el arte de ponerse guapo en 2015

Arreglarse para los chicos significa mucho más que hacerse un moño e intentar conseguir llevarse a una chica a la cama. El editor de moda Dan Jones explora lo que es ser un hombre moderno corriente en su nuevo libro.

por i-D Staff y James Anderson
|
23 Octubre 2015, 10:40am

Síguenos en Facebook para estar al día de todas las noticias de moda y cultura joven

Si hay alguien que sabe un par de cosas sobre acicalamiento y estilo masculino, ése es Dan Jones. Hace muchos años fue editor comercial de i-D, antes de unirse al equipo de Time Out como editor comercial y de estilo y luego pasarse a ASOS para convertirse en el editor jefe de moda masculina, ganándose al mismo tiempo una merecida reputación como uno de los tipos más majos en el negocio de la moda.

Actualmente escribe para varias publicaciones y asesora a marcas como Lee, y también ha estado muy ocupado últimamente con la creación de Man Made: The Art of Male Grooming, un nuevo libro que trata todos los pormenores de la coquetería moderna en la era llena de complejos y selfies en la que vivimos.

Repleto de consejos y recomendaciones sobre cortes y cuidados de pelo, cuidado de la barba, zapatos, ropa, vitaminas, productos faciales, condición física e incluso sobre cómo afeitarte tus partes pudientes, el libro es la guía perfecta para todos los hombres que disfrutan mirándose al espejo, y eso incluye tanto a adolescentes llenos de espinillas como a maduritos modernos y bien envejecidos.

¿Te despertaste un día de repente y te diste cuenta de que te habías convertido en un experto en ponerse guapo o fue más bien un proceso gradual de prueba y error?
Podríamos decir que fue un resultado de pasarme la vida haciendo las cosas mal. A los 14 años era horroroso. Tenía acné, una monoceja y llevaba aparato en los dientes y el pelo afro con brillantina. A los 15, me cepillaba mi pelo ondulado hacia atrás, formando los que parecía una colmena enredada de pelo... 

Estaba loco por B-52s y luego intenté los moñitos bantú al estilo de Bjork con un tinte de pelo azul eléctrico. Más tarde, cuando me convertí en editor de revistas, intenté y probé todo tipo de cosas, así que mi libro está lleno de consejos que puedo dar tras haber vivido los altibajos del proceso de engalanarme. He pasado por algunas de las peores experiencias, así que tú te las podrías ahorrar.

¿Qué es lo que te llevo a crear este libro?
Tenía la sensación de que los consejos para el aseo masculino han quedado anticuados y son un poco aburridos y extrañamente orientado al sexo. Todo gira alrededor de cómo te puedes llevar una chica a la cama o de lo que molan los moños en los hombres, intentando al mismo tiempo hacerte conseguir una imagen casi inalcanzable que deja a la mayoría de los chicos desanimados. 

Con esto no quiero decir que no juegue con todas esas ideas en el libro, pero quería ofrecer unos consejos sinceros que espero que se acerquen más a una representación de lo que es ser un tipo moderno normal hoy en día, con pelo en zonas extrañas, la cara un poco torcida y unos pezones unos cinco centímetros por debajo de lo normal.

¿Cuánto tiempo pasas al día arreglándote?
Me gusta pensar que he conseguido crear una especie de arte y consigo hacer la mayor parte de todo lo que tengo que hacer en la ducha. Lavarte la cara con un suave masaje durante unos 30 segundos con un gel o tu exfoliador facial semanal ya marca la diferencia. Por lo demás, solo utilizo un hidratante, un poco de cera para el pelo y me peino la barba con mi peine de Obama, que me hace pensar cómo sería ser la mitad de cool que él.

