la generación que ha revivido el jazz no suena como pensabas

En Londres, una nueva generación de músicos se está inspirando en el 'broken beat', el 'house' y el 'grime' para crear un sonido que refleja la diversidad de la capital. Nos reunimos con las estrellas de la escena.

por Matthew Whitehouse; fotografías de Olivia Rose; traducido por Eva Cañada
|
19 Enero 2018, 9:12am

Este artículo apareció originalmente en 'The Sounding Off Issue', n.º 350, Invierno de 2017.

En los bares situados en los sótanos de Londres se está produciendo un resurgimiento del jazz. Desde las vibraciones vanguardistas que salen del Total Refreshment Centre de Dalston hasta las inusuales reuniones en el Steez, al sur del río, toda una nueva generación de artistas se está uniendo para reclamar el género y arrebatárselo a sus guardianes tradicionales, inspirándose en el broken beat, el jungle, el house y el grime para crear un sonido que va mucho más allá de los parámetros tradicionales del jazz.

El jazz, que ya no está confinado a los grandes auditorios, de pronto está por todas partes. En la emisora de radio online NTS, en el Boiler Room y sobre los escenarios de Glastonbury (donde Kano invitó al tubista Theon Cross a que se uniera a él este verano). Es salvaje, es artesanal y es, de forma bastante inesperada, el sonido de los clubes. ¿Por qué está todo el mundo escuchando jazz ahora mismo?

Para Adam Moses, de Jazz re:freshed, esta nueva atención hacia el jazz se veía venir hace tiempo. Parte destacada de la escena del jazz británico durante los últimos 14 años, Jazz re:freshed ha pasado de ser un grupo de amigos con conocimientos y experiencia en la cultura soundsystem a crecer y convertirse en un sello discográfico, un festival y una ahora legendaria noche en el club Mau Mau Bar, situado en Portobello Road. “Llevamos 14 años haciendo una residencia semanal, así que hemos visto a algunos artistas despegar y caer", afirma Adam. "Pero definitivamente nuestro público es ahora más joven que nunca”.

Adam achaca la explosión de interés en parte al streaming online, una cultura que sitúa temas de determinados artistas en las playlists de oyentes que quizá antes jamás se habrían considerado fans. “Hace algún tiempo, si estabas en la onda del jazz, estabas en la onda del jazz, aquel era tu rollo", explica. "Pero ahora, con la generación shuffle, la gente escucha indistintamente temas de hip hop, de pop o de jazz. Es increíble y mola mucho que el jazz se incluya en esa mezcla. Realmente mola muchísimo”.

Sin duda, las cifras respaldan esta teoría. En el verano de 2017, el jazz recibió un 56 por ciento más de reproducciones en Spotify en el Reino Unido que durante el mismo período del año anterior. Artistas como Binker & Moses y Shabaka Hutchings han visto aumentar sus ganancias en parte mediante su inclusión en playlists genéricas como Sweet Soul Sunday y Chillmatic, y también a través de listas más específicas del género, como la influyente State of Jazz. Parece que este estilo está adentrándose en el mundo de más y más gente, lo sepan ellos o no.

“La gente busca algo nuevo en todas las escenas musicales", indica Crispin Parry, de British Underground, una iniciativa que organiza redes de apoyo para los músicos británicos en proyectos de visibilidad internacional. “Lo que sucede con el jazz es que no solo da la sensación de ser lo más interesante que puedes escuchar sino que además, si deseas algo más contundente, también puedes encontrar algo más contundente y si quieres escuchar algo más melódico, puedes escuchar material más melódico. La gente que normalmente está en la onda de la música de club ha encontrado en el jazz una alternativa de música en directo. Puede que no sepan que es jazz, pero aun así les gusta y lo eligen”.

"En el verano de 2017, el jazz recibió un 56 por ciento más de reproducciones en Spotify en el Reino Unido que durante el mismo período del año anterior".

