'you', de netflix, muestra nuestra incapacidad de diferenciar el amor del abuso emocional

Es realmente preocupante que algunos fans se sientan atraídos por su protagonista.

|
09 enero 2019, 10:00am

Fotograma de la serie 'You'

Todo el mundo pensó que la corona se la llevaría Bird Box, pero lo cierto es que el primer triunfo de este 2019 en Netflix es para You, una propuesta más espeluznante protagonizada por una de las estrellas de Gossip Girl.

Lanzada originalmente en el canal Lifetime el pasado mes de septiembre, la serie de 10 episodios cuenta la historia de cómo el apuesto Joe Goldberg conoce a Guinevere Beck por casualidad en la librería en la que trabaja. Desde ese momento comienza a perseguirla para finalmente enamorarse de ella (si a eso se le puede llamar amor). Al principio parece una historia de amor más, pero a medida que avanza la historia va dando un giro sorprendente. El mismo Joe es el que nos va narrando los acontecimientos, y no tardas en darte cuenta de que estamos ante un acosador psicópata, emocionalmente abusivo, asesino (perdón, spoilers), que no se detendrá ante nada para que Guinevere sea totalmente dependiente de él.

La decisión de que el narrador sea el propio abusador es muy inteligente: invita al espectador a que descubra la mente de Joe desde el principio, y nos muestra cómo puede racionalizar su horrible comportamiento con monólogos internos que suenan cada vez más como algo que leerías en Forocoches. El resultado es una mezcla entre Perdida y American Psycho, un experimento desconcertante teniendo en cuenta que te hace simpatizar con él en alguna ocasión. El horror adquiere otra dimensión cuando te hace cómplice de un asesino, y esa complicidad incómoda es deliberada, según la autora Caroline Kepnes, que escribió la novela en la que se basa.

“Nos sentimos identificados [con los pensamientos de Joe] porque todos pensamos de esa manera. Todos sentimos que el mundo está en nuestra contra. A diferencia de Joe, no actuamos en consecuencia“, dijo el autor a Refinery29 el año pasado.

El monstruo de Caroline Kepnes es aún más aterrador, y más realista, porque no lo presenta como un monstruo. Es alguien que podrías conocer en Tinder, alguien que podría deslizarse en tus mensajes directos en Instagram, alguien que simplemente no puede tomar un "no" por respuesta en el bar y finalmente te dice que te vayas a la mierda porque de todas formas eres fea. Él es todos esos tipos, pero elevados a la máxima potencia. Joe nos es familiar a través de la experiencia de la vida real, pero también lo es porque nos han dicho que toda nuestra vida debe de ser "romántica" a través de películas y novelas. Mucho se ha dicho acerca de cuán similar es el personaje de Joe Goldberg a Dan Humphrey, el joven enamorado que finalmente fue desenmascarado como la Gossip Girl titular (otra vez, perdón, spoilers) y también interpretado por Penn Badgley. Es fácil ver las similitudes. Joe es Dan pero con 10 años más; el acosador de Serena Van Der Woodsen se ha vuelto un amargado, pero con un hacha en lugar de un blog anónimo.

Quizás debido a lo familiar que nos resulta Joe, la reacción de la gente al ver You muestra a demasiada gente que romantiza al personaje y, lo que es más preocupante, también muestra el prototipo de víctimas de abuso en potencia. Al parecer, algunos consideran que todo su mal comportamiento es el resultado de lo desagradable e indigno de su amor y obsesión por el carácter de Beck. En los temas de subreddit acerca de la serie, gran parte de la discusión se centra en derribar a los personajes femeninos para defender a Joe, con títulos como "Beck es una persona TERRIBLE" y "omg Peach, qué perra". Ayer, la cuenta de Twitter de Netflix silenció rápidamente a un fan que le preguntó si "estaba bien que todavía quisiera que Beck y Joe estuviesen juntos". En las respuestas, otra joven fan comentó: “Estoy a mitad de la serie y todavía no estoy del todo segura de que me guste Beck, sin embargo, AMO a Joe. ¿Está mal?“.

La respuesta obvia es: sí, claro que está mal. Es un acosador y un asesino. Pero continúa un poco más y podrás ver de dónde proviene esta respuesta problemática y lo inteligente que es la serie a la hora de conducirnos a conclusiones y simpatías incómodas.

Joe parece un caballero de brillante armadura, tiene buen gusto en la literatura, evita las redes sociales, desprecia el "posture"o y la clase de gente esnob con la que se junta Beck. Proyecta la persona del 'anti-fuccboi'. Gran parte de las actividades siniestras en las que Joe participa para aislar y controlar a Beck —como esconderse en su ducha, salvarle la vida, seguirla cuando queda con amigos e incluso mirarla desde su ventana— podrían ser situaciones que vemos habitualmente en comedias románticas o thrillers de misterio. Hasta hace poco, hemos romantizado e idolatrado al personaje masculino que intenta de forma insistente e incansable convencer a la chica de sus sueños de que él es el adecuado para ella, y nos ha llevado a un mundo turbio donde no podemos separar las ideas arcaicas del romance y la caballería del abuso emocional.

Últimamente, sin embargo, hemos empezado a aislar la caballería y el romance del abuso y la misoginia. En marzo de 2017, el 'sketch' del Saturday Night Live, Girl at A Bar, hizo un esbozo de wokeness performativo en el que un hombre pseudofeminista y protector recurre a escarpes verbalmente abusivos cuando son rechazados para tener sexo. Y en septiembre de ese mismo año, Luke Howard, de 34 años, provocó un enorme debate en Internet sobre el límite entre el romance y el chantaje emocional cuando decidió ponerse a tocar el piano en College Green de Bristol para demostrarle a su amada cuánto la quería después de que ella la dejase tras una relación de cuatro meses.

La gente famosa tampoco es inmune a esto: el mes pasado, Offset arruinó un concierto de Cardi B al asaltar el escenario para suplicarle que volviese con él, en una escenita vergonzosa que no hizo más que humillar a la cantante frente a miles de fans. Ninguna de esas cosas es la mitad de extrema que los límites a los que llega Joe para conseguir que Beck se enamore de ella, pero la mentalidad es la misma: "déjame intentar convencerte de nuevo de que soy el único chico adecuado para ti". Y cuando llega a extremos intolerables, las consecuencias pueden ser devastadoras. You es entretenida, es ficción, pero lamentablemente la realidad de las mujeres asesinadas por sus acosadores, compañeros o ex parejas es demasiado real. En 2018, la campaña Unfollow Me, de Broadly, reveló que el 9% de las mujeres de Reino Unido han sido víctimas de acoso, mientras que más de la mitad piensa que las autoridades no las toman en serio.

En un contexto de acoso, el chantaje emocional y la luz de gas a veces pueden parecer actos que se hacen por amor, y se culpa a las víctimas por el comportamiento tóxico de sus abusadores. Es fácil ver por qué You ha tenido la reacción que ha tenido en Internet. El comportamiento del personaje de Joe es astuto, se intensifica con el tiempo y racionaliza cada nuevo salto, exactamente de la manera en que podría comportarse un abusador de la vida real. Las serie nos adentra en su mente, pero no para glamourizar su comportamiento o incluso hacernos sentir compasión por él. Lo hace para mostrarnos lo fácil que es ser atraído por la toxicidad.

Así que no, no deberías querer que estos dos estén juntos. Por el amor de Dios.

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.