Publicidad

putochinomaricon lanza el irreverente disco que todos los incomprendidos pedíamos a gritos

'Corazón de cerdo con ginseng al vapor' es un delirio mágico y muy divertido.

por Raquel Zas
|
20 Abril 2018, 10:43am

"Gente de mierda", "No quiero salir", "Tu puta vida nos da (un poco) igual",... Si echas un vistazo a esta track list, sabes que no puede ser de otra persona que de Putochinomaricón. No hace mucho que Chenta Tsai hace música, pero ya nos ha conquistado a todos. Hoy acaba de salir su primer LP, Corazón de cerdo con ginseng al vapor, y era tal y como nos esperábamos. Su música es una fresca fusión entre pop electrónico con coletazos dosmileros, pero sin duda las protagonistas son sus letras con mucho humor y sin pelos en la lengua.

Cualquiera diría que Chenta está lleno de rabia, pero su intención no es otra que poner a una sociedad superficial e hipócrita en su lugar. El disco empieza con una intro que lleva su nombre donde recuerda el bullying que ha sufrido por ser quien es y sentencia "vete a la mierda, porque yo me quedo aquí". Y es que Putochinomaricón tiene para todos: En "Tú no eres activista" habla de todos aquellos activistas de sofá con su falsa moral que lo hacen todo por el like; "No quiero salir" es un grito para todos aquellos que te obligan a salir cuando tú lo que quieres es quedarte en el sofá sin hacer nada; y "Gente de mierda", bueno, creo que ese título ya lo dice todo.

Además de arremeter contra todos esos falsos personajes que han nacido de la era posdigital, Chenta toca otros problemas de esta nueva generación del primer mundo como nuestra adicción al Wi Fi, la superficialidad y el materialismo que nos domina, y lo acertados que son siempre los test de la Bravo y la Súper Pop. Debajo de esa máscara de ironía y surrealismo, entre líneas se pueden leer mensajes muy empoderadores y honestos, PCM te está diciendo algo así como sé tú mismo, deja de intentar encajar, y que le den a todo aquel que no te entienda.

Chenta quiere apoyar a los que son diferentes y a los colectivos minoritarios en todo lo que hace, en parte porque tanto sus raíces como su sexualidad le han colocado la etiqueta de 'raro' desde que era bien pequeño. Y eso no solo lo hace con su música -que también- sino con su arte (también es diseñador gráfico) y a través de su cuenta de Instagram, que precisamente ha sufrido la surrealista censura de la red social tan solo por su nombre artístico. "Prefiero centrar mis esfuerzos en vosotrxs - nuestra comunidad disidente, lxs incomprendidxs, lxs rarxs, lxs que fueron bullied porque eran diferentes o decidieron vivir su vida como quería", comenta el artista en un post de Instagram donde agradecía el apoyo después de su censura.

Sea como fuere, queda PCM para rato, mientras tanto, lo podrás ver el próximo 8 de junio en Madrid y el 14 del mismo mes en Sónar Barcelona.

Tagged:
Cultura
Noticias
putochinomaricon