Hace 18 meses, Crispin estuvo ocupado preparando la primera aparición en la historia de SBTV en el SXSW de Austin, Texas, donde los artistas de grime Stormzy, Section Boyz y Frisco de BBK hicieron su debut en Estados Unidos en un evento que normalmente es más conocido por el rock y el cine. “Estaba ahí sentado y pensaba, 'Bueno, ¿y ahora qué?'", explica. “Ya había tenido conversaciones sobre jazz, pero en realidad nunca había encontrado la forma de hacerme un hueco. Entonces conocí a un tío llamado Moses Boyd, que me hablaba de ello como si hubiera una escena enorme de la que yo no sabía nada".

En marzo, Crispin regresó al SXSW para formar equipo con Jazz re:freshed y ofrecer una actuación en la que Moses, junto con el saxofonista Shabaka Hutchings y el percusionista Sarathy Korwar dieron un concierto ante una gran multitud a unos pocos bloques del escenario principal, donde actuaba Drake. “Fue extraordinario", afirma Crispin. "Nadie habría esperado eso del jazz. Hubo algunos grandes nombres en el SXSW que no fueron capaces de atraer tal cantidad de gente”.

“Es casi como si el sonido hubiera sido arrebatado a la vieja guardia", continúa. "Parece diferente, da una sensación diferente y cuando más te adentras en él, más cosas encuentras. Es un movimiento independiente. No se preocupan por si pueden obtener dinero del Consejo de Artes o si pueden conseguir un contrato para tocar en el Barbican. Está impregnado de ese espíritu artesanal del grime, que dice 'Vamos a organizarlo y la gente aparecerá y se lo pasará en grande’”.

A la vanguardia del movimiento están los artistas mismos. Lo que surge cuando se habla con los músicos implicados en este tema es una sensación de comunidad dentro de la escena. Tiana Major9 está producida por Blue Lab Beats, que colaboran con Nubya Garcia, que toca con Shirley Tetteh en el septeto totalmente femenino Nérija. Shirley y Nubya iniciaron su viaje al mundo del jazz en Tomorrow’s Warriors ―la misma organización de desarrollo artístico en la que se forjaron Ezra Collective y Moses Boyd―, mientras que Moses toca temas de Oscar Jerome, que se dio a conocer, junto a Poppy Ajudha, en el club del sudeste de Londres, Steez. Si alguna vez ha habido una escena que haya estado a la altura de la polinización cruzada del sonido que ha creado, sin duda es esta.

“La comunidad tan estrechamente vinculada es lo que lo hace fuerte", indica el seleccionador de NTS Alexander Nut, cuyo sello Eglo Records, junto con Brownswood de Gilles Peterson, han ofrecido a muchos de estos artistas un hogar comercial. “Puedes llamarles músicos de jazz, pero todos proceden de perspectivas musicales entremezcladas. Utilizan las herramientas del jazz y los instrumentos, pero no es tanto un despliegue técnico y matemático de saber hacer musical. Tienen influencias nuevas y las llevan en su equipaje. Han cogido el libro de normas y lo han hecho pedazos”.

"Ese tipo de ruptura del género es la parte más crucial. Delimitar lo que hacen muchos de estos artistas denominándolo ' jazz' es equivocarse. En un mundo donde el streaming online ha desdibujado la fidelidad a los géneros tradicionales y donde cada vez más músicos están dispuestos a sacar el sonido de su marco típico, quizá la respuesta a la pregunta, '¿Por qué todo el mundo está escuchando jazz?' sea muy sencilla: están escuchando música muy, muy buena".

Poppy lleva abrigo y vestido de Céline. Botas de Fendi. Pendientes de la modelo

Poppy Ajudha. Cantante del sudeste de Londres impregnada de soul.

