9 creativos españoles nos hablan de las actuaciones de sónar que más les marcaron

Todo festival de culto tiene ese un gran concierto que permanecerá en tu memoria para siempre.

por Raquel Zas
|
13 Junio 2018, 9:17am

Sónar es el ejemplo perfecto de un festival que no pierde el fuelle con el paso de los años. Al contrario, su fama internacional crece por momentos y se ha ganado el prestigio tanto del mundo de la electrónica como del arte experimental y la tecnología avanzada. Esta edición celebra su veinticinco aniversario y, convertido en cita de culto, acumula sobre sus espaldas grandes momentos y anécdotas inolvidables. Por eso, hemos querido preguntarle a varios creativos españoles asiduos al festival cuál es el concierto más memorable que han presenciado a lo largo de su historia.

Robyn (2014). "Una infinidad de luces láser verdes y azules rasgaban las caras y manos de la inmensa sala llena de fans y de curiosos (como yo) que habíamos ido a bailar. Cuando Robyn se giró después de su numerito del falso 'automorreo' y sonó el estribillo de 'Dancing on My Own', solo pude más que saltar, tirar mi agua al aire e intentar alcanzar aquellas luces verdes con mis manos mientras la gente ardía en furor y gritos intentando acompañar los lyrics de la forma más digna a la que podemos hacer los no-ingleses-hablantes. Pura energía". Alicia Padrón, directora de arte y estilista

Grace Jones (2009). "Una de las mejores cosas de un festival que aboga por la vanguardia, el futuro y la tecnología, es que recurran a quienes visualizaron el futuro hace décadas y, cómo no, uno de los shows más épicos de Sónar fue sin duda el de Grace Jones. [El momento] Cuando la sala estaba a oscuras y, de repente, se iluminó con un cañón de luz que solo apuntaba a su sombrero acristalado de Jean Paul Goude y reflejó a todo el público como una bola de discoteca mientras cantaba 'Love Is The Drug' es algo que nunca olvidaré". — César Segarra, fotógrafo

Fangoria (2007). Probablemente será el grupo que más veces he visto en directo y, en concreto, ese mismo año. Seguramente no ha sido el concierto más guay, ni el más impactante de todos los que he visto a lo largo de todas las ediciones de Sónar, pero sin duda el más especial fue el concierto de Fangoria en el Sónar de 2007. Tenía 18 años y gracias a ese concierto decidí ir al festival, y allí descubrí un universo de música electrónica del que ya no me he podido separar. Fangoria fue mi puerta de entrada al Sónar, y gracias a ellos llevo 11 años sin faltar a mi cita anual. Laura Put, DJ y actriz.

Kiddy Smile (2017) y Lorenzo Senni (2013). "Siempre que termina Sónar empieza mi Año Nuevo. Sónar es como mi casa, mi familia, y sin duda el único festival que año tras año me pone la piel de gallina. Creo que aquel primer Sónar de hace 14 años me marco para siempre, y por eso desde entonces no me he perdido ninguno.

Es difícil elegir solo una actuación memorable del Sónar, porque hay muchas, pero sin duda una de las que más me ha marcado fue la de mi amigo Kiddy Smile el año pasado. Y sí, allí estaba yo, subida en el escenario con él en una esquinita bailando cuando, de repente, Tahi —uno de los bailarines— me sacó a bailar al centro del escenario con él. La verdad [es que] fue subidón, no lo olvidaré nunca.

Además de Kiddy, creo que otra actuación que ha marcado un antes y un después en mi historia de Sónar fue la actuación de Lorenzo Senni en 2013; su visual show tocó mi corazón. De hecho, ver a Lorenzo cada año en Sónar se ha convertido ya en una tradición". Raquel Sánchez, trend forecaster

Arca (2017). "La verdad es que, cada año que pasa, el Sónar me brinda mejores directos. Siempre me quedo con la comunión masiva de estar en el patio central y encontrarnos cada año todos los amigos y fieles al festival (algunos de ellos son del equipo de i-D). Por no ponerme a hablar de hace siglos —siempre prefiero el presente y el futuro—, puedo decir que, de las últimas ediciones, ver a Arca fue algo bastante estremecedor.

