocado de plumas que nadie ha sabido llevar así desde Isabella Blow. Una combinación de verdes exquisita que queda genial con esta pareja de policías de Nueva York. Este año, parece que la cosa ha sido más divertida que de costumbre tendiendo en cuenta que la fiesta contaba con un Papa sexy, una Virgen preñada y Frances en el papel del Grinch que robó la moda.

Veredicto: Ángel.

Katy Perry
Vale, una más. Es un poco "demasiado", ¿verdad? No sé que decir a esto. Vamos a dejar que lo diga la monja: "Katy Perry, por favor, para"

Este artículo apareció originalmente en i-D US.