Awful Records, Atlanta

este fotógrafo reveló 10.000 fotos de cámaras que había enviado por todo el mundo

'Diary of Disposables', de Jamaal Davies, es una narrativa visual compartida que refleja diversas vidas, incluyendo la del equipo de Awful Records, en Atlanta, y la de sus tías de África Occidental.

por J.L. Sirisuk; traducido por Eva Cañada
|
20 Febrero 2018, 9:41am

Awful Records, Atlanta

La cabeza de un maniquí sobre una mesa en Chicago, algodón de azúcar rosa en Abu Dhabi, un MC enmascarado en un escenario de Londres... Las imágenes contenidas en Diary of Disposables (Diario de cámaras desechables) ofrecen una narrativa visual que traspasa fronteras y culturas. Los diversos álbumes de fotos del sitio web de estilo documental son ventanas que se abren para mostrar las eclécticas vidas de creativos individuales de todo el mundo, desde Suecia a Tailandia, pasando por Inglaterra y Sierra Leona. En 2015, en el sótano del apartamento de su tía en Washington D.C., Jamaal Davies empezó a enviar cámaras desechables a personalidades creativas de diversos rincones del mundo con unas sencillas instrucciones: que documentaran sus vidas durante siete días y devolvieran el carrete para que él pudiera compartir las fotos en su sitio web.

“Todas las historias son bastante especiales para mí", dice Davies a i-D. Trabaja como cámara y fotógrafo y actualmente vive en Nueva York, mientras su socio creativo Nosidam, músico y DJ, dirige la oficina de Chicago. “Pienso en cómo conocí a esas personas o en cómo me puse en contacto con ellas. Cada conjunto de fotografías posee una historia diferente, es algo realmente bello. Todos ellos son únicos a su propia manera". Tras revelar más de 10.000 imágenes en un período de tres años, Davies ha conseguido reflejar un colorido grupo de individuos incluyendo DJs, músicos y fotógrafos de diversas edades y culturas, todos ellos resilientes soñadores que compartieron instantáneas de sus vidas. Creativos como Ashani, Lloyd Foster, Vicky Grout y CJ Harvey han contribuido en el proyecto, mientras que personalidades de la talla de Mick Jenkins y Young M.A. han sido capturados a través de una lente siempre cambiante.

Lloyd Foster, Sierra Leona

¿Cómo empezó este proyecto?
Mi tía tenía una galería en D.C. y yo trabajaba allí. En aquella época estaba realmente metido en la fotografía. Gran parte de mi familia estaba en Guyana. Procedo de África Occidental, así que tengo familia por toda la zona. Sentía curiosidad. Me preguntaba qué estarían haciendo mis amigos. Yo estaba en la galería, no cobraba demasiado y recuerdo que cuando recibí mi primer sueldo compré diez cámaras y las envié por correo. Quería saber qué estaba haciendo la gente en el mundo.

Nosidam, SXSW

¿A quién enviaste las primeras cámaras?
Las primeras diez cámaras se las envié a un colega que trabajaba como DJ y asistía a la Universidad de Nueva York, y a otro colega que estaba trabajando en una galería de arte en Chicago. Una de ellas fue a la India y envié otra a Guyana. Me ponía en contacto con gente que sabía que viajaba bastante. Inicialmente, quería ser yo quien viajara y visitara todos esos lugares, pero eso no era posible. Así que daba instrucciones a la gente. Pensaba, "Si reparto cámaras entre las personas, no sé si sabrán qué hacer". Así que escribí unas instrucciones y fui a un fabricante de etiquetas. Empecé a etiquetar las cámaras y a empaquetarlas y después no sucedía nada. Yo pensaba, "¿Por qué no pasa nada?". En aquel momento estaba viviendo con la familia y un día, cuando volví, mi madre me dijo, "Hay 10 cámaras en la puerta principal para ti".

Mike, Hong Kong

Cuando revelaste por primera vez la película de las cámaras desechables, ¿cómo fue repasar las fotos?
Fue una sensación alucinante. Fue uno de los momentos más felices de mi vida. Soy fotógrafo, así que sé revelar negativos. He estado en un cuarto oscuro y ese proceso es tan emocionante que probablemente esté entre las cinco cosas que más me hacen feliz en el mundo. Pero cuando revelo el carrete de otra persona, es literalmente como si reviviera su historia, como si reviviera su viaje durante los últimos siete días. Poder transmitir esa emoción y devolver las fotos, ser la persona que las publica... Es una sensación indescriptible.

Galicia, Sora Magazine

Creo que es importante mirar más allá de las fronteras para encontrar las conexiones que existen en todo el mundo. En términos de este proyecto, ¿qué opinas sobre su importancia a la hora de desvelar historias?
Creo que obtuve un montón de reacciones negativas al principio porque obviamente muchas personas hacen cosas específicamente con cámaras desechables. Quiero decir, que esto se ha hecho siempre, pero creo que la naturaleza orgánica del proyecto es bastante pura. He entregado cámaras a mis tías, que tienen cuarenta y pico años y cuando vuelven a nuestro país natal con ellas se divierten tanto como un adolescente en un skate park. Algunas personas me han dicho, "Toqué esta cámara y ahora me has inspirado para iniciarme en la fotografía", o "Esto me ha inspirado para empezar a pintar otra vez”.

Bryan Allen Lamb, Chicago

¿Ha habido alguna vez imágenes que fueran demasiado salvajes o provocativas para publicarlas, o lo compartes todo?
Nunca hemos recibido nada ofensivo, pero sí hemos recibido desnudos. Alguna vez nos han enviado fotos de armas. Hemos recibido cosas bastante extrañas, pero son estilos de vida diferentes, ya sabes. Si eso es lo que vas a fotografiar, si eso es lo que ves todos los días, ¿quién soy yo para controlar eso? Si Instagram desea eliminar esa foto o si un sitio web lo quiere denunciar pues que así sea, pero yo lo voy a mostrar tal cual me llegó: crudo y orgánico.

Leah Solomon, Eritrea

Cada uno de los álbumes es como un capítulo en sí mismo. ¿Qué impresión te merece la narrativa que has construido hasta el momento?
Todo gira en torno a las historias y esta es una plataforma para que la gente cuente sus historias. Si no entregara estas cámaras a mis primos pequeños en África y Guyana, nadie podría saber lo que están haciendo, pero ellos también son importantes. Están haciendo algunas cosas realmente geniales, como construir skate parks en África Oriental y eso mola de la hostia. Creo que el mundo necesita saberlo, no porque sea algo guay, sino porque molaría ayudarles, ofrezcamos donaciones, hagamos que se convierta en realidad, vamos a echarles una mano. Quiero que esto sea como una plataforma de red. Si te interesa algo, comunícate con esa persona, nosotros os pondremos en contacto. No se trata de cuántos seguidores tienes en Instagram o cuánta gente conoces. En serio, si estás haciendo algo que mola y crees que el mundo debe conocerlo, publiquémoslo, mostrémoslo al mundo.

diaryofdisposables.us

Syd Lomax, California
Haymei Tesfaye, Etiopía
Deeper Band, Chicago
Vicky Grout, Londres
Mark Custer, Nueva York
Tagged:
Noticias
Destacados
diary of disposables
jamaal davies