prada se pone sexy y presenta "minifaldas para hombre" en milán

Los estampados psicodélicos y los shorts súper cortos se presentan a modo de revolución liderada por Miuccia Prada para la primavera/verano '19.

|
jun. 18 2018, 3:34pm

¿Quién?
Miuccia Prada siempre ha sido mucho más que un diseñadora. Ella es una pensadora, una inconformista, una mujer que desafía lo convencional y las normas. Antes de hacerse cargo de la empresa familiar y revolucionar no solo a esta, sino también a la industria de la moda en general, Miuccia terminó un doctorado en Ciencias Políticas. Ella podría haber dejado la universidad para trabajar en la empresa de artículos de cuero de su padre a finales de los años 70, pero su pasión por la política nunca la abandonó. Sin embargo, esta la ha animado a probar de forma persistente las relaciones entre la vestimenta, el género y el poder. Presentando la "elegancia fea" en los años 90 refutando la aparente belleza unidimensional del lujo en Milán, mostrando las colecciones masculinas y femeninas simultáneamente en la pasarela... Miuccia ha cambiado sistemáticamente la estética y el sistema en sí.

Después de declarar que "tenemos que cambiar el mundo, especialmente para las mujeres, porque todavía hay mucho en nuestra contra"; de presentar su colección de primavera/verano'18 alimentada por artistas femeninas intergeneracionales y el último llamamiento a las armas de su propuesta otoño/invierno'18 en el que asegura que "las mujeres deben vivir libres de hostigamiento sin importar cómo se vistan", Prada ha subvertido esta misma revolución sexual en su colección menswear primavera/verano '19. "Sabes que me gusta llevar la contraria", explicó en el backstage rodeada por una multitud de iPhones y grabadoras. "Nunca uso esta palabra en mi vida... Pero ahora, es sexy", asegura mientras suena "Sexy Boy", de Air, al final del desfile. Después de esto, no hay forma de escapar del nuevo sex appeal del “ugly chic” de Prada.

¿Qué?
Los looks repletos de gorros de nylon, un nuevo logo adornando los cuellos y las americanas ajustadas y los shorts cortos más cortos que hemos visto jamás nos dejaron fantaseando a muchos de nosotros. Esta colección se refiere a la realidad de cómo se viste la gente y cómo juega con la subjetividad de la sensualidad.

"A veces escondemos nuestro trabajo del mundo exterior", explicó. "Pero, a veces, es bueno ver cómo se viste la gente en realidad, y la libertad que deberían tener". ¿Acaso está Miuccia poniéndose al día? Esta colección trata sobre la libertad. "Siempre existirá lo sexy, sea cual sea la empresa que elijas; es una de las razones por las que la gente se viste, pero no es la única, por supuesto", señaló. Hasta cuando Prada se pone sexy, todo es conscientemente muy al estilo de Prada: la combinación de la no combinación. Tops de chándal de nylon, vaqueros desgastados con silueta 'bootcut' como en los 90, americanas marrones y estampados caleidoscópicos: así es el sexo según Prada.

¿Dónde?
En un palacio de PVC. La sede de la oficina de prensa industrial de Prada estaba revestida con láminas de vinilo donde los invitados podían sentarse en reproducciones de los emblemáticos taburetes inflables del diseñador Verner Panton. Con el olor a formaldehído en el aire (posiblemente imaginario), Prada nos llevó de vuelta a la ciencia ficción de la década de los 60, preparándonos para su actualización en 2018.

¡Wow!
Prada describió su shorts súper cortos como "minifaldas para hombres". No teníamos la regla a mano, pero estamos seguros de que son los shorts más cortos que la pasarela masculina haya visto jamás. Además de los estampados florales psicodélicos, los cuellos y las americanas, estas minifaldas masculinas nos ofrecían un recuerdo lúdico de la revolución sexual que se vivió en los años 60. Para Mary Quant, fueron las chicas de la calle quienes inventaron la minifalda. Para Prada, ¿acaso fueron los chicos en 2018 los que estaban pidiendo su versión? Después del desfile, mientras algunos de los modelos se cubrían los muslos con abrigos, en el backstage surgían preguntas sobre la objetivación de los cuerpos masculinos y la libertad de vestirse como uno quiere en un mundo que ha vivido el movimiento #metoo. Estas son solo algunas de las preguntas que la pensadora, inconformista y poco convencional creadora quiere que nos hagamos.

Dejando atrás todo el mercado de la piel (humana) expuesta en desfile, Prada siguió jugando con los logos, pero, mientras muchos de sus compañeros de la industria no paran de hacerlos más y más grandes, ella los hace más pequeños. "Los logos son una tendencia, bromeo con ellos", aseguró. Puede que se burle, pero estas bromas nos dejan con muchas ganas de gastar. Siguiendo con la micro tendencia, cada look iba acompañado de un bolso con hebilla. Porque toda minifalda necesita un minibolso, pero para chicos.

Este artículo apareció originalmente en i-D US.