¿Cómo te adentraste en el mundo del jazz?
Realmente no escuchaba jazz "canónico" cuando era más joven. Nací un viernes por la noche. Crecí en un club nocturno ―el Paradise Bar, en Deptford―, así que estuve siempre rodeada de música, pero era más dance, funk y soul. El jazz llegó a mí una vez que supe que deseaba hacer música. Fue el vehículo que me permitió entrar en ese mundo.

¿Qué es lo que más te gusta de ese género?
Te ofrece un marco que no podrías obtener con ningún otro estilo. Escucho una cantidad inmensa de música ― grime, drum and bass, jungle, garage― y el jazz es el territorio intermedio. Una vez que tienes esa sensación de querer experimentar y comunicar puedes ir en cualquier dirección.

¿Por qué debería la gente prestar atención a la escena?
Porque no es el jazz como solía ser. Es completamente nuevo e híbrido y es difícil encontrar cosas así cuando todo ha sido hecho un millón de veces. No tienes ni idea de hacia dónde se dirige porque todo el mundo es muy joven. ¿Qué estarán creando cuando tengan 30 o 40? Es increíble.

Mr D.M. lleva chaqueta de Balenciaga. Camiseta, pantalones y joyas del modelo. NK-OK lleva chaqueta de Balenciaga. Camiseta de River Island. Pantalones del modelo

Blue Lab Beats. El prodigiosamente inteligente motor de producción de la escena.

¿Por qué está todo el mundo escuchando jazz?
NK-OK
: Creo que es por todo lo que está pasando en el mundo ahora mismo. Hay un montón de cosas increíbles, como la escena musical, pero también está la política, que es directamente de locos. Estamos reaccionando a eso con nuestros instrumentos. Cualquiera puede sentirlo

¿Hasta qué punto os brindáis apoyo unos a otros dentro de la escena?
NK-OK
: No es ni siquiera eso. Todos nos conocemos entre nosotros. Siempre vamos a los conciertos de los demás. Si Nubya tiene un concierto, por ejemplo, todos estaremos allí.
Mr D.M:
Todos compartimos el mismo mensaje con diferentes interpretaciones.

¿Cuál es el objetivo de vuestra música?
NK-OK:
Nuestro principal objetivo es simplemente llevar alegría a la gente. Hay demasiada mierda en este mundo. La gente necesita ser feliz.

Yussef lleva chaqueta Lanvin. Pantalón del modelo

Yussef Dayes. Maestro del drum emotivo, anteriormente mitad del aclamado dúo Yussef Kamaal.

¿Cómo te ha influido haber crecido al sudeste de Londres?
El crisol de culturas de Londres definitivamente ha desempeñado un papel muy importante en mi vida. Tienes lugares como Peckham, que posee una gran población africana, o Lewisham, con una enorme población caribeña. Simplemente sentir esas influencias cuando vas caminando por la calle ya tiene un gran efecto.

¿Cuál ha sido el cambio más grande que experimentó el jazz en 2017?
No tratamos de hacerlo como se hacía antes. Anteriormente, tenías que ir a determinados locales y siempre era un grupo determinado de gente el que asistía a los conciertos. Ahora intento llegar a gente que tiene el mismo aspecto que yo para que venga a los conciertes o toque un instrumento. Esa es la clave.

¿Por qué está el jazz disfrutando ahora de un resurgimiento?
Quizá es la influencia de otros géneros o escenas. Como la música grime, que tiene toda esa energía tocada solo con instrumentos. Eso es lo que era el jazz antiguamente. ¡La gente bailaba con esa música! Tenía una energía muy concreta. Por primera vez no nos estamos fijando en qué hacen en Estados Unidos. Confiamos en nuestra propia movida.

De izquierda a derecha: TJ lleva jersey de DSquared2. Joyas del modelo. Joe lleva chaqueta y camiseta del modelo. Dylan lleva chaleco, jersey y pantalones de Etro. Joyas del modelo. Femi lleva camisa de Per Gotesson. Camiseta de Gosha Rubchinskiy. James lleva jersey de Loewe. Joyas del modelo

Ezra Collective. Grupo libre de cinco miembros liderados por el batería Femi Koleoso.