¿Hay alguna pauta en el aseo masculino que deberíamos dejar fuera sea como sea, o nos encontramos en un terreno donde "todo vale"?Definitivamente. Nos encontramos en unos tiempos donde todo vale. No hagas caso de esos artículos llamativos que te intentan hacer creer otra cosa, como si estuvieran trazando una especie de ley arcaica del aseo. No te compliques, invierte en unos cuantos productos de calidad, come bien y bebe mucha agua. No es ninguna ciencia espacial.

Estos días nos encontramos con un montón de chicos que llevan las cejas muy depiladas. ¿Qué opinión tiene Jones sobre esto?
Tengo que hacer una confesión. Me estuve depilando mi monoceja durante unos años cuando era adolescente, y me alegro de poder decir que ahora tengo dos cejas de forma permanente en lugar de una. No soy fan de las cejas muy depiladas, y resulta muy difícil arreglártelas tú mismo sin acabar pareciendo una muñeca hinchable. Pero si te hace feliz, hazlo.

Las barbas y los tupés han empezado a proliferar en los últimos años... pero ¿ya nos hemos cansado de ellos?
Yo llevo barba, y sí, a veces me aburro de ella. Y tampoco es un mito lo de que puedes encontrar cosas en ella, como miguitas de pan y restos de salsa, pero me gusta ver cómo las barbas y los tupés se han convertido en los últimos años en parte de la rutina del aseo masculino. Ha animado a muchos hombres a ser mucho más creativos con su aspecto, y eso es algo bueno.

Man Made ofrece consejos sobre afeitarse los huevos. ¿Alguna vez has tenido un triste accidente en tus zonas inferiores al pasarte una cuchilla de afeitar? ¿Cuál es el secreto para evitar traumatizar los testículos y derramar lágrimas?
No te afeites las pelotas. ¿Por qué querrías pasarte una maquinilla de afeitar por los huevos? Si lo piensas durante poco más de unos segundos, es una locura. Yo lo he intentado, por motivos de investigación, y es mucho más que una maniobra delicada. Necesitas una maquinilla de afeitar extremadamente afilada, los mejores productos, un baño posterior y la mano de un cirujano plástico. Además, es una sensación extraña. ¿Sabes cuando eres niño y le bajas los pantalones a Action Man y no hay nada ahí? Pues es como eso.

Ahora que vivimos en unos tiempos sin diferencia de géneros, ¿no debería el libro ofrecer también consejos sobre cómo aplicar pintalabios y rímel para los hombres modernos de la ciudad?
¡Tienes razón! Por desgracia, no he tratado el maquillaje en sí en el libro. No es un tema que domine, aunque siempre he pensado que el pintalabios Pirate de Chanel me quedaría de lujo.

¿A quién citarías como buenos ejemplos de hombres con estilo y bien arreglados?
Me encanta David Lynch. Es elegante y atractivo, con un magnífico estilo propio, oscuro, con trajes deconstruidos y un pelo gris plata a lo Cabeza borradora. El modelo de los 90 Tony Ward, el antiguo novio de Madonna, es maravilloso, y tiene la segunda mejor colección de tatuajes del mundo. El primer puesto es obviamente para Adam Goldberg. 

Por otra parte, el fotógrafo neoyorquino Karl-Edwin Guerre siempre parece considerado y confiado con un toque de bicho raro a lo Willy Wonka, y suelo fijarme en el último atuendo de Nick Wooster cuando se prepara para la semana de la moda.

La gente que siga los consejos de tu libro, ¿tendrá más posibilidades de ligar?
¡Sí! No hay nada ni nadie que no pueda mejorarse con un poco de agua y jabón. En caso de duda, siempre ponlo bajo agua, eso es lo que siempre suelo decir.

¿En qué vas a trabajar próximamente?
En mis abdominales, los vi una vez cuando tenía apenas 20 años, tras sufrir una gripe estomacal durante una semana. Me encantaría volver a encontrarme con ellos.

Man Made: The Art of Male Grooming está editado por Hardie Grant Books

Tagged:
Entrevistas
Libros
Noticias
masculino
hombre
dan jones