En ese momento yo no era especialmente fan (me gustaba, pero ya). Sin embargo, ÉL, su performance, la forma de conectar con los espectadores, su forma de vestir... Realmente entendí hacia donde va de verdad nuestro mundo, o hacia dónde debería ir. Traspasaba barreras espaciotemporales y realmente de género, pero no como tendencia, pues sabes que Arca es así, sin complejos latinos frente a la cultura anglosajona que ha dominado y dictado lo que es el pop. No obstante, hay muchos mas conciertos que me han gustado: Niño de Elche, Danny L Harle, Sophie, Thundercat... ¡Hay muchos ejemplos!". Ruben Gómez, diseñador y cocreador de Biis

FKA twigs (2015). "Por aquel momento era fan; ahora se me ha pasado el arroz. En ese momento, era la primera vez que la veía en directo. Sabía que era bailarina y que gozaba de un envidiable físico. Lo que desconocía era que era capaz de llenar un gran escenario solo con su cuerpo, un micrófono y una sola luz. Aquellas danzas hipnóticas y musculatura definida cautivaron de una forma mágica mis sentidos. No podía dejar de mirarla. Su voz y su cuerpo se fundió dentro. Viví un momento muy íntimo entre ella y yo". Alicia Padrón, estilista

Laurent Garnier (2012). "He visto a muchos de mis DJs y bandas favoritas en los años que llevo asistiendo al festival, pero recuerdo con especial cariño el cierre de 2012 con Laurent Garnier en SonarPub. La mezcla de amigos de todas partes y el amanecer hicieron que fuese un cierre inolvidable. Ese año, cerramos Sónar en el sentido literal de la palabra: nos quedamos allí a puerta cerrada y vimos cómo desmontaban el escenario y bajaban la bola de discoteca gigante. A esa hora solo nos quedaba bailar con la música de un móvil". — Vicent Guijarro, maquillador

Kraftwerk (2013). "Ese año fui a Sónar por curro, full time (de día y de noche). Intentaba ser de hierro y no enredarme en ningún concierto ni con ningún colega, porque a los 15 minutos tenía que estar en otro y así todo el rato hasta el cierre, pero es que lo de Kraftwerk fue muy fuerte. Recuerdo que empezaron con 'We are the robots' y dije: 'mierda, si esto empieza así, ¿qué será lo próximo?'. Pues lo próximo fue un despliegue de luces que hicieron quedarme petrificada sin pestañear. Todos esos sonidos robóticos eran éxtasis puro. Creo que hice un par de fotos, pero me parecían un chiste comparado con la realidad. Me quedé hasta el final. Sentía que estaba viviendo algo histórico. Y así fue, al menos para mí". — Marina de Luis, fotógrafa

DJ Krush (2006). "Siempre fue uno de mis productores favoritos. Ya lo había visto varias veces en el Nitsa y La Paloma, pero verlo en un Sónar de Noche, en un escenario enorme, oscuro y humeante, con toda la gente hipnotizada por su hip-hop abstracto y poco accesible, fue otro nivel. Los beats y las atmósferas cinematográficas retumbaban por toda la sala, con un tono sosegado y penetrante. Realmente, fue uno de esos momentos en que un artista te marca, te influencia y su música te da un vuelco a la cabeza. — Sau Poler, productor musical y DJ

Arca, Alva Noto y Oneohtrix Point Never. "He tenido la suerte de poder disfrutar de artistas como Arca, Alva Noto y Oneohtrix Point Never, entre otros. Fueron experiencias visuales y musicales muy enriquecedoras. Creo que el Sónar crea y muestra cultura, pero no hay Sónar si no ves amanecer en uno de los escenarios exteriores con buena música y unas buenas gafas de sol".Pepa Salazar, diseñadora de moda.

Tagged:
sonar
Cultură
sónar 2018
creativos españoles