¿Cómo os conocisteis?
Femi:
Bueno, TJ es mi hermano, así que nos conocimos gracia a mis padres. Después todos coincidimos en una organización de desarrollo del jazz llamada Tomorrow’s Warriors, cuya misión es formar a jóvenes músicos, especialmente minorías étnicas y mujeres.

¿Es posible tipificar el sonido que está saliendo ahora mismo de Londres?
Femi
: Nah. Es como preguntar a alguien, "¿Qué aspecto tiene un londinense?". ¡Podrías acabar describiendo a Skepta o a Del Boy! Es absolutamente diverso. Pero creo que la agregación y la diversidad cultural de Londres se filtran en la música.

¿Qué significa para vosotros crear música?
Femi:
Significa hacer justicia al tiempo que te toca vivir. No intentar ser otra cosa, sino ser honesto en tu enfoque. Cuando la gente repase el arte que hemos producido, debería ser una instantánea precisa de nuestro tiempo. Igual que el jazz de 1959 nos ha servido a nosotros, observemos 2017 del mismo modo. Y 2018 todavía más.

Binker lleva traje y pantalón Gosha Rubchinskiy. Camiseta, reloj y anillos del modelo. Moses lleva chaqueta Louis Vuitton. Camiseta del modelo

Binker Golding y Moses Boyd. Premiado dúo de saxo y batería situado en el corazón mismo de la escena.

¿Podéis explicarme a qué se debe la popularidad del jazz ahora mismo?
Binker:
Creo que los músicos más jóvenes de jazz están llevando la música a locales diferentes. Antes solo giraba en torno a Ronnie Scott’s ―que es un lugar realmente bueno y allí hacen un trabajo fantástico―, pero cuando miras fuera de eso, te das cuenta de que hay todo un mundo de música ahí fuera.

¿En qué os diferenciáis de lo que había antes?
Moses:
Yo soy de Catford y Binker es de Tottenham. No vamos a posar de pie frente a un campo, en una escala de grises y con un árbol al fondo para la portada de nuestro disco, ¿sabes lo que quiero decir? Simplemente no nos pega. Mucha gente nos dijo, "Bueno, el jazz ha sido una máquina bien engrasada durante mucho tiempo y existe una forma correcta de hacer un disco de jazz". Pero, en lo que a nosotros respectaba, no nos importaba lo más mínimo. De hecho, yo no quiero hacer un disco de jazz así. No quiero tocar así.

¿Qué opinión os merece toda la atención que está recibiendo la escena ahora mismo?
Binker:
Es muy positiva. Yo tocaré música para cualquiera que esté dispuesto a escuchar y comprender. No me importa el historial o los conocimientos musicales de nadie. No importa si han estado escuchando música house toda su vida y jamás han escuchado un disco de Coltrane. Simplemente siéntete feliz de que te estén escuchando a ti.

Tiana lleva top de River Island. Joyas de la modelo

Tiana Major9. Artista nacida en East Ham, con sello de aprobación de Stormzy, que crea nu-jazz para las masas.

¿Por qué la escena del jazz es tan emocionante ahora mismo?
Creo que es uno de esos géneros que te permiten expresarte completamente. No hay restricciones. Cada músico está haciendo una cosa diferente. Yo soy una persona muy emocional, tengo muchos sentimientos que ofrecer y siento que el jazz me permite hacerlo.

¿Por qué está atrayendo el género a tanta gente joven?
Es bastante fácil de combinar con otras cosas. Está en el R&B, está en el hip hop, Lauryn Hill, Erykah Badu, incluso Justin Timberlake. Creo que por eso se ha vuelto más juvenil. Si prestas atención, está en todas partes.

