10 películas de los 90 que han inspirado la moda de 2016

Desde la bisutería y el exceso de las chicas Almodóvar, hasta el gorro de pesca y las gafas de cristales marrones de 'Miedo y asco en Las Vegas', esto es lo que se vuelve a llevar hoy.

|
abr. 11 2016, 9:05am

Fotograma 'Fuera de onda'

Resulta innegable que la década de los 90 se ha asentado ya como una de las principales referencias de las últimas colecciones. Empezó de una forma tímida sobre las pasarelas y ha terminado invadiendo las tiendas y ocupando gran parte de nuestro armario.

Hablamos de los pantalones de tiro alto, los plumas, los jerséis de colores vivos y las combinaciones de estampados que hace apenas unos meses nos hubieran parecido completamente escandalosas. Los 90 tuvieron, como cualquier otra época, un desarrollo en todas las disciplinas musicales que dejaron la indiscutible supremacía de la música grunge, aunque no fue lo único. 

El cine también desarrolló gran parte de una década convulsa en la que el mundo se pensó invencible. Por ello, te presentamos una selección de 10 películas que, además, dictaron las normas de estilo que ahora nos someten (aunque ni siquiera nos hayamos dado cuenta).

Tacones Lejanos (1991)
La película de Almodóvar protagonizada por Victoria Abril fue una de las primeras del director en las que el presupuesto ya era algo mayor que en las producciones ochenteras, y eso se nota en la elección del vestuario. Jerséis oversize, tacones de aguja, colores intensos, hombreras y mucha bisutería son solo algunos ejemplos de lo que lucía el elenco, que va desde Marisa Paredes a Bibiana Fernández.

El exceso y el dorado son dos de los pilares fundamentales del estilismo de esta película mítica, en la que los chicos optan por referencias a los rockers solo apreciables 25 años después del estreno.

Lee: Las 35 películas con más estilo de la historia
Lee: Las 12 mejores películas sobre jóvenes del cine español

Movida del 76 (1993)
Antes de ser el director de ese faraónico proyecto que fue Boyhood, Richard Linklater dirigió Movida del 76 (en inglés, Dazed and Confused). Todo un alegato a favor de la desidia adolescente que, además, refleja un estilo único. 

La moda va de revivals y los 90 fueron uno en toda regla de dos décadas anteriores, así que todo lo que se vio en las escenas de esta película llegó a la calle. Aunque para muchos los pantalones de tiro alto eran algo reservado para los mejores culos, el rollo hippie del personaje de Milla Jovovich si que se integró bien entre todos los públicos.

Éxtasis (1995)
El título de esta película de Mariano Barroso no puede ser más explícito. Lo que en ella marcó el look noventero es exactamente lo que se podía encontrar en el parking de una discoteca de la época: chaquetas tres cuartos de cuero, pendientes de quinqui y flequillos como los de los dos protagonistas masculinos, Javier Bardem y Daniel Guzmán. 

Y por si eso fuera poco, a esto hay que añadir corbatas anchas con dibujos imposibles y combinadas con camisas llamativas y vaqueros. Las chicas se dejaban convencer por las diademas anchas en el pelo, las faldas tobilleras y las camisetas de tirantes, que se mantuvieron años después entre las tribus más 'bakalas'.

Fuera de Onda (1995)
Si hay una película que ha marcado el pulso estilístico de los años 90, ha sido esta. La estética preppy de Alicia Silverstone y su séquito se ha mantenido a día de hoy, de nuevo, en propuestas como la de Moschino. Las supermodelos de la década lo llevaban, los anuncios míticos de Versace lo mostraban y esta película le daba vida: conjuntos de dos piezas con estampado tartán, siluetas súper marcadas e incluso leopardo para ir a clase. La película habrá envejecido mejor o peor, pero su influencia en la moda es innegable.

Jóvenes y Brujas (1996)
Además de ídolos adolescentes como Christina Ricci o el malogrado Skeet Ulrich, Jóvenes y brujas dejaba un legado de looks de instituto americano que ha llegado hasta hoy. Siempre de negro (recordemos que son brujas), estas jóvenes estudiantes se decidían todas las mañanas por combinar botas de caña alta y las blusas abiertas con las faldas tableadas de cuadros. Estas últimas se resisten a implantarse en el mainstream, pero por el momento sí lo han hecho definitivamente los crop tops, las gargantillas súper ajustadas o los tirantes. Y si no que se lo pregunten a Chloë Sevigny o a Charli XCX.

Tesis (1996)
Y si la anterior se centraba en el 'insti', la primera película de Alejandro Amenabar llegaba a la universidad. Ana Torrent, durante la investigación de las escabrosas cintas 'snuff' que vertebran la película, hacía un despliegue de gabardinas y abrigos largos sin parangón. Los zapatos y las camisas masculinas tampoco se quedaban atrás y se lucían con jerséis que bien podrían haber sido de su novio. Eduardo Noriega, por su parte, lucía el tiro de los pantalones bien arriba y su peinado se convirtió en uno de los más emblemáticos de la década en España volviendo ahora de nuevo a las cabezas.

Hola, ¿estás sola? (1996)
Silke fue una actriz que desapareció de la escena española hace ya muchos años por decisión propia pero en esta película marcó a toda una generación con sus jerséis con mangas trabadas a la altura de las manos que consiguieron horrorizar a todas las madres de los 90. El oversize de entonces se mantiene ahora y así lo hacen también las raíces en las melenas rubias como las que, con orgullo, lucía Candela Peña aquí. Las bambas blancas y los bolsos y mochilas de cuero nunca se fueron desde entonces.

Happiness (1998)
Los 2000 se acercaban y Todd Solondz, que no deja un solo detalle al azar, tampoco quiso dejar de reflejarlo en las opciones de estilismo de esta película. Lara Flynn Boyle muestra al mundo el minimalismo bien entendido de Calvin Klein que Calvin Klein Collection ha recuperado en sus últimas colecciones. Por si esto fuera poco prima el monocolor sobre los estampados. El color se utiliza como el vehículo que expresa las emociones de los protagonistas y en esta película tan amarga (a pesar de lo que diga el título) no había cabida para la estridencia.

Los Amantes del Círculo Polar (1998)
Najwa Nimri es, fue y será una de las estrellas mejor vestidas del star system español. Arriesgaba, acertaba y siempre ponía algo de su personalidad hipnótica en sus personajes. Si hay algo que hemos visto replicado hasta la saciedad ha sido el flequillo de Ana, su personaje, que se ha mantenido desde entonces prácticamente como una opción entre las chicas atormentadas.

Miedo y Asco en Las Vegas (1998)
La cinta de Terry Gillian cuenta la historia de un periodista alcohólico y drogadicto cuyo vestuario es todo un festival de colores y texturas. Aunque el uso de psicotrópicos por parte de los protagonistas dibuje un universo excéntrico y un tanto hortera, lo cierto es que hay elementos que se han mantenido eternamente y que vuelven ahora otra vez (pese a quien pese). El sombrero de pescador perenne con el que Johnny Depp cruza Las Vegas ya está aquí, las camisas hawaianas dejaron de ser propias de un vividor para entrar en todos los armarios (y ahí siguen) y las gafas con cristales de colores reaparecen tímidamente.

Recomendados


Texto Alberto Sisí
Imagen principal de Fuera de onda