Publicidad

lo mejor del cine en 2014

Celebramos los mejores momentos que han ocurrido en la gran pantalla durante 2014

por i-D Team y Colin Crummy
|
05 Enero 2015, 5:09pm

Stacey Martin

1. El discurso de Lupita Nyong'o en los Oscar
La nueva sensación de la pantalla grande Lupita Nyong'o dio una lección de cómo ganar un premio. Fue la ganadora de la alfombra roja de los Oscar con un look inspirado en Elizabeth Taylor y en su herencia keniata: un espectacular vestido celeste de Prada (ella y su estilista colaboraron en el diseño). Trajo a su hermano como su +1 y su discurso de aceptación por el Oscar a la mejor actriz de reparto por su papel en 12 Years A Slave fue una clase de elocuencia y dignidad. 12 meses más tarde, el rol de Patsey en la épica cinta de esclavitud de Steve McQueen sigue siendo único. Lo siguiente: La guerra de las galaxias.

2. Julianne Moore se volvió loca en Map to the Stars
La película de David Cronenberg Map to the Stars (todavía no estrenada en España) critica los líos de Hollywood: un chico malcriado tipo Bieber, sus escalofriantes padres new age y su extraña hermana Agatha [Mia Wasikowska] viven como recaderos de la estrella en decadencia Havana Segrand [Julianne Moore]. Moore nos da una descomunal lección de interpretación en Map to The Stars. En un momento de la película, cuando la muerte de un chico hace que Segrand obtenga un papel, alegremente canta 'Na Na Hey Hey Kiss Him Goodbye'. ¡Así es el negocio de la fama!

3. Stacy Martin follando con Shia LaBeouf en Nymphomaniac
Dada la reputación del director Lars Von Trier sobre cómo trabaja con sus actores en el set, protagonizar una obra de cuatro horas que gira en torno al sexo requiere de mucho valor. Pero la modelo británica de 22 años Stacy Martin lo hace (también con muchos hombres) interpretando a Joe, la novata adicta al sexo en Nymphomaniac. La escena de sexo donde Joe pierde su virginidad con Jerome [Shia LaBeouf] involucraba a Martin en un montaje muy peculiar: primero unos actores porno alemanes rodaron la primera toma, que más tarde fue imitada por los actores.

4. Oscar Isaac habitando Inside Llewyn Davis
La interpretación de Oscar Isaac del susceptible y melancólico cantante de folk que vivía en la zona más fea del Greenwich Village en 1961 es tan rica en maticez que al final de la película no sabes si el tipo te cae bien o no. Eso es exactamente lo que los hermanos Coen querían.

5. The Grand Budapest Hotel es estéticamente sublime
La paleta de rosas de The Grand Budapest Hotel fue el alojamiento perfecto para la imaginación de Wes Anderson. Bueno, en realidad todo alrededor de la excéntrica aventura europea de Anderson resultó ser un festín visual, ya que el director evocó el viejo mundo con exquisito detalle. Los mejores ejemplos: el periódico ficticio del estado ficticio de Zumbrowka, el Trans Alpine Yodel, fue usado muchas veces para ilustrar puntos de la trama. Anderson escribió todas los artículos de primera plana, incluyendo algunos que ni siquiera se pueden ver. A eso se le llama dedicación.

6. Scarlett Johansson se va de compras en Under the Skin
Hay muchos momentos lokis que resaltan en la aclamada y totalmente loki adaptación de Jonathan Glazer de la igualmente novela loki de Michael Faber. Under the Skin se pone más y más rara cuanto más se sumerge en el mundo de su protagonista alienígena, interpretada por Scarlett Johansson. Sin embargo, hay algo ordinariamente extraño en la escena de inicio donde anda cazando a un hombre en el centro comercial de Glasgow mientras escucha conversaciones típicas sobre bronceadores y maquillaje.

7. Jack O'Connell en Starred Up
Ha sido un gran año para Jack O'Connell, actor de Skins. El inglés le dio un nuevo significado a "triple amenaza" con sus interpretaciones en el drama presidiario Starred Up, el thriller político '71 y en Unbroken, la última película de Angelina Jolie. La escena de Starred Up donde muestra sus dientes y hace señas a la brigada antidisturbios en su celda de 6x4 fue visceralmente deslumbrante. También esos tatuajes de adolescente que tiene le fueron muy útiles.

8. Siri rompió nuestro corazón en Her
Her de Spike Jonze hizo que Joaquin Phoenix se enamorara de Samantha, el sistema operativo con la voz de Scarlett Johansson. Pero Theodore tampoco era capaz de abandonar su fallido matrimonio. En un momento del filme, Theo le dice a Samantha: "Hay algo maravilloso en compartir tu vida con alguien". La pobre no puede compartir nada. Una película de amor que hará que te borres el Tinder.

9. Boyhood se tomó su tiempo
Esperas que algo realmente malo le vaya a pasar a Mason Jr, el chico al que seguimos a través de su infancia en Boyhood, pero nada catastrófico pasa en el experimento de 12 años de Richard Linklater. Lo único que pasas es la vida misma. Cuando Mason va a la universidad casi al final de la película, su madre [Patricia Arquette] se muere de pena al ver a su pequeño ya crecido. Al leerlo suena empalagoso; en la práctica, Linklater transmite la abrumadora sensación de que lo que acabas de presenciar es simplemente el paso del tiempo. Y eso es una catástrofe en sí misma.

10. The Badadook estuvo mas rara que Freud
En esta película de aclamado horror retro, la directora australiana Jennifer Kent nos da escalofríos con su trama psicológica y una infernal relación madre-hijo que el mismo Freud hubiera aprobado. Madre viuda reciente, Amelia tiene que lidiar con la conducta errática de su joven hijo Samuel, que cree que el horrible cuento de Mister Badadook les está acechando. La escena donde Samuel llega a la habitación de Amelia, despierto por el sonido de su madre masturbándose, gana sin lugar a dudas el premio al emoji del cerdito del Whatsapp cubriéndose los ojos.

Recomendados


Texto Colin Crummy
Fotografía Katja Rahlwes
Estilismo Cathy Kasterine
[The Q+A Issue, No. 324, primavera 2013]

Tagged:
Cultura
Stacy Martin