¿Cómo definirías tu sonido?
Me veo a mí misma más como nu-jazz. Intento mostrar un lado más innovador. Ya se ha hecho antes, desde luego, pero nadie lo ha hecho a mi manera.

¿Qué es lo que te diferencia de los demás?
Intento escribir igual que hablo. Sé que no es algo típico del jazz, pero quiero que la gente comprenda lo que digo. No me visto como una artista de jazz, no me presento como una artista de jazz. La gente tiene la sensación de que solo las personas más mayores pueden disfrutar del jazz, pero es algo muy fresco que siempre está cambiando. Quiero desmontar la visión que tiene la gente del jazz.

Shirley lleva chaqueta y vaqueros de Topshop. Camisa de Wales Bonner. Calcetines de Falke. Sandalias de Birkenstock

Shirley Tetteh. Demandada guitarrista de Nérija y de un montón de otros grupos afines.

¿Qué libertad te ofrece el jazz?
La libertad de crecer. El crecimiento debe ser una decisión consciente y ese es un reto al que me enfrento ahora mismo.

¿Qué significa para ti hacer música en 2018?
Significa ser sincera sobre el lugar donde me encuentro y las cosas que conforman mi verdad. Significa hacer el trabajo que necesito hacer para crear música que me diga algo a mí y también que esté conectada con este momento. Significa ser fiel a mí misma cuando hay un millón de álbumes saliendo cada semana.

Shabaka lleva jersey de Woolrich. Sombrero del modelo

Shabaka Hutchings. Saxofonista y defensor desde hace mucho tiempo de los talentos locales.

¿Por qué 2017 fue tan emocionante para el jazz británico?
La música es un reflejo de los tiempos que vivimos. Estamos en un momento de cambio para la juventud en el Reino Unido. Sus voces de ira, desilusión, esperanza, miedo e irreverencia se observan en crudo contraste con la conservadora ortodoxia representada por las figuras del establishment.

Oscar lleva jersey de Gosha Rubchinskiy. Pantalones de Neil Barrett. Zapatillas del modelo

Oscar Jerome. Vocalista y guitarrista residente en New Cross motivado por la política, la espiritualidad y la vida.

¿Qué define el sonido que está saliendo de Londres en 2018?
Siempre ha habido una escena realmente vibrante en Londres que ha ido dando altibajos en oleadas. Antes, mucha gente obtenía influencia de las cosas que se hacían en Norteamérica, pero ahora los músicos británicos de jazz beben de las fuentes del grime, el garage... De la música británica. Eso ha ayudado a conferirle un poco más de identidad propia.

¿El público está más receptivo?
Sin duda. Los clubes como el Total Refreshment Centre están abarrotados de gente joven. Hay una gran saturación en la música pop, de modo que quizá la gente está buscando algo más profundo.

Nubya lleva jersey de Fendi. Pendientes de la modelo

Nubya Garcia. Saxo tenor del septeto totalmente femenino Nérija.

¿Qué es lo que te influye?
Ir a conciertos. Viviendo en esta ciudad, tienes una enorme gama de cosas sucediendo todo el tiempo. Llegué a escuchar y a tocar jazz a través de bandas y grupos musicales jóvenes. ¿Qué libertad te brinda el jazz? Inspiración y posibilidades infinitas.

'Brownswood presents: We Out Here', con los artistas Shabaka Hutchings, Nubya Garcia, Ezra Collective, Moses Boyd y otros, se lanzará el 9 de febrero de 2018.

Créditos


Fotografía Olivia Rose
Estilismo Bojana Kozarevic

Peluquería Roku Roppongi de Saint Luke’s con productos Davines. Maquillaje Anne Sophie Costa de The Wall Group con productos M.A.C Cosmetics. Asistente de fotografía Ricky Rxse. Asistentes de estilismo Louis Prier-Tisdall y Donal Talbot. Asistente de peluquería Tarik Bennafla. Asistente de maquillaje Rachael Thomas