la nueva generación de artistas del grafiti español

Durante años, muchos han considerado esta práctica un acto vandálico, pero los creativos emergentes están demostrando que el arte urbano es mucho más que pintura en una pared.

por Marian Garrido
|
16 Octubre 2015, 12:10pm

Imagen vía @mina_hamada

Ahora que Banksy -que hace pocos meses inauguraba su propio parque de atracciones, Dismaland- es uno de lo artistas más reconocidos y mejor cotizados, está claro que algo ha pasado con el mundo grafiti. Por ello, hemos querido hablar con algunos de los nuevos talentos del arte urbano y repasamos la situación en nuestro país.

Seguro que a los que conocéis la historia de Mr Brainwash, no os habrá dejado indiferentes. Hablamos de ese artista callejero que se dio a conocer, precisamente, a través del documental perpetrado por Banksy. ¿Es un timo? ¿Una estafa? Está claro que si no entramos en los valores artísticos de su obra, la rentabilidad que le ha sabido sacar es encomiable.

Imagen vía @chanelleomalley8

Una cosa es segura: desde hace ya una década, el grafiti y el arte urbano en general están experimentando un auge de popularidad. No solo en las calles; recordemos el montón de libros que han surgido dedicados a ello y toda la escena que se ha centrado particularmente en Barcelona.

Se podría decir que en España no acaba de verse del todo bien. Episodios como la ley de tolerancia cero en la ciudad condal, trajeron consigo un declive en un momento donde estaba en el top mundial de lugares favoritos de los artistas callejeros. 

Imagen vía @esteveperez89

A pesar de las políticas de ordenanza cívica, sabemos que algo está cambiando de cara al panorama artístico y, poco a poco, vemos como esta modalidad se cuela en las galerías, ferias de arte y se reivindica como una expresión lícita (y vendible). 

El asunto, sin embargo, continúa levantando ampollas y opiniones enfrentadas del propio mundillo, pero podemos asegurar que la escena nacional (quizás precisamente por los apoyos que se están recibiendo) está más viva y colorida que nunca.

Imagen vía @sandy.fiocchetti

Precisamente Tayone, que está considerado como uno de los artistas más interesantes del panorama, nos contaba lo particular del asunto: "Muchos grafiteros se ven en la necesidad de "elevar" su práctica a la categoría de arte tal y como lo entiende el mercado, pero eso no es nada nuevo".

Una vertiente de su trabajo está ahora mismo expuesta en la librería Fatbottom Books de Barcelona; también ha participado en exposiciones colectivas en el MARCO de Vigo y recientemente ha hecho un mural para el centro La Escocesa, donde traslada su imaginario digital a la pintura.

Imagen vía @mina_hamada

En ese mismo lugar nos encontramos, disfrutando de una residencia artística, con dos artistas de referencia; Zosen y Mina Hamada. Ambos cultivan un estilo muy reconocible donde reina el color y, juntos, han viajado por todo el mundo a modo de dúo artístico, combinando tanto su trabajo en la calle y el expositivo como dando charlas sobre su trabajo.

Además, no tocan solo el formato mural: hacen desde prints a vídeo y puede que este sea quizás la diferencia principal en comparacion a los grafiteros de hace una década. Zosen además ha pertenecido al mítico colectivo ONG y es el responsable de la marca de ropa Animal Bandido. Lo último que hemos sabido de ellos es que han estado haciendo un mural en el espacio Montana de la feria de arte Swab en Barcelona.

Imagen vía @zosenbandido

Siguiendo el recuento por la que parece seguir siendo la capital del grafiti en nuestro país, encontramos a Pau Sampera; el ejemplo perfecto que ilustra el cambio que está viviendo el arte urbano. Él lo tiene claro: el grafiti es mucho más que pintura sobre una pared; hablamos de una serie de dinámicas con el entorno que lo definen. Con su trabajo intenta hablar de ello, pero prefiere definirse como artista visual cuando su trabajo se desarrolla en una galería.

Imagen vía @associationdidees

El trabajo de Pau tiene además la particularidad de que seguramente es el mejor exponente del fenómeno post-grafiti en España, haciendo que tome una dimensión física y un importante poso conceptual. Su última exposición ha sido en la Feria Estampa, donde comparte espacio con otro de los nombres que más suenan; Pejac.

Imagen vía @francesca.zoni

También en Madrid encontramos ejemplos del resultado que se obtiene de saltar del grafiti a la escultura; NANO4814 lleva tiempo desarrollando sus excelentes piezas de globos, expuestas en lugares como el Espacio Frágil comisariado por Cristina Anglada, a la par de pinturas y grafismos.

Imagen vía @miedoasalirdenoche

Es además parte del estudio Noviciado 9, donde encontramos a gente tan destacada como ElTono -quien trabaja con la galería Slowtrack y este verano ha dejado su huella en varias fachadas de Madrid- o 3ttman, que también tiene piezas escultóricas. Los tres son clásicos de la vertiente expositiva del Festival Villamanuela.

Imagen vía @eltonogram

Finalizamos con Nuria Mora, que también está vinculada a este estudio en el centro de Madrid. Hemos visto su trabajo reciente en la Casa del Lector de Matadero Madrid. Esta artista además de una trayectoria vinculada al grafiti y al muralismo, es capaz de poner en práctica un universo propio en todas las disciplinas y materiales que se le crucen.

Imagen cortesía de Nuria Mora. Fotografía Alberto De Pedro

Recomendados


Texto Marian Garrido

Tagged:
Graffiti
Cultură
tayone
Zosen
Eltono
pau sampera
Mina Hamada
Nuria Mora
marian garrido
3ttman
barcelona madrid
nano4814