¿por qué a tanta gente le incomoda el arte de stephanie sarley?

Conoce a la autora de la controvertida serie 'Fruit Fingering'.

por Tish Weinstock
|
22 Agosto 2016, 6:40am

"Curiosidad", "entusiasmo" y "humor" son las tres palabras que le vienen a la mente a Stephanie Sarley cuando describe su propia obra, pero lo cierto es que su última serie ha provocado emociones mucho más complejas, desde miedo y repulsión hasta un deseo fetichista desenfrenado. 

La obra a la que nos referimos es Fruit Fingering, una serie de imágenes y vídeos en la que vemos como una mano frota suavemente un fruto maduro para acabar introduciéndole los dedos. Cuando empezó a publicar su trabajo en Instagram —en particular, un vídeo con una naranja roja—, su número de seguidores se disparó hasta superar los 100.000, pero en poco tiempo la gente se empezó a apropiar del mismo y a convertirlo en 'memes' absurdos y obscenos.

Cuando la artista informó de esto a Instagram, la organización deshabilitó su cuenta y eliminó su trabajo por completo, pero ¿por qué? La red social asegura que es un "contenido sexual" a pesar de que lo único que veíamos era una serie de frutas (sí, de esas que comemos a diario y hay por todas partes).

Además de las cuestiones relativas a la censura, Stephanie quiere defender su trabajo de aquellos que niegan que lo que ella hace es arte. "No veo por qué tengo que estar defendiendo continuamente que mi trabajo es arte por el simple hecho de que es moderno o tiene una naturaleza sexual. ¿Desde cuándo el arte ha dejado de estar ligado al mundo del sexo?", asegura esta artista e ilustradora de 27 años.

Todas estas cuestiones dicen mucho sobre el sexismo latente que vive nuestra sociedad y la obsesión que gira en torno a la imagen, sobre todo cuando se trata de la expresión de la sexualidad femenina. De eso mismo es de lo que trata Fruit Fingering: de empoderar la sexualidad femenina en lugar de reprimirla.

Ese sentimiento es algo que inunda toda la obra de Sarley, desde la surrealista Crotch Monsters, —una serie de dibujos antropomorfos del órgano sexual femenino— hasta Orcunts, que consiste en varias representaciones de vulvas como si de flores se trataran. Ahora, hablamos con la artista sobre su personal punto de vista del arte, la censura y acerca de por qué su trabajo incomoda a tanta gente.

Cuéntanos un poco sobre de ti y el lugar donde te criaste.
Nací y crecí en una familia de artistas en Berkeley (California). Cuando estaba en bachillerato, me gustaba ir a exposiciones locales de arte y conciertos punk. Me llevaba el cuaderno de dibujo a todas partes y pasaba mucho tiempo en el estudio de arte cuando me saltaba clases.

¿En qué se inspira tu trabajo?
Me inspira el amor y el deseo sexual. La igualdad de la mujer y la fluidez de género son puntos muy importantes dentro de mi obra, así como también la diversidad y la aceptación del cuerpo, el surrealismo y lo absurdo.

¿Qué historia se esconde tras Fruit Fingering?
Un día me compré unas cuantas naranjas rojas para comérmelas y sacarles fotos. Una vez en casa con mi novio, partí uno por la mitad y sentí el impulso de grabarlo. Publiqué el primer vídeo en Instagram a finales de diciembre de 2015 y el crítico de arte Jerry Saltz comentó: "Eres. Una. Genio". Sin embargo, fue el segundo vídeo que publiqué el que se hizo viral. Se convirtió en un 'meme' y fue ahí que cuando empezaron los problemas de violación de derechos de autor y las cuestiones de censura con Instagram.

¿Por qué crees que Fruit Fingering incomoda tanto a la gente?
Creo que es porque las vaginas incomodan a la gente, y mis obras son representaciones surrealistas de vulvas y vaginas. Enfrento la incomodidad con mi arte. Creo que es una emoción que es necesario evocar para que las personas cambien su forma de pensar. La gente se enfada mucho y, en el peor de los casos, incluso pone de manifiesto el sexismo, la homofobia y las amenazas de violencia. ¡Y eso que solo hablan de fruta! Pero también hay mucha apreciación, risas y agradecimientos.

¿Cómo crees que tu obra puede transmitir un mensaje sobre el empoderamiento femenino?
Al humanizar la vagina, lo que hago es librarla de todos los estigmas. Se trata de una perspectiva completa femenina acerca del sexo y la exploración sexual.

¿Qué nos dicen las restricciones que hace Instagram en tu trabajo acerca de la forma en la que la sociedad ve a las mujeres?
También nos dicen mucho sobre como la sociedad ve el arte y sobre la tolerancia de la censura del mismo. Veo artistas que censuran sus obras para que sean aptas en Instagram y creo que eso es algo que no deberían hacer, porque es como tirar la toalla y reafirmar que está bien censurar el arte. Instagram tiene muchas políticas muy rígidas y absurdas a la hora de juzgar lo que es arte. He visto cómo han eliminado perfiles de muchos otros artistas por tener "contenido sexual". Sé que el cuerpo femenino está mucho más censurado que el masculino y me molesta que los hombres puedan enseñar el pecho y las mujeres no. ¿Qué nos dice eso acerca de la manera en que la gente ve la sexualidad masculina?

@stephanie_sarley

Tagged:
Instagram
Entrevistas
Feminismo
Cultură
Stephanie Sarley